El Economista - 70 años
Versión digital

mar 29 Nov

BUE 24°C
Versión digital

mar 29 Nov

BUE 24°C
Segun el REM del BCRA, en el mercado esperan un crecimiento muy bajo para 2023: 0,9% (mediana) y 0,5% (promedio)
Informe

La OCDE recortó sus estimaciones de crecimiento para Argentina en 2023: ¿qué piensan los economistas?

Tras el 4,4% de 2022, las proyecciones del organismo para 2023 pasaron de 1,9% a 0,5%

23-11-2022
Compartir

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) modificó este martes sus proyecciones de crecimiento económico para Argentina en 2023, pasando del 1,9% previsto en junio al 0,5%, como resultado del "deterioro" de la actividad experimentado durante la segunda mitad de este año.

Tras el 10,4% registrado en 2021, la organización prevé un crecimiento del PIB del 4,4% para 2022, lo que representa un ascenso de 0,8 puntos porcentuales respecto a la proyección anterior, pese a estimar contracciones en el tercer y cuarto trimestre, según su último reporte de Perspectivas Económicas

"El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo significativamente la incertidumbre sobre las políticas macroeconómicas a corto plazo, pero la situación externa continúa siendo frágil. La alta inflación afectará al consumo privado y tardará tiempo en retroceder", indica el informe.

Respecto al último punto, la Ocde prevé un aumento de precios de 92% al cerrar este año con una desaceleración gradual a 81,2% en 2023 y 58,8% en 2024.

Para el organismo, la política de reducción del financiamiento monetario seguida por el ministro de Economía, Sergio Massa, "reducirá las presiones inflacionarias en el mediano plazo y la brecha entre los tipos de cambio oficial y paralelo, disminuyendo los riesgos de devaluación".

El camino de crecimiento se volvería a retomar con mayor fuerza en 2024, año en el que se prevé una expansión del 1,8%.

Segun el REM del BCRA, en el mercado esperan un crecimiento muy bajo para 2023, también: 0,9% (mediana) y 0,5% (promedio).

  • Pero las perspectivas se están deteriorando y algunos ya avizoran un estancamiento o, incluso, un PIB en baja.

"El nivel de actividad se estuvo estancando en el tercer trimestre y es probable que en lo que quede del cuarto trimestre, el PIB argentino tenga una tendencia levemente declinante como consecuencia de la falta de divisas y de una inflación que hace reducir los salarios reales. Esto va a dejar un arrastre estadístico muy bajo para el año que viene, prácticamente nulo. Estamos viendo un crecimiento muy bajo, en torno a 0", afirmó Lorenzo Sigaut Gravina de la consultora Equilibra.

"Nosotros para el próximo año estamos previendo que la economía exhiba una contracción de entre el 2% y 3% aproximadamente. Esto se debe principalmente a que el Gobierno no cuenta con dólares para hacer funcionar la economía y además tiene que afrontar más pagos respecto a este año con los acreedores. El Gobierno debe pagar casi US$ 8.500 millones entre organismos, empresas y provincias. Y además debe acumular reservas supuestamente. Esta necesidad de divisas hace que se restrinjan más las importaciones y haya un marco de pocos dólares para que la economía funcione. Eso va a implicar una caída en el nivel de actividad. A la par de esto, vas a tener probablemente más inflación y menor poder adquisitivo", señaló, por su parte, Sebastián Menescaldi de Eco Go.

Por otro lado, el economista Mariano Sánchez Moreno de Alphacast destacó: "Las previsiones de la OCDE no son una sorpresa a nivel mundial porque este año estamos viendo el grueso de los bancos centrales del mundo agresivos para paliar una inflación que está alta y que es empujada no solo por los incentivos monetarios que se largaron por la pandemia sino que también por la crisis energética que ha habido en los principales mercados producto de la guerra entre Rusia y Ucrania". 

"En el caso local de Argentina, creo que jugamos un partido aparte. Hay un contexto mundial que va a ser adverso, pero eso es un agravante. Lo que empuja las malas proyecciones son la aceleración de la inflación, la falta de un plan económico creíble que arregle cuestiones de fondo y el embotellamiento que está teniendo el perfil de la deuda en pesos entre julio y septiembre del año que viene cuando en el medio hay unas PASO que no estaría augurando una buena elección para el oficialismo", agregó.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés