El Economista - 70 años
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 25°C
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 25°C
Bonos

¿Qué dicen los especialistas acerca de la recompra de bonos?

Se trata de una recompra de US$ 1.000 millones que tiene como objetivo "mejorar el perfil de deuda y seguir bajando el riesgo país"

Sergio Massa quiere controlar la brecha cambiaria
Sergio Massa quiere controlar la brecha cambiaria
18-01-2023
Compartir

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció este miércoles la recompra de bonos en dólares por más de US$ 1.000. Los bonos volaron: con el GD 29 y el GD 30 subiendo 8,13% y 7,03%, respectivamente. El precio promedio ponderado de los bonos se situó en U$S 33,90, 8,86% por encima del registro del viernes pasado, dijo PPI. 

El jefe de la cartera de Hacienda indicó que esta medida apunta a "mejorar el perfil de deuda y seguir bajando el riesgo país, con un primer paso muy enfocado en los (bonos) globales, sobre todo los de corto vencimiento, entre ellos los que vencen en 2029 y 2030".

Los ejes del anuncio (sorpresivo, por cierto) no sólo transitan por la necesidad de avanzar en un mayor desendeudamiento y bajar el riesgo país, sino también se aspira a mejorar el perfil de deuda en el mediano plazo y la suma de títulos en dólares para futuros Repo.

"Además de la conveniencia de comprar bonos cortos con recursos propios del Tesoro, en la medida que mejoren las expectativas veremos un mejor precio en los dólar CCL y MEP, que achicarían la brecha con el oficial", señalan desde el equipo económico.

Los mismos voceros aclararon que estos US$ 1.000 millones no provienen de las reservas líquidas sino de los recursos del Tesoro, que si bien se reflejan en el balance del Banco Central no forman parte de las reservas netas.

Estos fondos acumulados en el Tesoro se obtuvieron, básicamente, por menores necesidades en materia energética y recortes en los subsidios destinados a Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), según reconocieron en Economía.

En cuanto a una eventual aprobación del Fondo Monetario Internacional (FMI), se aclaró que "no es necesario ningún tipo de acuerdo" con ese organismo multilateral.

Otro punto destacado por el equipo económico es que "el sector privado ve con buenos ojos la recompra de títulos y, de hecho, con los Repo se podría duplicar el volumen de recompra".

El anuncio de Massa coincidió con la publicación en el Boletín Oficial de la resolución conjunta 1/2023 de las secretarías de Hacienda y de Finanzas del Ministerio de Economía, en la que se detalla los títulos sujetos a la operación de recompra.

El jefe de la cartera económica repasó aspectos de su gestión y dijo al respecto que "a lo largo de los últimos cinco meses trabajamos muy fuerte en la transformación macroeconómica de la Argentina", con el cuidado correspondiente "para que la recuperación del consumo no se vea afectada".

En ese sentido, enumeró las cuatro premisas fijadas en el inicio de su gestión: orden fiscal, acumulación de reservas, crecimiento de las exportaciones y desarrollo con inclusión.

"Los números de 2022 nos permitieron cerrar con cumplimientos y sobrecumplimiento de algunas metas", indicó, pero advirtió que por las inclemencias climáticas y los cambios en los valores de importación de algunos bienes "algunas proyecciones para 2023 se han visto modificadas".

Massa también destacó que "en el último tramo de 2022 hubo un trabajo muy fuerte" en materia financiera, "con una mejora del perfil de vencimientos" que derivó en "una caída de más de 1.000 puntos (básicos) en el riesgo país".

En ese marco, señaló, es que tomó la decisión de iniciar un "proceso de recompra de deuda externa argentina por más de US$ 1.000 millones, que empieza en el día de hoy".

La recompra de títulos públicos anunciada por el ministro Massa es "factible y conveniente" porque los instrumentos "se encuentran cotizando en el mercado secundario a bajas paridades", así lo sostuvieron los secretarios de Hacienda, Raúl Rigo, y de Finanzas, Eduardo Setti, en los considerandos de la resolución conjunta 1/2023 publicada en el Boletín Oficial.

Los diez títulos públicos sujetos a la operación de recompra que se "llevará a cabo a través del Banco Central de la República Argentina (BCRA) en su calidad de Agente Financiero del Tesoro", son los siguientes:

  • Bonos Globales de la República Argentina amortizables en dólares 1% 2029
  • Bonos Globales de la República Argentina amortizables en dólares 2030
  •  Bonos Globales de la República Argentina amortizables en dólares 2035
  • Bonos Globales de la República Argentina amortizables en dólares 2038
  • Bonos Globales de la República Argentina amortizables en dólares 2041
  • Bonos Globales de la República Argentina amortizables en dólares 2046
  • Bonos de la República Argentina en dólares Al 1% 2029 (Bono US$ 2029 1% L.A.)
  • Bonos de la República Argentina en dólares 2030 - Ley Argentina (Bono US$ 2030 L.A.)
  • Bonos de La República Argentina en dólares 2035 - Ley Argentina (Bono US$ 2035 L.A.)
  • Bonos de la República Argentina en dólares 2038 - Ley Argentina (Bono US$ 2038 L.A.)
  • Bonos de la República Argentina en dólares 2041 - Ley Argentina (Bono US$ 2041 L.A.)

"Seguramente, a lo largo de los próximos meses, estaremos invitando también al sector privado a acompañar al Estado argentino en este trabajo de mejora de perfil es que llevemos adelante otras medidas como la que hoy estamos tomando", dijo Massa y agregó: "Quiero invitarlos a todos a que trabajemos a que la mejora en el perfil de la deuda en Argentina nos permita a todos devolver a la Argentina a un lugar de participación en el mercado de capitales".

La opinión de los especialistas

El economista Nery Persichini opinó: "La recompra de deuda no es una mala decisión a estas paridades. Pero es llamativo el timing después de que los bonos hayan subido 60% en el último semestre".

"Por eso, la medida parece tener más un objetivo ligado a calmar la brecha (necesidad de corto plazo) que a mejorar el perfil de vencimientos en dólares (largo plazo). No hay urgencias de deuda con privados en los próximos 2 años: en 2023 vence 0,4% del producto (la mitad ya se abonó en enero) y en 2024 el 0,9%. Todavía no está claro de qué forma las operaciones serán financiadas ni si el monto es a valor nominal o a valor de mercado. Probablemente el balance del BCRA se deteriore aún más, justo antes de meses complejos en materia de divisas producto del riesgo de sequía", agregó.

"Otra hipótesis es política: que Massa se muestre con un perfil promercado y que pueda encabezar una candidatura para 2023. Sin financiamiento, lo que venga a partir del 10 de diciembre será complejo, concluyó.

Por su parte, el economista Christian Buteler afirmó: "La medida es buena. Salir a comprar tu deuda por 30 centavos es algo que muchas veces se le pidió a (Martín) Guzmán. Es una incógnita de donde se van a sacar los dólares que no hay". 

"La medida esta teniendo una buena recepción en el mercado los bonos están subiendo fuertemente", agregó. 

Según el economista Gabriel Caamaño, de Consultora Ledesma, el 2023 se trata de "año electoral y están tratando de armar un mecanismo que el FMI pueda aceptar que les genere la capacidad de intervenir en el precio de los bonos y contener las brechas cambiarias".

El analista de Bull Market Brokers, Mauro Mazza, dijo a Télam que ahora el Banco Central "va a transparentar intervenciones" en el mercado cambiario -desde el punto de vista de que no debería recurrirse a terceros aliados como la Anses-, y en la medida deseada para lograr impacto en el mercado cambiario.

Respecto del impacto de la recompra de deuda en sí, minimizó el efecto a que en el corto plazo "aún no hay acceso al mercado".

"Con esta nueva medida, el ministro Massa vuelve a mostrar que tiene acceso a muchas herramientas y está más coordinado con otras áreas del Gobierno, por lo que va desactivando las distintas preocupaciones que van apareciendo", dijo Javier Casabal, estratega de renta fija de Adcap Grupo Financiero y agregó: "El resultado final parece ser que los precios se irán acomodando a niveles de menor stress. Para los bonos en dólares, esto significa volver al rango visto entre noviembre de 2021 y mayo de 2022, previo a la crisis de la deuda en pesos que terminó con la salida de Guzmán del Gobierno. De esta manera, el Gobierno se hace de más herramientas para intervenir el nivel del CCL".

"Creemos que el mensaje que se busca enviar es que si el inversor acompaña y compra por encima del piso provisto, tendrá un downside limitado, y terminará saliendo beneficiado como ocurre con los bancos con la intervención en la deuda en pesos. Por el contrario, el que apueste en contra, puede salir perdiendo bastante", dijo Casabal.

"Massa anunció la decisión de salir a vender dólares para sostener la paridad de los bonos con el objeto de bajar el riesgo país. Si al mismo tiempo se venden bonos contra pesos, queda evidente que el objetivo era bajar los dólares financieros. Si la compra contra dólares y la venta contra pesos fuera equivalente el stock de bonos en el mercado no variará y el objetivo de sostener paridades a través de esas intervenciones no será logrado", analizaron desde Aurum.

"Lo que sí pasará es que habrá más dólares inyectados al mercado y más pesos esterilizados y de ese modo con menos combustible de pesos en la calle (y más oferta de dólares en el CCL/MEP) se perseguiría el objetivo de fondo que sería una baja de los dólares financieros para evitar riesgos de crisis cambiarias", analizaron. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés