El Economista - 73 años
Versión digital

dom 14 Jul

BUE 5°C
Guerra

Israel sigue con su contraataque y ya preocupa a los economistas

El país liderado por Benjamín Netanyahu formó un gobierno de coalición y confirmó que seguirá atacando la Franja de Gaza hasta aniquilar a Hamás, grupo terrorista que atacó Israel el pasado sábado.

Israel sigue con su contraataque y ya preocupa a los economistas
11 octubre de 2023

La crisis sigue en aumento en Medio Oriente: este miércoles, Israel formó un gobierno de unidad de emergencia, mientras sus aviones continuaban bombardeando la Franja de Gaza y sus tanques se concentraban alrededor del enclave palestino.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, anunció que un gabinete de guerra fue creado con el exministro de Defensa y líder del partido centrista de la oposición, Benny Gantz, para centrarse exclusivamente en el conflicto.

El sábado, en lo que representó una de las fallas de seguridad más grandes en la historia del país judío, el grupo terrorista Hamás atacó por tierra y aire a Israel, asesinando a más de 1.200 personas e hiriendo a más de 2.700.

Sin embargo, la respuesta fue inmediata: los ataques de represalia israelíes contra Gaza ya han provocado la muerte de 1.100 personas, así como 5.339 heridos, mientras que unos 535 edificios residenciales fueron destruidos, dejando a unas 250.000 personas sin hogar.

Pero, aunque la situación es extremadamente delicada, parece que seguirá escalando, ya que Israel ha desplegado formaciones de tanques y vehículos blindados cerca de Gaza para lo que podría ser una posible preparación de una ofensiva terrestre en el enclave costero.

A esto se suma que el conflicto para Israel comienza a ser en dos frentes en simultáneo: este miércoles los bombardeos israelíes alcanzaron el sur del Líbano en respuesta a un nuevo ataque con cohetes del poderoso grupo armado Hezbollah.

Por su parte, Hezbollah informó que había disparado misiles de precisión contra una posición israelí en respuesta a la muerte de sus miembros y en solidaridad con Hamás.

La palabra del Papa

Debido a la relevancia del conflicto, los líderes más importantes del mundo han dado su opinión al respecto. Sin embargo, uno de los más esperados era el del papa Francisco, quien pidió la liberación de todos los rehenes tomados por militantes de Hamás y dijo que Israel tiene derecho a defenderse.

Hablando en una audiencia general ante miles de personas en la Plaza de San Pedro, manifestó que sigue "con dolor y aprensión, lo que está sucediendo en Israel y Palestina. Tantas personas muertas y otras heridas. Rezo por aquellas familias que vieron un día de fiesta convertirse en un día de luto, y pido que los rehenes sean liberados inmediatamente".

"Es derecho de quienes son atacados defenderse, pero estoy muy preocupado por el asedio total en el que viven los palestinos en Gaza, donde también ha habido muchas víctimas inocentes", agregó. 

En cuanto a la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, calificó el ataque de Hamás de ser "un mal antiguo, que nos recuerda el pasado más oscuro y nos conmociona a todos hasta la médula". 

"Tenemos que ser claros al definir este tipo de horror. Es terrorismo. Y es un acto de guerra. Este fue el peor ataque dentro de Israel desde la creación del Estado", agregó la funcionaria europea, quien consideró que "solo puede haber una respuesta" a lo ocurrido, y sostuvo que Europa apoya a Israel y su "derecho a defenderse". 

No obstante, como era de esperar, algunos países, principalmente los musulmanes, comienzan a ver el contraataque de Israel demasiado desproporcionado.

Por ejemplo, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dijo que el bloqueo y bombardeo israelí de Gaza equivale a una "masacre".

"Impedir que la gente satisfaga sus necesidades más fundamentales y bombardear viviendas donde viven civiles -en resumen, llevar a cabo un conflicto utilizando todo tipo de métodos vergonzosos- no es una guerra, es una masacre", expresó. 

Además, criticó el miércoles los ataques "desproporcionados" de Israel contra Gaza por considerarlos "desprovistos de fundamento ético" e instó al mundo a no tomar "ciegamente" un bando porque "dejar el problema subyacente sin resolver conduciría a nuevos conflictos más violentos". 

"Todos deberían abstenerse de actos que castiguen totalmente al pueblo palestino, como bloquear la ayuda humanitaria", sentenció. 

En concordancia con la postura de Erdogan, el rey Abdallah de Jordania dijo que no es posible la paz en Oriente Medio sin el surgimiento de un Estado palestino independiente junto a Israel.

"Nuestra región nunca será segura ni estable sin lograr una paz justa y global sobre la base de la solución de dos Estados", afirmó el monarca. 

Una solución de dos Estados ha sido durante mucho tiempo el cimiento de los esfuerzos internacionales de paz, pero el proceso ha estado congelado durante años. 

Temor por la economía

No es ninguna novedad que la economía mundial no atraviesa su mejor momento como consecuencia de diferentes tensiones internacionales, entre ellas la guerra en Ucrania. Por ello, la aparición de un nuevo conflicto armado es una pésima noticia. 

Sobre este asunto se refirió la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, que dijo que los ataques sin precedentes contra Israel planteaban riesgos adicionales a un panorama económico global ya complicado. 

Sin embargo, aunque Yellen reconoció el impacto potencial de shocks exógenos en la economía global, consideró que "hasta ahora, no creo que hayamos visto nada que sugiera que sería muy significativo", en referencia al conflicto en Medio Oriente.

"Por supuesto, la situación en Israel genera preocupaciones adicionales. No digo que un aterrizaje suave sea algo absolutamente seguro. Pero sigo pensando que es el camino más probable", agregó. 

Este miércoles, los precios del petróleo subieron y las monedas de refugio, como el yen, cerraron al alza.

En su último informe sobre "Perspectivas de la economía mundial", el FMI dejó sin cambios su pronóstico de crecimiento del PIB real mundial en 2023 en 3,0%, pero recortó su pronóstico para 2024 a 2,9% desde su pronóstico de julio de 3,0%. 

Por su parte, la primera subdirectora gerente del FMI, Gita Gopinath, dijo que la guerra podría afectar a la economía si se expandiera: "Si se convierte en un conflicto más amplio y eso hace que los precios del petróleo suban, eso sí tendrá un efecto en las economías".

Se estima que un aumento del 10% en los precios del petróleo podría deprimir la producción mundial en 0,15 puntos porcentuales en el próximo año. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés