El Economista - 70 años
Versión digital

sab 03 Dic

BUE 21°C
Versión digital

sab 03 Dic

BUE 21°C
Anuncio

Las claves del nuevo esquema cambiario para llegar hasta la cosecha de 2023 sin devaluar

Se aplicará la nueva normativa a las compras y contrataciones efectuadas a partir del miércoles 12 de octubre

El Gobierno sigue con el plan de "cuidar los dólares"
El Gobierno sigue con el plan de "cuidar los dólares"
11-10-2022
Compartir

El Gobierno anunció este martes que los consumos en moneda extranjera con tarjeta de crédito y débito en pasajes y paquetes turísticos que superen los US$ 300 al mes pagarán una percepción extra del 25% en concepto de adelanto del impuesto a Bienes Personales. Ese “dólar Qatar” será de $300.

Los consumos por un valor inferior a US$ 300 por mes seguirán pagando el tipo de cambio de $262 vigente en la actualidad, correspondiente al tipo de cambio oficial más el impuesto PAIS y la retención del 45% de Impuesto a las Ganancias.

Si se tiene en cuenta los datos de agosto como parámetro, no se verán afectados el 93% de las personas con consumos en dólares con tarjetas, que suelen utilizarse para pagar consumos de aplicaciones y streaming (YouTube, Spotify, Netflix, etcétera).

La medida, que se publicará este miércoles en el Boletín Oficial, abarca también a los considerados bienes suntuarios o "de lujo" (“dólar Deluxe”)comprados en el exterior, como automóviles y motos de alta gama, jets privados, embarcaciones de uso recreativo, bebidas alcohólicas, relojes, perlas, diamantes y otras piedras preciosas, máquinas tragamonedas y máquinas para minar criptomonedas. Es decir, los importadores deberán pagar $300 por cada dólar. 

El esquema es el mismo: tipo de cambio oficial del dólar del Banco Nación de $150, más el impuesto PAIS (30%), la percepción a cuenta de Ganancias (45%) y la nueva percepción de 25% a cuenta de Bienes Personales.

“Dólar Coldplay”

Por último, los servicios contratados en el exterior de recreaciones y actividades artísticas como recitales, actividades deportivas, entre otros gastos de esparcimiento, deberán pagar el impuesto PAIS de 30% para acceder a divisas.

Así, el valor de la operación por dólar será de $195 tomando como referencia la cotización actual del oficial.

Además, los artistas reciben la retención del impuesto a las Ganancias que le practica el sujeto local que paga la contratación.

Rige desde este miércoles

Se aplicará la nueva normativa a las compras y contrataciones efectuadas a partir del miércoles 12 de octubre y seguirá vigente el beneficio de la no aplicación de Impuesto Pais y las percepciones para los pasajes terrestres a países limítrofes (Chile, Bolivia, Paraguay, Brasil y Uruguay).

La opinión de los especialistas 

La economista Nery Persichini afirmó: “La medida apunta a cerrar las pocas canillas por las que los dólares salen de la cuenta de servicios. El timing parece indicado en la previa no solo del Mundial, sino de la temporada de verano. Los últimos 2 meses implicaron un déficit de turismo de más de US$ 1.500 millones o US$ 9.000 millones anualizado”. 

“El reconocimiento de un tipo de cambio de más de $300 para turismo y consumos de tarjeta superiores a US$ 300 probablemente alimente la demanda de cotizaciones de mercado que ahora quedarán retrasadas. Creo que es un factor adicional para que el piso de la brecha sea aún más elevado”, agregó.

El economista Santiago Manoukian de Ecolatina analizó: “El éxito inicial de la primera fase del 'plan Massa' en términos de despejar el riesgo de una crisis cambiaria inminente constituye una condición necesaria pero no suficiente para cumplimentar los objetivos de evitar una devaluación desordenada y sentar las bases para transitar el 2023 sin renovadas turbulencias”.

“En este sentido, el alivio logrado en septiembre en materia de acumulación de reservas ayuda, pero no resuelve, la incógnita cambiaria hacia adelante. Si se considera cierto anticipo en septiembre de ventas de soja que se darían en el último trimestre, la demora en la siembra de maíz y soja y la menor cosecha de trigo esperada, el puente hasta la hasta la próxima cosecha gruesa se alargó, a la vez que la creciente salida de divisas por turismo ejercería una presión adicional sobre el equilibrio cambiario”, agregó.

“Una vez finalizado el alivio temporal que significó el 'dólar soja'-y al margen del próximo ingreso de los demorados préstamos de organismos- desde octubre las presiones provenientes del exceso de demanda de divisas (producto principalmente de la menor oferta estacional) vuelven a surgir, con un Banco Central que ha retomado la posición vendedora en el mercado de cambios”, indicó el economista.

“En esta línea, en conjunto con la continuidad de las restricciones a las importaciones, veníamos sosteniendo que la implementación del 'dólar soja' había abierto la puerta a diversos mecanismos alternativos tendientes a un mayor equilibrio cambiario que seguirían extendiéndose a distintas líneas de la oferta y la demanda de divisas. En efecto, el Gobierno anunció un encarecimiento del dólar asociado al turismo, la compra de bienes suntuarios y la contratación de actividades artísticas en el exterior”, señaló.

“Por este motivo, y considerando que el principal riesgo de un salto cambiario sería su elevado traspaso a precios, se va confirmando una estrategia cambiaria caracterizada por la convivencia entre el crawling peg actual para algunos segmentos con mayor incidencia en los precios domésticos (especialmente importaciones de bienes) y esquemas específicos para otros de menor impacto (como los anunciados recientemente)”, concluyó Manoukian.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés