El Economista - 73 años
Versión digital

jue 18 Jul

BUE 18°C
Gaza

Israel, entre los costos de la guerra y la amenaza nuclear

Pese a que la cifra de muertos en Gaza se acerca a los 10.000, y mientras se estima que la guerra le costará a Israel unos US$ 50.000 millones, el país judío sugirió que podría utilizar armas nucleares.

Israel, entre los costos de la guerra y la amenaza nuclear
05 noviembre de 2023

Pese a la creciente presión internacional, este domingo Israel rechazó aceptar un alto el fuego y dijo que sus fuerzas habían rodeado la ciudad de Gaza, una de las más grandes de la Franja, que fue sometida a un "bombardeo sin precedentes".

Desde el 7 de octubre, fecha en la que Hamás mató a más de 1.400 personas en Israel, este país ha estado bombardeando la Franja de Gaza: según funcionarios de salud palestinos, más de 9.770 personas han muerto mientras que casi 1,5 millones de los 2,3 millones de habitantes de la región están desplazados internamente.

Por ello, ante la creciente cifra de muertos, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, se unió a los llamados internacionales para un alto el fuego inmediato mientras se reunía con el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, en la Cisjordania ocupada. 

Sin embargo, después de que Blinken repitiera las preocupaciones de Estados Unidos acerca de que un alto el fuego pudiera ayudar a Hamás, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, descartó el pedido a menos que los rehenes retenidos por el grupo terrorista fueran liberados: "No habrá alto el fuego sin el regreso de los rehenes. Esto debería eliminarse completamente del léxico".

"Exigimos que les impidan cometer estos crímenes de inmediato", le dijo Abbas a Blinken, agregando que los palestinos se enfrentan a una guerra de "genocidio y destrucción".

El sábado, los ministros de Asuntos Exteriores de Qátar, Arabia Saudita, Egipto, Jordania y los Emiratos Árabes Unidos se reunieron con Blinken en Ammán y también lo instaron a persuadir a Israel para que aceptara un alto el fuego. 

Desde el punto de vista de Blinken, un alto el fuego beneficiaría a Hamás, permitiéndole reagruparse y atacar nuevamente. Por ello, Estados Unidos prefiere pausas localizadas en los combates para permitir la entrada de ayuda humanitaria y que la gente abandone Gaza.

El Canciller estadounidense también abogó por que la Autoridad Palestina (AP) desempeñe un papel central en el futuro de la Franja de Gaza, a lo que Abbas le contestó que "asumiremos plenamente nuestras responsabilidades en el marco de una solución política integral que incluya toda Cisjordania, incluida Jerusalén Oriental y la Franja de Gaza".

De todas formas, la Autoridad Palestina de Abbas, que ejerce un autogobierno limitado en la Cisjordania ocupada por Israel, ha visto disminuir su popularidad en medio de acusaciones de corrupción e incompetencia, a lo que se suma que no está claro quién sucederá al propio Abbas, de 87 años.

La amenaza nuclear 

En un momento en el que las tensiones están en aumento por las amenazas nucleares de Rusia, Amihay Eliyahu, ministro de Patrimonio de Israel, no tuvo mejor idea que decir que su país podría utilizar este tipo de armamentos en Gaza.

Aunque Israel nunca lo ha reconocido formalmente, se sabe que es uno de los únicos nueve países en el mundo con armas nucleares. 

En este sentido, cuando se le preguntó en una entrevista sobre una hipotética opción nuclear, Eliyahu respondió: "Esa es una manera".

Tras la declaración, la Liga de los Estados Árabes manifestó en un comunicado: "Las declaraciones racistas del ministro israelí Eliyahu son reveladoras. No solo admite que poseen un arma nuclear, sino que también confirma la realidad de la aborrecible visión racista de los israelíes hacia el pueblo palestino".

Como era de esperar, sus comentarios fueron rápidamente condenados dentro de Israel y el primer ministro, Netanyahu, decidió suspender a Eliyahu de las reuniones del gabinete "hasta nuevo aviso".

"Las declaraciones de Eliyahu no se basan en la realidad. Israel y las FDI (Fuerzas de Defensa de Israel) están operando de acuerdo con los más altos estándares del derecho internacional para evitar dañar a inocentes. Continuaremos haciéndolo hasta nuestra victoria", agregaron desde la oficina de Netanyahu.

Una costosa guerra

Según el periódico financiero Calcalist, citando cifras preliminares del Ministerio de Finanzas, la guerra le costará a Israel hasta 200.000 millones de shekels (US$ 51.000 millones de dólares).

El diario informó que la estimación, equivalente al 10% del PIB, se basaba en que la guerra duraría entre 8 y 12 meses; en que se limitaría a Gaza, sin la plena participación de Hezbollah del Líbano, Irán o Yemen; y en que unos 350.000 israelíes reclutados como reservistas militares pronto volverían a trabajar.

En este sentido, la mitad del costo se destinaría a gastos de Defensa, que ascienden a unos mil millones de shekels por día. 

Además, entre 40.000 y 60.000 millones de shekels provendrían de una pérdida de ingresos, entre 17.000 y 20.000 millones para compensaciones a las empresas y entre 10.000 y 20.000 millones para rehabilitación.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés