El Economista - 70 años
Versión digital

dom 02 Oct

BUE 13°C
Versión digital

dom 02 Oct

BUE 13°C
Denuncia

El BID pone contra las cuerdas a Claver-Carone

El presidente de la entidad fue acusado de mantener una relación íntima con un miembro del personal, algo prohibido por el estatuto.

Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo.
Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo.
21-09-2022
Compartir

Continúa la polémica con Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, quien recientemente acordó con el ministro de Economía de la Argentina, Sergio Massa, un préstamo de hasta US$ 5.000 millones.

Según una investigación independiente, el funcionario norteamericano habría mantenido una relación íntima con un miembro del personal, algo prohibido por el estatuto.  

La historia comenzó en marzo de 2022, cuando un correo electrónico denunció esta situación ante los miembros del directorio. Ante esta situación, la entidad contrató un estudio de abogados, Davis Polk & Wardwell LLP, para llevar a cabo una investigación imparcial. 

El lunes, Davis Polk presentó los resultados de su investigación y concluyó que las acusaciones podrían ser ciertas.

El bufete de abogados entrevistó a la exesposa de Claver-Carone, de quien se divorció en 2019, mucho antes de asumir en el BID. Pero la mujer negó que la supuesta relación haya sido la causa de su separación.

Además, entrevistó a tres empleados que supuestamente sabían la noticia. Pero ellos también negaron la inconducta del funcionario.

Pese a estos reveses, el estudio insiste en que Claver-Carona podría haber tenido una relación impropia, basándose en una imagen que fue aportada por el exmarido de la supuesta “amante”. El problema es que la foto ya había sido presentada ante una Corte de EE.UU. que la rechazó. 

Frente al polémico resultado, ayer Claver-Carone, dijo que apoyó y participó “en esta investigación sin precedentes que, como era de esperar, no corrobora las acusaciones falsas y anónimas”.

Además, explicó que “es la primera vez en la historia de cualquier banco multilateral de desarrollo que esta clase de proceso se lleva a cabo, donde un líder electo ha sido objeto de una investigación arbitraria sin ninguna denuncia formal dentro de las normas administrativas de la organización”. 

"Ha planteado prácticas seriamente cuestionables, incluida la manipulación, la distorsión y el uso consciente de información que se ha comprobado que no es confiable para predeterminar un resultado", sentenció. 

El directorio del BID se reunirá hoy para analizar la documentación y deberá resolver si avanza o descarta el tema. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés