El Economista - 70 años
Versión digital

sab 24 Sep

BUE 18°C
Versión digital

sab 24 Sep

BUE 18°C
Se espera que la demanda de divisas por turismo creczca hacia fines de año
Tensiones

En medio de un fuerte lobby industrial, Massa regresa con la tarea de evaluar cambios en el "dólar Qatar"

Los industriales piden "preservar los dólares" y, con una salida mensual en torno a US$ 750 millones, apuntan al turismo

Leandro Gabin Leandro Gabin 12-09-2022
Compartir

Sergio Massa finalizó su gira por Estados Unidos con el apoyo explícito del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Tesoro de EE.UU. a sus últimas medidas para estabilizar la economía, algunos pedidos hacia adelante (no menores), y la certidumbre que el organismo aprobará las metas del segundo trimestre y desembolsará los US$ 4.000 millones. 

A su regreso, el ministro de Economía tendrá que decidir qué hacer con la situación cambiaria en medio de los fuertes reclamos por parte de los industriales de "preservar los dólares" y con la salida de divisas en torno a US$ 750 millones por parte del turismo, el sector en la mira.

El famoso "dólar Qatar" es lo que los industriales, con la UIA a la cabeza, quieren frenar. Se lo pidieron explícitamente al exindustrial y titular de Desarrollo Productivo, José Ignacio De Mendiguren, en un acto por el Día de la Industria en Santa Fe. El lobby sectorial se hace sentir en un momento donde llueven los reclamos por la falta de divisas para importar insumos básicos para la producción. “Hay que frenar lo que se va por turismo”, le pidieron al “Vasco” los representantes de la cámara.

Los pedidos para endurecer el cepo llegan por todos lados. Incluso el secretario de Comercio, Matías Tombolini, recibió quejas de las pymes por la falta de acceso al MULC. Así, el equipo económico tendrá que evaluar qué alternativas hay a dos meses del Mundial y con una demanda que crece a pesar de un tipo de cambio muy elevado en términos históricos.

El lobby sectorial se hace sentir en un momento donde llueven los reclamos por la falta de divisas para importar insumos básicos para la producción. “Hay que frenar lo que se va por turismo”, le pidieron al “Vasco” los representantes de la cámara.

"No hay novedades aún sobre ese tema", dicen escuetamente desde el Ministerio de Economía. Lo cierto es que en el Gobierno se están pensando alternativas, si bien ninguna definitiva, por estas horas. "Son cosas que se están evaluando, siempre lo estamos viendo", repiten sin dar detalles. 

Massa, a su regreso de Washington, seguirá evaluando junto al Banco Central qué medidas se podrían llegar a tomar. Por ahora las conversaciones están en estado de análisis y no hay confirmación oficial de nada.

Mientras que la AFIP salió a intimiar “inconsistencias” entre monotributistas que compraron pasajes y paquetes para el Mundial, algunos rumores surgieron en torno a encarecer el dólar turista incrementando impuestos. Se habla de subir el impuesto País del 30% actual al 45%. La ganancia del Gobierno es que ese es un impuesto que no se devuelve y juega a favor de la recaudación. 

En agosto, lo que la AFIP levantó por este gravamen creció 300% contra el mismo mes del año pasado y viene haciéndolo a un ritmo acelerado durante todo el año. De ahí que al Estado le conviene, si es que busca encarecer el dólar de los viajeros, incrementar ese impuesto y no el que se toma como adelanto de Ganancias que es deducible (si bien bicicletean la devolución en el tiempo). 

El tema, que también tendrá que evaluar Massa, es el impacto que tendría encarecer el tipo de cambio para las compras al exterior en la brecha cambiaria. Elevar el impuesto encarece ese dólar que actúa como "piso" del blue. Léase, la disyuntiva que tiene Economía es marcar un piso mayor de los paralelos o perder dólares por las reservas. 

Si aumentaran el impuesto como se está rumoreando, el dólar turista pasaría a cerca de $295 y eso sería $20 más caro que el cierre del blue actual. De ahí que no sólo abortaría la caída de ese tipo de cambio libre, sino que le pondría un piso al resto en torno a los $ 300. 

"Habría que ver, si lo hacen, cómo se implementa. No me queda claro que vayan por ese lado", confió una fuente llegada a Economía, que tiene un pie adentro y uno afuera. El Fondo le pidió al Gobierno asegurar el ingreso de dólares y aumentar las reservas, pero no está claro que eso pueda suceder si la brecha vuelve a trepar. Todas las veces que el BCRA y Mecon tocaron el dólar tarjeta o turista, la brecha se disparó. ¿Por qué sería distinto esta vez?

Sea como fuere, a pesar del impuesto País y los anticipos de ganancias, los gastos por turismo y compras en el exterior consumieron US$ 757 millones en julio, el mayor nivel desde mayo de 2018. Y según trascendió, en agosto habría sido similar, algo que encendió las alarmas de urgencia. En el mercado temen que a este ritmo la balanza turística insumirá este año más de US$ 7.000 millones, levemente por debajo de los pagos de intereses de la deuda externa pública y privada. 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés