Brasil: estamos mal pero vamos bien

26-01-2017
Compartir

En Brasil, la confianza de los consumidores supera a la realidad de los datos económicos, e incluso la de los pronósticos. Según el sondeo realizado por la Fundación Getulio Vargas difundido ayer, el Indice de Confianza de los Consumidores subió 6,2 puntos en enero y se ubicó en 79,3 puntos. De esa manera se revirtió la caída observada en los meses previos y con relación a enero de 2016, la suba alcanza a 11,9 puntos.

La desaceleración de la tasa de inflación y la perspectiva de que seguirán recortándose las tasas de interés contribuyeron a aumentar la confianza y modificar el clima aunque persisten dudas sobre del desempeño del mercado de trabajo según comentaron quienes realizaron el informe.

Mejor lo que viene

Dentro de los segmentos que componen el índice, el que registró un mayor crecimiento es el de las perspectivas para los próximos seis meses que mostró un avance de 8,4 puntos. Como suele ocurrir, la evaluación de la situación actual es menos positiva que la que se espera en el futuro. De todas maneras, en esta oportunidad, las proyecciones de los economistas avalan el optimismo porque en 2017 la economía de Brasil dejaría de contraerse. Y si bien el crecimiento no será muy significativo (el promedio de las proyecciones lo ubica en 0,5%) es un cambio de tendencia luego de dos años muy negativos y, además, en un contexto de una reducción importante de la tasa de inflación.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés