El Economista - 70 años
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 13°C
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 13°C
Erradicación

India prohibió los plásticos de un solo uso para reducir la alta contaminación de los ríos

India genera por año cuatro millones de toneladas de plástico, de la cual la mitad de esos desechos proviene de artículos de uso único

También dispuso a inspectores que verificarán si se respeta la resolución.
También dispuso a inspectores que verificarán si se respeta la resolución.
01-07-2022
Compartir

El Gobierno indio prohibió hoy diversos tipos de plástico de un solo uso, en busca de reducir los residuos que "inundan los ríos y envenenan la fauna del país", informaron fuentes locales.

La medida fue motivada por la alta contaminación que generan los alrededor de cuatro millones de toneladas de plástico producidos por año, un tercio del cual no es reciclado y termina en cursos de agua y vertederos, que a menudo se incendian agravando la contaminación del aire. La mitad de esos desechos proviene de artículos de uso único, aspecto que la prohibición busca erradicar.

Una primera prohibición en la materia fue tomada en 2018 por el primer ministro Narendra Modi y desde entonces las autoridades prometieron "reforzar las reglas".

En esa línea, India avanzó hoy en la prohibición de varios tipos de plásticos de un solo uso y dispuso a inspectores que verificarán si se respeta la resolución que excluye a algunos productos como bolsas de plástico por debajo de cierto espesor. En caso de incumplimiento, se podrá aplicar una multa máxima de 100.000 rupias, equivalente a US$ 1.260, o una pena de cárcel de cinco años.

Antes de estas iniciativa, cerca de la mitad de las regiones de India trataron de imponer medidas similares con éxito relativo.

Las empresas de la industria del plástico, que emplean millones de personas en el país, objetan que las alternativas son costosas y presionan al gobierno para postergar la prohibición.

Jigish Doshi, presidente del grupo industrial Plastindia Foundation, aseguró a la AFP que el problema más grave atañe a las empresas "que invirtieron enormes capitales en máquinas que quizá ya no serán útiles".

"No es fácil fabricar productos diferentes a partir de máquinas. El gobierno podría ayudar al ofrecer algunas subvenciones y ayudar a desarrollar y a comprar productos alternativos", agregó Doshi.

Por su parte, Satish Sinha, integrante del grupo medioambiental Toxics Link, consideró que "habrá una resistencia inicial" ya que será difícil hallar productos de reemplazo, pero pidió tomar en serio al medio ambiente. "Se trata de un tema importante que requiere un esfuerzo concertado", aseveró.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés