El Economista - 70 años
Versión digital

jue 07 Jul

BUE 9°C
Versión digital

jue 07 Jul

BUE 9°C

El precio de la divisa seguirá volátil

Sin embargo, GMA Capital no descarta que el “billete” vuelva a bajar en el corto plazo

11-03-2019
Compartir

La lección de la semana que pasó es que la calma cambiaria desapareció. “El mundo y el año electoral prometen seguir dotando de variabilidad al peso argentino en tanto no generemos señales de confianza”, auguran desde GMA Capital. Eso no implica, por cierto, que el dólar seguirá escalando. Cuanto menos, estará muy sensible y volátil, pero no debe descartarse, tampoco, que vuelva a bajar y acercarse a la zona baja de la banda cambiaria acordada con el FMI.

“Para el horizonte más próximo mostramos moderadas dosis de optimismo”, amplían desde GMA. Una de las razones que alimenta esa visión es el movimiento que tuvo el Indice de Tipo de Cambio Real Multilateral (ITCRM), una medida de la competitividad-precio de Argentina frente a sus socios comerciales. “Tras la depreciación del peso del jueves, el ITCRM alcanzó 123,90, un nivel que no veía desde octubre y noviembre. Ese nivel parece difícil de superar en el corto plazo ya que luce competitivo. Es 29% superior al de un año, pero no luce como un valor insostenible de “overshooting” como en octubre (142)”, agregan.

El Gobierno debería procurar que la cosa no pase a mayores. “Un tipo de cambio real más alto atenta severamente con las posibilidades electorales de Cambiemos”, dice GMA porque “el votante piensa con el bolsillo”. Por eso, señalan, “es deseable una caída del ITCRM”. Pero, ¿se puede? “Creemos que un clima externo más benévolo podrá colaborar con la tarea del BCRA y generar una nueva apreciación real. Es decir, la inflación, en el corto plazo podría volver a ganarle al ritmo devaluatorio. Esta tesis se refuerza con el ingreso en la etapa del año en la que la cosecha gruesa de oleaginosas aporta dólares a la economía. También colabora el desembolso de más de US$ 10.000 millones de una nueva cuota del FMI. No creemos que vayan a faltar dólares”, dicen.

En cambio, agregan, “creemos que van a faltar pesos”. Esas conclusiones, aclaran, están supeditadas a que los bonos y el riesgo país se estabilicen si el oficialismo comienza a afianzarse en las encuestas porque, si hay pánico, faltarán dólares y la tasa, aún en alza, no alcanzará.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés