El Economista - 73 años
Versión digital

lun 22 Jul

BUE 11°C
Guerra

Cumbre de la Unión Europea: Zelenski busca convencer a Orbán

Desde este jueves, los miembros de la Unión Europea se reúnen para tratar diferentes temas entre los que se destacan una posible adhesión de Ucrania al bloque. Sin embargo, las decisiones se toman por unanimidad y Viktor Orbán, primer ministro de Hungría, no parece dispuesto a ceder.

Cumbre de la Unión Europea: Zelenski busca convencer a Orbán
Damián Cichero 14 diciembre de 2023

En un momento en el que Ucrania teme que el apoyo de Estados Unidos vaya en picada, principalmente porque los republicanos se niegan a aprobar un nuevo paquete de ayuda para Kiev, los próximos días serán claves a la hora de afianzar su alianza con la Unión Europea. 

Esta semana, se celebrará una cumbre de la Unión Europea en la que se discutirán, entre muchas cuestiones, tres asuntos claves para Ucrania: una posible invitación formal para unirse al bloque europeo, un paquete de ayuda de 50.000 millones de euros y más ayuda militar. 

Sin embargo, para que cualesquiera de los tres asuntos avancen, será necesario que tanto Bruselas como Kiev convenzan al primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, quien se opone férreamente a que la UE se involucre más en la guerra. 

Charlas de membresía

Cuando Rusia invadió Ucrania, el 22 de febrero de 2022, uno de los argumentos fue que Kiev se había acercado demasiado a la OTAN y la Unión Europea, una línea roja que no estaba dispuesta a tolerar.

Quizás asumiendo un poco de responsabilidad, la UE está negociando para iniciar conversaciones para una eventual membresía dentro del grupo.

En este sentido, el mes pasado la Comisión Europea les recomendó a todos los líderes del bloque iniciar conversaciones de adhesión con Ucrania. Sin embargo, para comenzar el proceso, será necesario un voto unánime de todos los miembros, algo que por el momento no sucedería debido a la oposición de Orbán.

Igualmente, cabe aclarar que, aunque el inicio de las conversaciones sería un gran gesto, parece casi imposible que Ucrania se una a la UE, ya que el artículo 42.7 del Tratado de la Unión habla de la idea de "defensa colectiva".

Por lo tanto, aceptar a Ucrania sería el equivalente a declararle la guerra a Rusia, algo que nadie en Europa desea. 

Un Fondo para Ucrania

En el marco del "Fondo para Ucrania", la Comisión Europea también propuso concederle a dicho país 50.000 millones de euros en ayuda económica durante los próximos cuatro años.

El paquete será parte de un complemento a mediano plazo del presupuesto de siete años de la UE. Pero, aunque la mayoría de los países ha dicho que están a favor, algunos miembros piden a cambio más dinero para abordar la migración, y el problema es que aquí también se necesita unanimidad para cualquier tipo de decisión. 

Según el Comisario de Presupuesto de la UE, Johannes Hahn, esta ayuda tiene altas chances de ser aprobada, ya que vendrá acompañada de un paquete de dinero para Hungría y otros beneficios para ciertos países. 

"Es un paquete, no es sólo para Ucrania, contiene algo para la migración, la protección de fronteras, el apoyo a países como Turquía", explicó Hahn.

Así, la revisión del presupuesto de la UE, además de los 50.000 millones para Ucrania, también prevé 15.000 millones de euros adicionales para dichas políticas.

Por otro lado, para convencer a Orbán, la Comisión desbloqueó el acceso de Hungría a 10.000 millones de euros de fondos de cohesión de la UE que estaban congelados debido a las preocupaciones del bloque porque Hungría no respetaba el Estado de derecho. 

La medida se concretó luego de que el Parlamento húngaro aprobara el martes leyes para mejorar la independencia de los tribunales.

Ayuda militar

Desde que comenzó la guerra, los miembros de la UE le han proporcionado a Ucrania miles de millones de euros en armas y municiones a través de un fondo de ayuda militar administrado por la UE (Fondo Europeo para la Paz).

Por ello, el jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, propuso otorgar unos nuevos 20.000 millones de euros en cuatro años para Ucrania.

No obstante, Alemania, la locomotora de Europa y el mayor contribuyente financiero de la UE, considera que los países deberían centrarse ahora en proporcionar ayuda militar de forma bilateral. Por ello, ante el peso de Berlín, se cree que la propuesta está casi muerta. 

Declaraciones cruzadas 

En el medio de las tensiones, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, explicó que "a medida que la guerra se prolonga, debemos demostrar lo que significa apoyar a Ucrania durante el tiempo que sea necesario".

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, quien esta semana estuvo en Washington intentando convencer al Capitolio para que apruebe un nuevo paquete de ayuda, consideró que Orbán "no tiene motivos para bloquear la membresía de Ucrania en la UE. Le pedí que me dijera un motivo y todavía estoy esperando una respuesta", en referencia al encuentro que tuvo con el líder húngaro durante la asunción de Javier Milei el pasado domingo.

Sin embargo, este miércoles, Orbán dejó en claro que será un hueso duro de roer: "Nuestra postura es clara. No apoyamos la rápida entrada de Ucrania a la UE".

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés