El Economista - 70 años
Versión digital

vie 12 Abr

BUE 17°C
Panorama

Fuerte volatilidad del dólar y se cortó el "trade electoral"

A nivel local hubo fuerte volatilidad con el dólar y el rally electoral desapareció tanto en bonos como en acciones.

La suba de tasas de la Fed no le hizo cosquillas al mercado, pero los inversores van perdiendo optimismo.
La suba de tasas de la Fed no le hizo cosquillas al mercado, pero los inversores van perdiendo optimismo. EE
Luis Varela 27 julio de 2023

A 400 horas de las PASO, muy en línea con lo recomendado por el FMI, hubo una señal de afuera y otra de adentro que mantienen en alerta a los inversores: la agencia de calificación Moody's indicó que como escenario base para la Argentina ve por delante una nueva reestructuración de deuda y el staff de investigadores del Ieral de la Fundación Mediterránea advirtió que en los últimos 18 meses el precio de los importados subió 227%, mientras que el tipo de cambio oficial argentino avanzó 144%.

Sin ambigüedades, mientras la agencia de calificación Fitch decidió elevar al escalón "BB" a la nota de Brasil, el analista de la agencia Moody's, Jaime Reusche, confirmó que mantiene a Argentina en el penúltimo escalón de sus calificaciones: "Vemos que tienen por delante tres pasos necesarios, poner en orden las cuentas públicas, aplicar una fuerte devaluación y dejar de seguir emitiendo moneda". Y en línea con el Fondo, que ve para este año una inflación del 120% y una caída del 2,5% del PIB, casi todos los analistas advierten que si no se hacen esos cambios "la economía argentina irá a un crash".

Cambio del BCRA

banco-central-bcra
 

Por si esos pronósticos no alcanzaran, ayer el Banco Central tomó una decisión que generó mucha desconfianza: alterando la agenda que realiza mes a mes, Reconquista 266 no realizará el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) en este momento, sino que lo hará después de las PASO, ya que el Gobierno parece temer que los indicadores que surjan de esa consulta generen un ambiente que pueda empeorar el éxito electoral del oficialismo en las primarias del 13 de agosto.

Con ese contexto, con gran intervención del Gobierno, utilizando bonos, dólares y yuanes, el mercado cambiario volvió a mostrar ayer movimientos enloquecidos, al tiempo que tanto los bonos argentinos como las acciones locales o los ADR que cotizan en la Bolsa de Nueva York volvieron a demostrar que, tal como sucede desde hace dos semanas largas los papeles argentinos abandonaron el "trade electoral". No se sabe quién va a ganar, ni tampoco convencen las soluciones que van planteando los candidatos y los inversores entran en zona de inquietud.

Balances en la Bolsa

mercados
 

A todo esto que pasó en el mercado interno, ayer hubo a nivel internacional un día intenso por la presentación de más balances trimestrales en la Bolsa de Nueva York (hubo interminables presentaciones, con claroscuros, en los que se destacaron buenos números en Google, que subió casi 6%, y números menos sólidos para Microsoft, que perdió casi 4%), al tiempo que tal como se esperaba la Fed subió 25 puntos básicos su tasa base, hasta 5,5% anual, y el titular del organismo Jerome Powell avisó que en septiembre vendrá una suba similar.

Al realizar un análisis pormenorizado de los balances trimestrales y luego de escuchar la conferencia que dio Powell, los inversores especulativos ("toros" de Wall Street) parecieron bajar un cambio, ya que empezaron a comprender que el furor de la Inteligencia Artificial (IA) no alcanzará para seguir manteniendo a la Bolsa de Nueva York en las nubes. La conclusión fue bien certera: "habrá que invertir mucho dinero en IA para tener ganancias, por lo que la valentía para apostar por papeles privados parecen convertirse en una posición más conservadora.

Pero más allá de las advertencias de Powell, y con expectativa por el índice de gastos personales que se conocerá mañana, lo mercados ni se inmutaron: la Bolsa de Nueva York casi no se movió y las monedas mejoraron contra el dólar, con un marco en el que, al revés, hubo un leve paso atrás para las tasas largas de EE.UU.: se pagó 5,4% anual a 1 año de plazo, 4,2% a 5 años, 3,9% a 10 años y 3,9% a 30 años. Tanto que en el exterior el dólar subió 0,3% en China, pero luego bajó 0,3% contra el euro, la libra y en Brasil, 0,4% en Japón, 0,5% en México y declinó 0,6% en Chile.

Un mercado local volátil

El mercado cambiario argentino, en cambio, fue una coctelera. Para intentar tranquilizar las aguas el BCRA compró US$ 88 millones en el mercado, vendió el equivalente a US$ 35 millones en yuanes, y la liquidación del agro fue de US$ 175 millones. Pero evidentemente las medidas tomadas por Massa tuvieron corto alcance: el economista Ricardo Arriazu las calificó como "un acto de desesperación para acordar con el Fondo Monetario Internacional". Y a pesar del nuevo súper cepo al final del día la autoridad monetaria terminó perdiendo otros US$ 94 millones en las reservas y, con tasas de Leliq y plazos fijos aún en el 97% anual, chupó de los bancos depósitos por $4.550 millones en Notaliq a seis meses.

Todo esto determinó muchos movimientos en los 15 tipos de cambio que toma el merado como principales. El dólar blue, de hecho, pegó un saltó $10 hasta $546 , el dólar Qatar subió $1,10 hasta 570,40, el Senebi bajó $5,29 hasta $534,39, el MEP saltó $11,61 hasta $519,50 y el contado con liquidación subió 59 centavos hasta $530,5. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue subió al 92% y la del CCL con el mayorista fue del 95%.

Una nueva licitación

ministerio-de-economia-mecon
 

En el caso de los títulos públicos, se anotó una muy leve mejora en pesos pero bajas acentuadas medidas en dólares, por lo que el riesgo país subió 30 unidades, hasta 1.981 puntos básicos. Y debe advertirse que el mercado se prepara para una nueva licitación de bonos en pesos que se realizará a partir de las 10 de la mañana de hoy. La Secretaría de Finanzas lanzará este jueves otra licitación para colocar Lelites, Ledes, Lecer, un bono atado al dólar y un Boncer, para tratar de captar $ 600.000 millones, por vencimientos inminentes.

Como es habitual, las ofertas que hará el secretario Eduardo Setti están repartidas en tres grupos. A los fondos comunes de inversión les ofrecerá una letra de liquidez del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 23 de agosto de 2023 (nueva). A los denominados creadores de mercado les ofrecerá dos letras: una letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 31 de octubre de 2023 (s31o3 - reapertura) y una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 23 de noviembre de 2023 (x23n3 - reapertura). Y a los inversores en general les ofrecerá cuatro bonos: un bono del Tesoro nacional vinculado al dólar estadounidense 0,40% vencimiento 30 de abril de 2024 (tv24 - reapertura); un bono del Tesoro nacional en pesos ajustado por CER 1,55% vencimiento 26 de julio de 2024 (t2x4 - reapertura); un bono del Tesoro nacional vinculado al dólar estadounidense 0,50% con vencimiento 30 de septiembre de 2024 (t2v4 - reapertura); y un bono del Tesoro nacional en pesos ajustado por CER 4,25% vencimiento 14 de febrero de 2025 (t2x5 - reapertura).

En papeles privados, mientras tanto, la movida de tasas de la Fed no le hizo ni cosquillas a Wall Street. La Bolsa de Nueva York terminó con cierre mixto, con suba del 0,2% para el Dow y baja del 0,1% tanto para el S&P como para el Nasdaq (Meta presentó balance en el postcierre y sus números cayeron bien porque su cotización posterior subía 4%). Al tiempo que se vio una suba del 0,5% en la Bolsa de San Pablo y un alza del 0,9% en la de México.

En el mercado bursátil local, la situación estuvo bastante apagada. Con $5.866 millones operados en acciones y $9.911 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires bajó 0,1% en pesos, pero achicó más del 1% en dólares. Y los ADR argentinos que cotizan en Nueva York anotaron subas del 1% al 3% para Despegar, Telecom, Supervielle, Francés y Central Puerto; con bajas del 1% al 2% para Bioceres, YPF, Edenor e IRSA.

Commodities más calmas

Debajo de todos estos movimientos, los commodities marcaron un día bastante tranquilo. El petróleo bajó 1%. Los metales preciosos siguen repuntando. Los metales básicos actuaron otra vez en descenso. En Chicago la soja subió pero el maíz y sobre todo el trigo bajaron fuerte. En Rosario también estuvo firme la soja, con variaciones menores para el resto de los granos. Y hubo un cambio cripto: el Bitcoin recuperó 0,4% después de varios días a la baja, con panorama mixto en el resto de ese panel de monedas virtuales.

Al final del día, cuando los ecos de la conferencia de Powell se apagaban, los inversores especulativos de la Bolsa de Nueva York empezaron a comprender que la suba de tasas que hizo ayer la Fed probablemente no sea la última, quizás haya una más en septiembre, y con ese marco muchos bancos de inversión acentúan su recomendación de salir de acciones e ir a bonos. Creen que en esa posición la volatilidad va a ser menor. Es decir, el horizonte es desconocido tanto en el exterior y, con las PASO tan cera, la incertidumbre es todavía muchísimo más intensa en el mercado interno.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés