El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 May

BUE 6°C
Geopolítica

Con la mira puesta en China, Biden recibió a Kishida

El mandatario estadounidense se reunió con el primer ministro japonés en Washington

Con la mira puesta en China, Biden recibió a Kishida
10 abril de 2024

Este miércoles, el presidente estadounidense, Joe Biden, y el primer ministro japonés, Fumio Kishida, celebraron una cumbre bilateral en Washington para promocionar una mayor cooperación militar conjunta y un nuevo sistema de defensa antimisiles, estrategia que claramente apunta a China.

"Esta es la mejora más significativa en nuestra alianza desde que se estableció por primera vez", dijo Biden.

Durante su encuentro, los mandatarios analizaron diversas cuestiones, como las guerras en Ucrania o la Franja de Gaza. Sin embargo, la mayor parte de su atención estuvo puesta en las tensas relaciones entre Taiwán y China, y el accionar de Pekín en la región del Indo-Pacífico. 

Justamente, en relación al deseo chino de concretar su reunificación con Taiwán, Kishida remarcó que "los intentos unilaterales de cambiar el statu quo mediante la fuerza o la coerción son absolutamente inaceptables, dondequiera que sean", en lo que también representó una crítica para Rusia. 

Además, Biden, tras destacar el compromiso inquebrantable de Estados Unidos de defender a Japón utilizando toda su gama de capacidades, incluida la nuclear, consideró que las medidas de Japón para mejorar su estructura y capacidades de defensa lanzaron "una nueva era de cooperación en seguridad entre Estados Unidos y Japón".

Entre varios de los anuncios, Biden destacó que los ejércitos de ambos países cooperarán con una estructura de mando conjunto y que, junto con Australia, desarrollarán una nueva red de defensa antimisiles aéreos. 

Los dos líderes también anunciaron que los astronautas japoneses participarán en misiones lunares de la NASA.

En total, Washington y Tokio han elaborado unos 70 acuerdos de cooperación en materia de defensa, incluidas medidas para optimizar la estructura de mando militar estadounidense en Japón para que pueda trabajar mejor con las fuerzas japonesas en una crisis.

La cumbre, a la que mañana se sumará el presidente de Filipinas (Ferdinand Marcos), se produce mientras China aumenta la presión sobre Filipinas en el mar de la China Meridional por un área que Pekín reclama, pero que el derecho internacional dice que no le pertenece.

biden 2
 

China no retrocede 

Sin dudas, el mayor foco de tensión es en torno a la cuestión de Taiwán, isla que China considera como propia.

Aunque es difícil imaginar que Pekín ataque a la isla, la realidad es que nunca ha renunciado a conseguir la reunificación a través de la fuerza.

Pero, teniendo en cuenta que el nuevo presidente de Taiwán, William Lai, es un férreo defensor de la independencia, resulta difícil pronosticar cómo avanzará el conflicto. 

Sin embargo, este mismo miércoles desde Pekín dejaron en claro que nada podrá evitar la tan ansiada reunificación.

Específicamente, el presidente chino, Xi Jinping, le dijo al expresidente de Taiwán, Ma Ying-jeou, que las inferencias externas no podrían detener la "reunión familiar" entre los dos lados del estrecho de Taiwán.

Desde 1949, año en el que el Partido Comunista derrotó al Kuomintang en la guerra civil china, lo que obligó a los nacionalistas a refugiarse en la isla de Formosa, ningún líder taiwanés en activo ha visitado China.

El año pasado, Ma, presidente de 2008 a 2016, se convirtió en el primer exlíder taiwanés en visitar China y ahora, en un momento de alta tensión, realiza su segundo viaje al Gigante Asiático. 

Por ello, aprovechando la situación, al reunirse con Ma en el Gran Salón del Pueblo de Pekín, Xi remarcó que "la interferencia externa no puede detener la tendencia histórica de reunificación del país y la familia. La gente de ambos lados del estrecho es china".

Las palabras de Xi definitivamente estuvieron dirigidas a EE.UU., principal proveedor de armas de Taiwán. Para Washington, más allá de que Taiwán es una democracia, la isla es de vital importancia por ser el principal productor de chips en todo el mundo. 

xi
 

De todas formas, Ma, intentando rebajar las tensiones, le advirtió a Xi que "si hay una guerra entre los dos bandos, será insoportable para el pueblo chino".

"Los chinos de ambos lados del estrecho tienen suficiente sabiduría para manejar todas las disputas pacíficamente y evitar entrar en conflicto", agregó. 

Más allá de este aviso, el convencimiento chino sobre su relación con Taiwán es tan claro que incluso Xi llamó a Ma "Señor Ma Ying-jeou" en lugar de expresidente, dado que el gobierno chino no reconoce formalmente al otro.

Hay que destacar que Ma sigue siendo un alto miembro del Kuomintang, que en enero perdió las elecciones presidenciales por tercera vez consecutiva.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés