Según Abeceb

Más déficit comercial con Brasil: ya acumula US$ 847 millones

Para todo 2022, Abeceb estima un rojo bilateral de US$ 2.200 millones

El déficit comercial bilateral mensual fue US$ 230 millones y representó un importante deterioro en relación con el mismo período de 2021.
El déficit comercial bilateral mensual fue US$ 230 millones y representó un importante deterioro en relación con el mismo período de 2021.
06-05-2022
Compartir

El flujo comercial entre Brasil y Argentina aumentó de manera notable en abril: +33% contra el mismo mes de 2021 y +124% contra el cuarto mes de 2020. En total, alcanzó los US$ 2.288 millones, la cifra más alta para un cuarto mes del año desde 2018. 

Asimismo, según datos presentados por Abeceb, el déficit comercial bilateral mensual fue US$ 230 millones y representó un importante deterioro en relación con el mismo período de 2021 (+220,4%), cuando había sido de US$ 72 millones.

En cuanto a las importaciones, las compras a Brasil aumentaron 40%, a un ritmo mucho mayor que el de marzo cuando subieron 10% y llegaron a US$ 1.259 millones. 

Al interior, dentro de los productos con mayor participación en el total se destacan los incrementos de vehículos a motor para el transporte de mercancías y usos especiales (+115,9%), papel y cartón (+101,5%) y partes y accesorios para vehículos automotores (+53,2%) que crecieron por encima del 40% que mostró el total de importaciones”, detalló el informe de Abeceb.

Por su parte, vehículos de pasajeros, por un lado y mineral de hierro y sus concentrados, por el otro, registraron subas de 22% y 6,9%, respectivamente. 

En el caso particular de partes y accesorios para vehículos automotores debe destacarse que el aumento no solo se explica porque son insumos necesarios para la producción nacional, sino porque que además parecería consolidarse algo que sucedió durante el primer trimestre: la compra de autopartes proveniente de otros destinos disminuyó, mientras que Brasil fue el único país que mostró una variación positiva.

Por el lado de las exportaciones, luego un magro crecimiento en marzo (apenas 4,4%), en abril mostraron una suba de 25%, alcanzando los US$ 1.029 millones. En su composición, al igual que en el caso de las importaciones, todos los productos con mayor participación en el total evidenciaron un crecimiento interanual: vehículos de pasajeros (+134,5%), polímeros de etileno en formas primarias (+113,5%), motores de pistones y sus partes (+20,7%), trigo y centeno sin moler (+14,3%) -explicado en gran medida por la cosecha récord de trigo, así como por el aumento de los precios de los commodities a raíz del conflicto en Europa- y vehículos a motor para el transporte de mercancías y usos especiales (+12,4%). 

El miércoles, la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) confirmó que la producción nacional de vehículos fue de 43.826 unidades (+49,5% interanual) en abril, en tanto que las exportaciones crecieron 73% y Brasil es, por lejos, el principal destino de exportación.

Primer cuatrimestre 

Las importaciones acumularon US$ 4.437 millones en los cuatro primeros meses del año (+27% en relación con el mismo período de 2021), mientras que las exportaciones alcanzaron los US$ 3.590 (+4% versus igual periodo). 

Así, el saldo bilateral acumulado entre enero y abril fue negativo en US$ 847 millones (en los primeros 4 meses de 2021 había sido deficitario, pero apenas en US$ 53 millones).

“Hacia adelante, y en línea con lo observado en el primer cuatrimestre, se espera que la tendencia de la balanza comercial bilateral a mayor déficit se consolide. Así, con importaciones que seguirán creciendo por encima de las exportaciones, se estima que el déficit comercial rondará los US$ 2.200 millones en 2022Se trata, claro está, de un déficit pequeño en perspectiva histórica (a modo de ejemplo, entre 2004 y 2018, el déficit promedió los US$ 3.500 millones), pero que marca sin dudas una reversión de la situación extraordinaria de superávit verificada en 2021 (+US$ 66 millones) y 2019 (+US$ 859 millones), al retorno a una 'cuasi normalidad' histórica de un balance deficitario entre ambas economías”, dijeron desde Abeceb.

Además, agregaron que “no hay que perder de vista que el déficit bilateral para Argentina sería aún mayor de no ser por las crecientes restricciones a las importaciones y el buen desempeño que está mostrando el sector automotriz (en particular, las perspectivas favorables de algunos productos de peso, como las pick ups, menos sensibles al ciclo económico brasilero y más vinculadas a la tracción de sectores como el agropecuario)”. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés