El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 10°C
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 10°C
El 19 de junio

Habrá balotaje entre Petro y Hernández, "el Trump colombiano"

Rodolfo Hernández, de 77 años, dio la sorpresa ayer al superar a Federico Gutiérrez

Colombia celebró elecciones nacionales para escoger a su 42° presidente
Colombia celebró elecciones nacionales para escoger a su 42° presidente
Damián Cichero Damián Cichero 30-05-2022
Compartir

En el día de ayer, Colombia celebró elecciones nacionales para escoger a su 42° presidente y la jornada finalizó como se anticipaba: todo se definirá en un balotaje, aunque también hubo una gran sorpresa.

Como se esperaba, el izquierdista y exguerrillero Gustavo Petro terminó primero en los comicios con el 40% de los votos, aunque esto no le permitió convertirse en el sucesor de Iván Duque, ya que para eso necesitaba superar el 50%. 

Sin embargo, cuando todo hacía prever que Petro se enfrentaría al representante de la derecha, Federico Gutiérrez, Rodolfo Hernández dio la campanada final y se metió en la segunda vuelta pautada para el próximo 19 de junio. 

Tanto Gutiérrez como Hernández superaron las cifras de las encuestas, que les daban una intención de voto del 20% y 19%, respectivamente, aunque invirtieron el orden en los resultados finales: Hernández terminó segundo con 28% de los votos, seguido por Gutiérrez con 23,87%. Por su parte, Sergio Fajardo finalizó cuarto con el 4,2%.

Hernández, un empresario inmobiliario de 77 años, también apodado como el “Trump colombiano”, es considerado un outsider de la política, aunque en realidad fue alcalde de Bucaramanga. Sin embargo, él mismo dice que no representa ni a la derecha ni a la izquierda.  

Más allá de lo que suceda en el balotaje, el segundo lugar de Hernández es un duro golpe para la derecha, ya que, con el primer puesto de Petro, se quedó sin un representante para el balotaje. 

En este sentido, Hernández dijo que “hoy perdió el país de la politiquería y la corrupción, perdieron las gavillas que creían que serían gobierno eternamente. Hoy ganó la ciudadanía, hoy ganó Colombia (…) Gana un país que no quiere seguir ni un solo día más con los mismos que lo han llevado a esta situación dolorosa”. 

Además, dijo que “ahora entramos al segundo tiempo y estos próximos días serán decisivos para determinar el futuro del país. Soy consciente de la necesidad de unir a nuestro país en el camino de cambio que hoy se ha hecho evidente contundentemente”.

“Mi compromiso es hoy y será siempre hacer de Colombia un país con oportunidades para todos, donde el gobierno trabaje cada día para el bienestar de los colombianos, en especial los más necesitados de apoyo”, agregó.

Por su parte, Petro, en su tercera candidatura presidencial, obtuvo más de 8 millones de votos, lo que representa un claro giro a la izquierda en el electorado colombiano, ya que esa fuerza nunca gobernó allí. 

  • Petro, que fue alcalde de Bogotá y actualmente es senador, perteneció al M-19, un grupo guerrillero de corte socialista que surgió en 1970, muy diferente de la concepción comunista de las FARC. 

El M-19 es responsable de una de las tragedias más dolorosas en la historia de Colombia: el 6 de noviembre de 1985 tomó el Palacio de Justicia y, durante dos días, tuvo de rehenes a 350 personas, de las cuales 98 murieron y 11 desaparecieron tras un operativo militar para retomar el control del edificio. 

Otra de las importantes noticias de la jornada fue que, teniendo en cuenta que el voto no era obligatorio, y pese a que más de 30 millones de colombianos estaban llamados a las urnas, la participación apenas superó el 50%, lo que demuestra el descontento de la población con la política en general. 

Por otro lado, una de las buenas noticias fue que, más allá del gran temor que había en la antesala de los comicios, no se registraron grandes incidentes ni ataques violentos.  

En esta línea, el presidente Duque celebró que “los colombianos asistieron a las urnas y con su participación demostraron, una vez más, la solidez de nuestra democracia. Una jornada que transcurrió en calma gracias al trabajo de la organización electoral y de la fuerza pública a través del Plan Democracia 2022”. 

  • A partir de ahora, Petro y Hernández iniciarán una campaña exprés en la que intentarán convencer tanto a los simpatizantes de otras fuerzas como a las personas que no fueron a votar para que los apoyen. 

Pero, aunque los sondeos lo dan como favorito a Petro, es probable que todos los candidatos derrotados se inclinen por Hernández, lo que podría permitirle formar una “fuerza anti-Petro” para emparejar la situación. 

Justamente, en su discurso de derrota, Gutiérrez dijo que “Petro sería un peligro para la democracia, para las libertades, para la economía, para nuestras familias y para nuestros hijos”. 

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés