El Economista - 73 años
Versión digital

dom 14 Jul

BUE 9°C
Guerras

Joe Biden, muy firme junto a Ucrania, pero crítico de Israel

El mandatario, que dejó en claro que no comparte muchas de las estrategias que Israel está aplicando en Gaza, presionó al Capitolio de EE.UU. para aprobar un nuevo paquete de ayuda para Kiev.

Joe Biden, muy firme junto a Ucrania, pero crítico de Israel
12 diciembre de 2023

Al igual que sucede con la guerra en Ucrania, el conflicto en la Franja de Gaza comienza a extenderse en el tiempo. Sin embargo, mientras que el apoyo de Joe Biden para Kiev continúa firme, con Israel no estaría sucediendo lo mismo.

Este martes, el Presidente de Estados Unidos dijo que Israel está perdiendo apoyo por su bombardeo "indiscriminado" y que Benjamin Netanyahu debería cambiar su gobierno de línea dura.

Sin dudas, los comentarios que el líder demócrata realizó durante un encuentro con donantes para su campaña de reelección en 2024 fueron los más duros contra Israel desde que el país fuera atacado el pasado 7 de octubre.

"La seguridad de Israel puede depender de Estados Unidos, pero ahora mismo tiene más que Estados Unidos. Tiene a la Unión Europea, tiene a Europa, tiene a la mayor parte del mundo. Pero están empezando a perder ese apoyo a los bombardeos indiscriminados que se producen", afirmó específicamente. 

Desde que Hamás invadió su territorio, matando a más de 1.200 personas, Israel ha bombardeado casi de manera indeterminada Gaza, dejando más de 18.000 muertos y otros 50.000 heridos.

En este sentido, aunque Biden apoyó la incursión israelí, también apuntó contra los políticos de extrema derecha del gobierno de Netanyahu, como es el caso del ministro de Seguridad, Itamar Ben-Gvir.

Para Biden "este es el gobierno más conservador en la historia de Israel (...) él (Netanyahu) tiene que cambiar este gobierno. Este gobierno en Israel lo está poniendo muy difícil".

Además, insistió con que Israel "no puede decir no" a un Estado palestino, al que se oponen los israelíes de línea dura: "Tenemos la oportunidad de comenzar a unir la región. Pero tenemos que asegurarnos de que Bibi (Netanyahu) entienda que tiene que tomar algunas medidas para fortalecer su gobierno".

Los comentarios de Biden se dieron mientras su asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, prepara un viaje a Israel para conversar con el gabinete de guerra israelí. Según el propio Sullivan, durante su visita discutirá el calendario de las fuerzas israelíes para la guerra en Gaza.

Entre las últimas polémicas decisiones de Israel, su Ejército ha comenzado a bombear agua de mar en el complejo de túneles de Hamás en Gaza: aunque esto permitiría destruir los túneles, preocupa que el agua de mar ponga en peligro el suministro de agua dulce de Gaza.

Por su parte, tras conocer los dichos de Biden, el propio Netanyahu remarcó que Israel había recibido "pleno respaldo" de Estados Unidos para su incursión terrestre en Gaza y que Washington había bloqueado "la presión internacional para detener la guerra".

Sin embargo, reconoció que "hay desacuerdo sobre 'el día después de Hamás' y espero que lleguemos a un acuerdo aquí también", en referencia a un posible retorno de la Autoridad Palestina a la región, algo a lo que Netanyahu se opone. 

El apoyo a Ucrania no cae, ¿pero el dinero sí?

En el caso de Ucrania, Biden ha dejado en claro que su apoyo para Kiev es igual de contundente que hace más de un año.

Sin embargo, el gran problema es que, desde enero de este año, el Partido Republicano controla la Cámara de Representantes, lo que no le permite al líder demócrata enviarle a Kiev más paquetes de ayuda. 

Hasta el momento, el Congreso de Estados Unidos ha aprobado más de US$ 110.000 millones para Ucrania desde que comenzó la invasión rusa en febrero de 2022. Pero no aprobó ningún nuevo paquete desde que los republicanos se impusieron en las elecciones de medio término de 2022.

Por ello, tras participar de la asunción de Javier Milei, el ucraniano Volodímir Zelenski viajó a Estados Unidos y este martes se reunió con legisladores en el Capitolio para hacer un último llamado a fin de mantener el flujo de apoyo militar.

Hace un par de semana, Biden envió una solicitud de financiación para que Ucrania reciba unos US$ 61.400 millones, aunque los republicanos no parecen dispuestos a aprobarlo si el líder demócrata no hace concesiones en otras áreas como la política migratoria. Para Biden, no renovar la ayuda para Ucrania representaría un "regalo de navidad" para Vladimir Putin. 

Luego de reunirse con Zelenski, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Johnson, dijo que la administración de Biden debe proporcionar más detalles sobre cómo se utilizaría el dinero.

"Lo que la administración Biden parece estar pidiendo son miles de millones de dólares adicionales sin una supervisión adecuada, sin una estrategia clara para ganar y sin ninguna de las respuestas que creo que se le deben al pueblo estadounidense", agregó.

Por su parte, el republicano Ron Johnson consideró que "todo el mundo quiere que Ucrania gane, pero no lo veo en las cartas".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés