El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 17°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 17°C

Shell apuesta fuerte a los no convencionales

Shell ya lleva perforados 16 pozos de shale oil en Vaca Muerta. Antes de fin de año aportará diariamente 2.500 barriles.

04-10-2016
Compartir

La petrolera Shell informó ayer que pondrá en funcionamiento, antes de fin de año, una Planta de Facilidades de Producción temprana (EPF, por su sigla en inglés) en las áreas que tiene en explotación en la formación de Vaca Muerta, Neuquén, que aportará diariamente 2.500 barriles de petróleo a la producción de la Cuenca Neuquina. La Planta de Producción Temprana, aún en construcción, tendrá una capacidad de procesamiento de hasta 10.000 barriles de petróleo crudo por día cuando esté completamente operativa.

Durante su visita al área, el ministro de Energía de Neuquén, Alejandro Nicola, señaló que la operadora está por terminar el montaje de infraestructura de servicio para poner los pozos en producción, lo que permitirá “sumar cerca de 2.500 barriles por día de petróleo a la producción de la Cuenca Neuquina hacia fin de año”. Según trascendió la invesión en curso ronda los US$ 252 millones. El funcionario recorrió las instalaciones de la compañía anglo-holandesa en el área Sierras Blancas y la construcción de la Planta de Facilidades de Producción Temprana (EPF), que estará operativa a fines de 2016, acompañado por el gerente de stream de Shell Argentina, Maximiliano Hardie. De acuerdo a lo declarado por Nicola “pudo constatar los avances en los pilotos que perfora la compañía, lo que demuestra que, pese a la coyuntura de precios internacionales del crudo, empresas como Shell ven la actividad en Vaca Muerta como un negocio a largo plazo y por eso están invirtiendo en la provincia”.

A su vez, explicó que “la empresa está por terminar el montaje de infraestructura de servicio para poner los pozos en producción, lo cual le permitirá obtener información importante para el plan de desarrollo futuro de los bloques y también sumar cerca de 2.500 barriles diarios de petróleo a la producción de la Cuenca Neuquina hacia fin de año”.

Plan de inversiones

Hace algunas semanas analistas del mercado petrolero alertaron acerca de una eventual retirada de Shell del país, a partir de declaraciones del CEO de Royal Dutch Shell, Ben Van Beurden, informando en Nueva York que la empresa está llevando adelante “una revisión estratégica” de su negocio de refinación de hidrocarburos y sus activos de comercialización en el país (downstream).

En ese momento ya había quedado claro que el negocio de upstream (exploración y explotación) quedaba fuera de la revisión, con lo que las inversiones y la participación en Vaca Muerta no corría riesgos. Este dato fue corroborado el 29 de septiembre pasado por el propio Van Beurden le anunció al presidente Macri que la compañía tiene previsto una inversión en el país por US$ 300 millones anuales, en promedio, hasta el año 2020, tanto en producción como en refinación y comercialización de combustibles.

Shell Argentina reingresó al negocio de upstream en el país a principios de 2012 como operador de tres bloques de petróleo no convencional en la provincia del Neuquén, de la mano de los joint venture en Sierras Blancas, Águila Mora y Cruz de Lorena. Las actividades en Neuquén son desarrolladas por su subsidiaria O&G Developments Ltd. SA (O&G). Hasta el momento, la petrolera lleva perforados en Vaca Muerta 16 pozos en total. A fines de 2016, cuando esté terminada la Planta de Facilidades de Producción Temprana, Shell podrá poner en condiciones de venta su producción de shale oil y conectar los pozos ya terminados en Sierras Blancas y Cruz de Lorena. Las operaciones en no comnvencional de la compañía en el país están fuera del recorte de US$ 4.500 millones enb 10 países que está en carpeta. En ese sentido, Ben Van Beurden señaló que en Vaca Muerta el trabajo es de “largo plazo”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés