El Economista - 70 años
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 26°C
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 26°C
Tendencia

Estados Unidos sumó 263.000 nuevos puestos de trabajo en noviembre

El mercado laboral se mantuvo fuerte el mes pasado mientras que la tasa de desempleo fue de 3.7%, cerca del nivel más bajo en medio siglo.

Las cifras son la señal más reciente de un mercado laboral pujante que continúa desafiando los temores de una recesión.
Las cifras son la señal más reciente de un mercado laboral pujante que continúa desafiando los temores de una recesión.
02-12-2022
Compartir

Estados Unidos incorporó en noviembre 263.000 puestos de trabajo, signo de que el mercado laboral continúa sólido y que escapa a los esfuerzos de la Reserva Federal (Fed) de enfriarlo mediante subas de tasas de interés, según datos publicados hoy por la Oficina de Estadísticas (BLS) del Departamento de Trabajo en Washington.

  • La cifra de 263.000 puestos le sigue a los 284.000 de octubre (cifra que fue revisada hoy al alza) y fue muy superior a la esperada por los economistas de Wall Street que estimaban un dato de 200.000, según la agencia Bloomberg.
  • En tanto, la tasa de desempleo se mantuvo en 3,7% y se sigue ubicando en mínimos históricos.
  • El promedio de salario horario -otro dato seguido por la Fed-, en tanto, creció 0,6% mensual (5,1% anual) hasta los US$ 32,82, el doble de lo que se anticipaba.

El mercado reaccionó negativamente pese a que con estos datos el mercado laboral estadounidense sigue mostrando fortaleza frente a una economía en desaceleración, tasas que se incrementaron en 375 puntos y despidos en sectores como el tecnológico que recortó 77.000 puestos en noviembre, según datos de la consultora Challenger, Gray & Christmas difundidos por la agencia de noticias AFP.

La Fed considera que el mercado laboral se encuentra desbalanceado al existir una mayor demanda que oferta, al igual que el resto de la economía.

Esto representa un posible vector de inflación al subir los salarios: los últimos datos de la Encuesta de Vacantes y Rotación Laboral (JOLTS por sus siglas en inglés) mostraron que hubo 1,7 puestos vacantes por cada trabajador.

De hecho, la entidad monetaria estima en sus proyecciones que el desempleo saltará al 3,8% para el cierre de este año y al 4,4% para cuando finalice 2023.

El reporte de hoy -el último antes de la reunión monetaria que desarrollará entre el 13 y el 14 de diciembre- coloca un signo de interrogación en lo que hará la Fed.

La entidad podría realizar un nuevo incremento de 75 puntos en su tasa de referencia, en lugar de escoger una postura más moderada y aumentarla en 50 puntos, algo que Wall Street apostaba hasta hoy.

Será determinante, en ese sentido, el índice de inflación de noviembre que se conocerá la próxima semana.

"La lectura es que el mercado laboral sigue demasiado apretado y se enfriará sólo muy gradualmente", señalaron los economistas Alex Pelle y Steven Ricchiuto, aunque destacaron que el reporte también sugiere que "la economía es resiliente y que puede soportar por más tiempo las subas en las tasas y la política restrictiva".

En tanto, para las analistas Anna Wong y Eliza Winger, "el crecimiento en el salario horario muestra que la escasez de oferta laboral sigue presionando a la inflación, dejando atrás la idea, formulada incluso por algunos funcionarios de la Fed, de que el crecimiento salarial está desacelerándose fuertemente".

El presidente de la Fed, Jerome Powell, subrayó esta semana que los salarios y el mercado laboral en general serán determinantes en el camino futuro de la inflación, la cual mostró signos de desaceleración en octubre pasado luego de meses en torno de récords de 40 años.

  • "Quiero ser claro, la suba en los salarios es algo bueno pero para que sea sustentable necesita ser consistente con una inflación de 2% (mensual), dijo el funcionario.

De acuerdo con el reporte de hoy, las incorporaciones en noviembre se concentraron en los sectores de ocio y alojamiento (+88.000), salud (+45.000) y empleo público (+42.000), mientras que los puestos cayeron en comercio minorista (-32.000), y transporte y depósitos (-15.000).

El empleo entre los diversos grupos etarios y raciales, al igual que las tasas de participación laboral, se mantuvieron sin mayores modificaciones, mientras que las horas semanales en el sector manufacturero cayeron ligeramente, en línea con la caída de la actividad en el sector.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés