El Economista - 70 años
Versión digital

dom 16 Jun

BUE 13°C
Florida

Estados Unidos tendrá el edificio impreso en 3D más grande del mundo

El edificio impreso en 3D más grande del mundo: una instalación ecuestre en Florida

Vista aérea del establo de caballos de lujo
Vista aérea del establo de caballos de lujo Axios
14 julio de 2023

Un establo de caballos de lujo en Florida está preparado para ser el edificio impreso en 3D más grande del mundo.

Los edificios impresos en 3D tienden a promocionarse como una nueva solución prometedora para una industria que genera una gran huella de carbono, pero los expertos advierten que todavía no hay suficiente evidencia para respaldar esa afirmación.

Una vez que esté completo, el establo ecuestre de lujo impreso en 3D en Wellington, Florida, superará a un edificio en Omán como la estructura impresa en 3D más grande del mundo.

  • Según Printed Farms, la empresa emergente con sede en Florida que desarrolla el proyecto, el edificio tendrá una superficie total de 10,678 pies cuadrados.
  • Si bien el equipo terminó la parte de impresión 3D de la construcción del sitio este miércoles, aún se necesita la instalación de puertas, ventanas, accesorios eléctricos y otros componentes estructurales.
  • El fundador de Printed Farms, Jim Ritter, dijo que se espera que la construcción esté terminada a fines de agosto, refutando otros informes de que la construcción ya se completó.

El argumento climático para los edificios con impresión 3D, según Ritter, radica en la reducción de residuos.

  • " Estados Unidos es una sociedad muy derrochadora. Tenemos que empezar a mantener las cosas por más tiempo. Nuestra ropa, nuestros autos, todo. Ese es el objetivo de un sistema de construcción más verde y sostenible", dijo Ritter.
  • En Malawi, África, las casas con impresión 3D "redujeron casi diez veces los desechos de construcción y redujeron las emisiones de CO2 hasta en un 70%", al mismo tiempo que minimizan las emisiones de transporte para construcciones en áreas remotas, según el Banco Mundial .
  • "Si un edificio dura 100 años y hay que derribar edificios convencionales cada 20 o 30 años, derribarlos y reemplazarlos, eso es contaminación. Eso no es ecológico", dijo Ritter.

impresion 3d
 

Si bien la construcción y el uso de nuestro entorno construido representan más de un tercio de las emisiones globales de CO2 , la industria del cemento por sí sola contribuye con aproximadamente el 8 %.

  • En lugar de usar únicamente concreto regular, Printed Farms "empuja más una mezcla de mortero", según Ritter, "que también tiene un alto contenido de cemento".

Para crear la granja de caballos impresa en 3D, el equipo de Printed Farms utilizó una impresora COBOD, una máquina que extruye hormigón, mortero y otros materiales imprimibles a partir de una boquilla especializada, con segmentos depositados capa por capa.

  • "Siempre hay una compensación. Y todavía no existe un método perfecto. Pero sí, estamos muy preocupados" por la contribución de la fabricación de cemento al cambio climático , dijo Ritter. "Queremos productos verdes".

Mientras tanto, los científicos están trabajando para crear un tipo estándar de material de construcción que reduzca la cantidad de cemento en el concreto, reemplazándolo con materiales bioinspirados para hacerlo sostenible, dijo Elias Ali, profesor asistente de ingeniería civil y ambiental en la Universidad de Case Western Reserve. 

  • "La mayor preocupación es que, mientras las impresoras 3D usen la misma cantidad de cemento, o incluso cantidades mayores de cemento, terminaremos teniendo el mismo impacto [CO2] que la construcción convencional", dijo Ali, quien ha investigado el evaluación del ciclo de vida del impacto ambiental de las casas de impresión 3D en comparación con los edificios convencionales.
  • "Cuanto menos cemento uses, menos emisiones de dióxido de carbono vas a producir".

La impresión 3D de construcción a base de cemento no está incluida actualmente en ninguna hoja de ruta oficial para descarbonizar el sector del cemento.

Además, no hay información pública o datos sobre cuánta energía consumen estos procesos, dijo Ali a Axios, quien atribuye el problema a que la tecnología no se usa ampliamente y la construcción impresa en 3D carece de regulaciones.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés