El Economista - 70 años
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 21°C
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 21°C
Elecciones

La extrema derecha vuelve al poder en Italia más de 70 años después

Italia tendría su gobierno más derechista desde la Segunda Guerra mientras que Meloni sería la primera mujer en convertirse en primera ministra

Meloni tiene una clara agenda antiizquierda que incluye proteger a Italia de la inmigración y renegociar varios tratados internacionales
Meloni tiene una clara agenda antiizquierda que incluye proteger a Italia de la inmigración y renegociar varios tratados internacionales
Damián Cichero Damián Cichero 25-09-2022
Compartir

En unas históricas elecciones generales, las primeras llevadas a cabo en el otoño italiano en más de un siglo, la extrema derecha obtuvo un contundente triunfo.

Aunque aun faltaba para los resultados finales, la alianza de derecha, liderada por el partido Hermanos de Italia, de Giorgia Meloni, parecía alcanzar la victoria, tal como lo anticipaban los sondeos.

Según la emisora estatal RAI, la alianza de derecha, que también incluye a la Liga, de Matteo Salvini, y al partido Forza Italia, de Silvio Berlusconi, ganó entre el 41% y 45% de los escaños, suficiente para garantizarse el control de ambas cámaras del Parlamento.

La alianza ganaría entre 227 y 257 de los 400 escaños en la Cámara Baja, y entre 111 y 131 de los 200 escaños en el Senado.

En este sentido, el centro de estudios italianos CISE explicó que “según los sondeos a pie de urna se trata de un resultado histórico. La coalición de derechas obtendría el mayor porcentaje en votos jamás registrado por partidos de derecha en la historia de Europa occidental desde 1945 hasta hoy”.

Así, si los resultados se confirman, Italia tendría su gobierno más derechista desde la Segunda Guerra Mundial, mientras que Meloni sería la primera mujer en convertirse en primera ministra en toda la historia del país. 

Meloni tiene una clara agenda antiizquierda que incluye proteger a Italia de la inmigración y renegociar varios tratados internacionales, aunque no buscaría una salida de la Unión Europea. Además, también son conocidas su postura “anti-aborto” y sus duras críticas hacia la comunidad LGTB.

En el caso del partido de Meloni, que en 2018 apenas obtuvo el 4% de los votos, habría liderado las elecciones con entre el 22% y el 26%. Además, en lo que respecta a la derecha, la Liga lograría entre el 8,5% y el 12,5% y Fuerza Italia alcanzaría del 6% al 8%. 

Por otra parte, en la izquierda, el Partido Democrático, de Enrico Letta, tuvo que conformarse con aproximadamente el 19%, por debajo del 20% que esperaba, seguido por el Movimiento 5 Estrellas (13,5%-17,5%) y el Tercer Polo (6,5%-8,5%).

Uno de los primeros mandatarios en felicitar a Meloni fue el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, quien ve cómo suma un nuevo aliado en el Viejo Continente: "En estos tiempos difíciles, necesitamos más que nunca amigos que compartan una visión y un enfoque comunes de los desafíos de Europa".

Por otra parte, el malestar de los italianos con la política no solo pudo verse reflejado en el triunfo de la extrema derecha, ya que, pese a que más de 50 millones de italianos estaban llamados a las urnas, la participación electoral fue solo del 63,79% frente al 73,19% de hace cuatro años, situándose en su nivel más bajo de la historia de la democracia en Italia. 

Más allá del triunfo de la derecha, Meloni no asumirá hasta después del 13 de octubre, cuando el presidente Sergio Mattarella convoque a los líderes de los partidos para formar un nuevo gobierno, que será el número 70 de Italia desde 1946.

El futuro de Draghi y Mattarella

El actual primer ministro, Mario Draghi, quien lideró a su país durante la pandemia del coronavirus, debió presentar su renuncia este año cuando varios partidos de su gobierno de coalición le retiraron su apoyo.

Los analistas creen que se alejará de la política italiana y muchos no descartan una futura candidatura a los cargos de presidente de la Comisión Europea, del Consejo Europeo o de secretario general de la OTAN, que quedarán vacantes previsiblemente en el periodo 2023-24. 

Por su parte, el presidente Mattarella, que fue reelegido en enero, es posible que decida dar un paso al costado. 

Mattarella, de 81 años, había anunciado el año pasado su intención de retirarse. Pero, ante la incapacidad de los partidos de consensuar otra alternativa, decidió continuar en el cargo. 

Por ello, se cree que seguirá los pasos de su antecesor, Giorgio Napolitano, que también aceptó un segundo mandato en circunstancias parecidas y presentó su dimisión irrevocable por motivos de edad un año y medio después. En este caso, tampoco se descarta que sea el propio Draghi quien lo remplace. 

  • El nuevo gobierno asumirá después del 13 de octubre y será el número 70 desde 1946.
  • Giorgia Meloni se convertirá en la primera mujer en asumir como primera ministra en toda la historia del país.  
  • La participación electoral fue del 63,79%, la cifra más baja en toda la historia de la democracia Italia.

***

El video de Meloni con los melones

En las últimas horas fue muy comentado un video surrealista de Meloni quien, pare evitar hacer proseltismo explícito (por la veda), se mostró con dos melones (sí, melonis en italiano). "25 de septiembre: lo he dicho todo", dijo la ahora vencedora.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés