El Economista - 70 años
Versión digital

mar 23 Abr

BUE 17°C
Panorama

Distancia brutal entre la realidad y las finanzas

Mientras la sociedad soporta inundaciones, precios imposibles e ingresos por el suelo, el mundo de las finanzas argentinas sigue de fiesta.

Por las lluvias, otro pétalo de la Floralis Genérica cayó al piso.
Por las lluvias, otro pétalo de la Floralis Genérica cayó al piso. Foto: Luciano Thieb
Luis Varela 20 marzo de 2024

Con la Argentina atravesada por un "alerta rojo" meteorológico, que dejó a miles de familias inundadas, con sobre todo los pobres perdiendo colchones, heladeras y casi todo lo que tenían, con más de 100.000 usuarios sin servicio eléctrico en el AMBA, con la población entera enfrentando precios de las cosas inalcanzables para los niveles actuales de ingresos y con el Indec confirmando que el Gobierno anterior entregó al país en recesión, ya que en 2023 el PIB cayó 1,6%, el mundo de las finanzas locales volvió a mostrar una reacción completamente opuesta: los dólares libres subieron otro poco, las acciones pegaron un salto y los bonos treparon aún más, por lo que el riesgo país quebró hacia abajo otro nivel crítico.

Mientras páginas de Internet, radios, televisión y redes sociales entregaban imágenes dramáticas sobre los destrozos y los riesgos de vida que está dejando el temporal, los números financieros globales bailaron al compás de otro foco: terminó la reunión de dos días de la Reserva Federal de EE.UU., su titular Jerome Powell confirmó que por ahora la tasa de ese organismo no se mueve (sigue en el 5,5% anual), pero a contramano de lo que se esperaba insinuó que de acá a fin de año habrá tres escalones descendentes de 25 puntos básicos cada uno, cuando hasta el martes hubo especialistas que llegaron a decir que incluso podría avisarse que la tasa podría subir.

Bien en su estilo, en conferencia Powell siguió avisando que todo lo que dice está muy atado a lo que vayan mostrando los indicadores de inflación y empleo. Pero al hablar sobre tres posibles bajas de tasa de acá a diciembre, las tasas largas de EE.UU. descienden algo, pero con una distinción, se aplanaron, acortándose la distancia entre lo más corto y lo más largo, ya que se pagó 5% anual a 1 año de plazo, 4,3% a 5 años, 4,3%% a 10 años y 4,5%% a 30 años. 

En base a esto, tal como vienen avisando los expertos en temas cambiarios el afectado fue el súper dólar, que se agachó apenas de su trono mundial: en el exterior el billete verde subió 0,3% en Japón, pero bajó 0,1% en China, 0,3% en Chile, 0,5% contra el euro y la libra, 0,7% en México y cayó 1,1% en Brasil.

Javier Milei dolar
 

En el mercado cambiario local hubo una particularidad: casi no movieron los tipos de cambio oficiales, por lo que el crawling peg lejos de aumentarse parece haber tocado el freno. De ese modo, con un dólar exportador de $ 939, el BCRA pudo comprar US$ 121 M y al final del día la autoridad monetaria logró sumar reservas por US$ 67 M. Y la reacción que tuvieron los inversores fue bifurcada: el dólar blue bajó $5 hasta $1.030, pero el Senebi subió $14,66 hasta $1.101,26, el MEP subió $10,07 hasta $1.042,43 y el contado con liquidación subió $14,66 hasta $1.101,26. Por lo que la brecha entre oficial y blue fue del 15% y la brecha entre el ccl y el mayorista fue del 29%.

Pero probablemente el centro de todas la miradas estuvo en los bonos argentinos, ya que después del gigantesco canje de deuda que postergó vencimientos por $ 42,6 billones en bonos en pesos para fines de este año, 2025, 2026, 2027 y 2028, el FMI le sugirió al Gobierno que no coloque más bonos en pesos atados a la inflación o al CER, por lo que en una licitación que se hará este jueves vuelven las Lecap, como las que hacía Nicolás Dujovne y que fueron reperfiladas por Hernán Lacunza en 2019 a pocos meses de la entrega de mando que hizo Mauricio Macri, para que la Argentina no entrara en una vertical corrida cambiaria, por temor a la vuelta del kirchnerismo, con un personaje como Alberto Fernández avisando que iba a revisar la deuda.

Así, tras la baja de tasas aplicada la semana pasada y la desaceleración de la inflación que se viene observando (hay consultoras que dicen que la parte final de marzo está mostrando precios mucho más tranquilos), Economía sale a colocar deuda en pesos con interés fijo, y como hoy no apareció demasiado interés en ese papel, a media tarde el secretario de Finanzas, Pablo Quirno, debió aclarar con precisión cómo va a ser el rendimiento de ese papel, porque las ofertas parecían venir reticentes.

En suma, este jueves se llamará a una nueva licitación para colocar las mencionadas Lecap, más un Boncer cero cupón y un Bonte, todos con vencimientos en plazos más largos, en enero, junio y agosto de 2025. En detalle, se ofrecerá una letra del Tesoro Nacional capitalizable en pesos con vencimiento 31 de enero de 2025 (nueva), un bono del Tesoro Nacional en pesos cero cupón con ajuste por CER vencimiento 30 de junio de 2025 (tzx25 - reapertura) y un bono del Tesoro Nacional en pesos con vencimiento 23 de agosto de 2025 (tg25 - reapertura).

Veremos cuál es la aceptación de estas propuestas. Por el momento muchos analistas vienen advirtiendo que hay una generalizada cancelación de plazos fijos UVA y un masivo retiro de dinero de los fondos "money market", aunque sin embargo las cifras ofrecidas oficialmente por el BCRA sobre stock total de depósitos en los bancos siguen mostrando que las colocaciones en depósitos tanto en pesos como en dólares están en el nivel más alto de los últimos tiempos (veremos qué pasa en los próximos días).

Wall Street
 

Pero lo importante de la jornada es que tras el canje y con esta propuesta de licitación, siguió apareciendo interés por comprar títulos públicos argentinos, tanto que con alto volumen y diversificación récord, los bonos subieron otro 2% y el riesgo país bajó otras 37 unidades, hasta 1.498 puntos básicos, el menor nivel desde febrero 2021.

En cuanto a papeles privados, con la Fed confirmando que aflojará el ahorcamiento de tasas, hubo otro día para arriba en la bolsa de Nueva York, con suba del 0,9% para el S&P, alza del 1% para el Dow y el Nasdaq avanzó 1,2%. En tanto que la bolsa de San Pablo avanzó 1,3% y la Bolsa de México avanzó 1,9%.

Pero con la gente repitiendo que "sufre pero con luz al final del túnel", lo mejor del día volvió a estar en el mercado bursátil argentino. Con $24.412 millones operados en acciones y $23.453 millones en Cedears, la bolsa de Buenos Aires saltó 4,9% (5,4% en dólares). Y de manera notable, las ADR argentinas que operan en NY tuvieron una suba en bloque de hasta el 8,5% para Despegar, Edenor, Central Puerto, Macro, TGS, IRSA, Cresud, Galicia, Pampa e, Francés, Telecom, Supervielle, Loma Negra e YPF, sin bajas para destacar.

Tras la baja del dólar por las menores tasas largas de la Fed, las materias primas actuaron en consecuencia: el petróleo bajó 1,6%, los metales básicos estuvieron para arriba y los granos operaron mixtos tanto en Rosario como en Chicago. Pero por las menores tasas norteamericanas, hubo un fuerte repunte para los metales preciosos y un rebote del 2,1% para el Bitcoin, con subas de hasta el 8% para el resto de las criptomonedas.
 

Dolar Blue

Compra $1005.00

Venta $1035.00

23/04 09:30

0%

DOLAR OFICIAL

Compra $892

Venta $892

23/04 11:29

0%

DOLAR CCL

Compra $1057.59

Venta $1067.94

23/04 11:29

0.3%

DOLAR TARJETA

Compra $1427.2

Venta $1427.2

23/04 11:29

0%

DOLAR QATAR

Compra $1427.2

Venta $1427.2

23/04 11:29

0%

DOLAR MAYORISTA

Compra $872

Venta $872

23/04 11:29

0.1%

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés