Frigoríficos destacan que el 2020 cierran con aumentos en la producción y consumo de carne

frigorificos
22-12-2020
Compartir

Daniel Urcía, el presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra), hoy remarcó que el 2020 termina con aumentos en la producción y el consumo de carne a pesar de las dificultades económicas. "Termina un año muy complicado por los efectos de la pandemia sobre una economía que ya venía golpeada", indicó en un comunicado.

"El sector de la carne demostró cuánto puede aportar en empleo, abastecimiento interno y exportaciones de carne", aseguró el dirigente gremial empresario. Sin embargo, subrayó que "necesita también de medidas que mejoren la competitividad sectorial para desarrollarse".

"Culmina un año difícil por la pandemia y por la crisis económica, aunque paradójicamente con mayor consumo doméstico de carne bovina, porcina y aviar", expresó. También señaló que "el mayor consumo fue posible por un incremento en la producción de carne", y que "luego de 11 meses, está asegurado que la faena total de bovinos superará los 14 millones de cabezas".

Asimismo, Urcía afirmó que se puede rescatar de este año el aumento del peso promedio de faena, y que "es ese diferencial el que posibilitó crecer en el abastecimiento interno y en el volumen exportado". "En Argentina en 2020, se consumen 117 kilos por habitante y año de proteína animal solo de las tres carnes principales (vacuna, aviar y porcina) mientras que el promedio de consumo mundial de todas las carnes es apenas superior a los 40 kilos por persona anuales", insistió.

A su vez, subrayó que se triplicó el consumo de proteína de origen animal respecto del promedio de la población mundial. "Esto demuestra que nuestro sistema productivo es capaz de abastecer nuestro mercado doméstico con niveles altos y también exportar", indicó.

"El incremento en el consumo interno, pese a la crisis económica, fue posible en parte por la mayor oferta de carnes", sostuvo. El titular de Fifra añadió que "también por el mayor gasto destinado en alimentos para las familias ante la imposibilidad de hacerlo en otros rubros debido a las restricciones sociales a las que obligó la pandemia".

Además, destacó que "la ayuda social del Estado con los distintos programas, especialmente tarjeta Alimentar" como dinamizadora del consumo interno. Determinó que en ese contexto “la hacienda y por ende la carne no tuvieron incremento de precios significativos".

"El incremento en los precios del ganado en las categorías de consumo (novillitos y vaquillonas) recién se vio a finales de noviembre pese a que la invernada y el maíz lo hicieron muchos antes", concluyó.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés