“Hay que cambiar la matriz energética”

27-01-2017
Compartir

Entrevista a Eduardo Zimmermann, Gerente comercial de Longvie

Con la reglamentación de la Ley 27.191 de Energías Renovables, el lanzamiento de Renov. Ar, la instalación en la quinta de Olivos de un generador de energía alternativa y la convocatoria al ahorro y la eficiencia energética, además de la declaración de 2017 como el año de las energías renovables, se abrió para las empresas vinculadas a la temática un crecimiento importante. Así lo atestigua Eduardo Zimmermann, gerente comercial de Longvie, una compañía dedicada a la producción y comercialización de artefactos para el uso eficiente de la energía. “Hay un potencial muy grande que se va a ir desarrollando a través de los años”, promete y asegura que se trata de “un eslabón entre varios más” para avanzar hacia una matriz energética más sustentable.

¿Cómo cambió su negocio a causa de las iniciativas tomadas en el último tiempo en materia de energía sustentable?

La reglamentación de la Ley 27.191 fue un hecho contundente. Luego de eso, hacia finales de 2015 pudimos entablar una relación con Energe, que es una compañía que ya tiene nueve años de trabajo en todos estos productos fabricando termotanques solares, donde el agua se calienta por medio de radiación solar. Estuvimos trabajando unos seis meses durante 2016 para mejorar los productos para que le diera un nivel a nuestro criterio potente para tener una oferta en el mercado residencial. Porque cuando hacíamos los análisis de mercado veíamos que estos productos se vendían en casas de especialistas y por ahí por Internet, pero no estaban en retail ni en comercios de todo el país. Una de las cosas que podíamos hacer era incursionar en este mundo de las renovables, dado que las tarifas iban a tender al alza y pegar fuerte en el bolsillo del consumidor y se iban a buscar alternativas para generar ahorros para el consumo de gas y electricidad. Entonces terminamos de mejorar los proyectos y el presidente Mauricio Macri hizo en junio del año pasado un llamado a Energe y le compró un producto para instalar en Olivos. Eso fue una gran publicidad para las energías renovables, además de toda la noticia de Renov.Ar en el plano mayorista en lo que eseólico y fotovoltaico. A veces se vendía un producto por mes en un local, y luego se empezaron a vender dos o tres; hubo muchas más consultas de la gente. Eso generó un shock de primera confianza importante, amén de que nosotros no teníamos todavía el producto lanzado, lo que se hizo en octubre.

¿En qué etapa están ahora?

Ahora ya estamos en e-commerce, en muchas cadenas importantes y estamos haciendo muchos esfuerzos para capacitar, porque todo este mercado es nuevo entonces es muy importante la instalación y la posventa. Estamos trabajando fuertemente en eso, en generar una red de instaladores, para que no haya abusos en los costos de instalación.

En un primer momento, es un producto más caro que los convencionales. ¿Por qué conviene desde el punto de vista económico?

Hoy tenés un rango de productos entre los $ 10.000 y los $ 45.000 y todo eso va a ir convergiendo hacia la baja a medida que el mercado crezca, se consiga una economía de escala, se importen productos que tengan calidad y rendimiento. Pero, mientras, durante tres años se repaga la inversión que uno hizo, después se disfrutan otros veinte años de ahorro.

¿Qué dimensión tiene hoy este mercado y cuál es el potencial?

En China, entre 2005 y 2015, se encararon aproximadamente 515 millones de metros cuadrados de sistemas termosolares; en Alemania, 18 millones; en Brasil, 11 millones; y en Argentina, solamente 50.000. Fijate la diferencia abismal que tenemos respecto del mundo. Pero lo que está claro es que hay un potencial muy muy grande que se va a ir desarrollando a través de los años, ya sea por conciencia como también por accesibilidad al producto.

Cuando uno habla de las energías renovables, tanto para pequeños emprendimientos productivos como para los hogares, siempre surge una misma desconfianza, que es si un cambio en ese plano a nivel micro ?por los niveles de energía que requieren? se puede lograr un cambio macro. ¿Se pueden cambiar las cosas desde abajo?

Para hacer grandes cambios, hay que ir generando cambios chicos y generar que el conjunto de cambios pequeños ayude a generar ese cambio grande. Generar consciencia en la población de que debemos practicar el ahorro, ya sea en energía eléctrica como gas, es fundamental. Si me preguntás si es suficiente, te digo que es un granito de arena que suma muchísimo a la baja del consumo. No solo ayudás a cambiar la matriz energética sino a mejorar el medio ambiente. Si solo con esta solución de energías renovables uno puede generar un ahorro para generar grandes cambios, diría que es un eslabón entre varios más.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés