El Economista - 70 años
Versión digital

jue 06 Oct

BUE 18°C
Versión digital

jue 06 Oct

BUE 18°C
Ecolatina

El empleo asalariado formal del sector privado es el que más ha sufrido en los últimos años

El sector informal fue el más afectado en términos de ingresos, pero al mismo tiempo lideró la recuperación en términos de empleo

Desde 2020, el empleo público y el cuentapropismo fueron los baluartes del crecimiento del empleo.
Desde 2020, el empleo público y el cuentapropismo fueron los baluartes del crecimiento del empleo. .
28-08-2022
Compartir

Un informe de Ecolatina señaló que la recuperación de la actividad económica en la salida de la pandemia también tuvo su correlato en la dinámica del empleo. 

Sin embargo, así como dentro de la primera las heterogeneidades al interior están todavía asociadas a la rama sectorial, en el caso del trabajo las distintas modalidades dieron más matices al panorama del mercado laboral.

En ese sentido, la consultora destaca lo ocurrido con el sector registrado. Según el Sistema Integrado Previsional Argentino (Sipa) los puestos de trabajo formales crecieron 4,6% interanual durante los primeros 5 meses del año -último dato a mayo-, habiendo superado el nivel alcanzado en 2019, incluso levemente en términos poblacionales (+0,4%). 

  • Respecto a esto último, cabe recordar que anualmente la oferta de trabajo (individuos que entran al mercado en búsqueda de ingresos) tiende a expandirse en cerca de 1%.

“Esta tendencia es impulsada por 2 modalidades: asalariados públicos y cuentapropistas -monotributistas, autónomos y monotributistas sociales-. En el caso de los primeros, el crecimiento interanual es de casi 3%, pero se destaca por no haber exhibido números en rojo durante la pandemia. Tal es así que el crecimiento respecto a 2019 es de 2,3% por encima del crecimiento poblacional”, afirmó Ecolatina.

El informe afirma que, si bien los cuentapropistas sí sintieron el impacto de la pandemia, la recuperación -apuntalada también por la regularización de la asistencia social vía monotributo- muestra un avance de casi 10,2% considerando también el aumento de la población desde 2019.

Sin embargo, la consultora cree que el empleo de calidad continúa golpeado.

De todo esto se desprende que, incluso pese a los buenos números del empleo asalariado formal del sector privado durante los últimos meses (promedia una suba de 3,8% interanual en 2022), esta modalidad -típicamente asociada con el empleo deseable, de calidad y mayor productividad- es la que más ha sufrido en los últimos años. 

“En este sentido, si contemplamos también el avance poblacional, el deterioro es de casi 4% respecto a 2019 en los primeros 5 meses del año. Vale destacar que las medidas tendientes a proteger el empleo durante los meses de restricciones más severas han ayudado a que este desplome no sea mayor, aunque pagando un costo en términos de ingresos laborales: el salario real del sector privado cayó 1,5% en promedio en 2020”, indicó Ecolatina.

Bienes y servicios

Hasta el relajamiento de la gran mayoría de las restricciones a mediados del año pasado, el empleo en bienes había crecido más que aquel asociado a los servicios (recién en mayo arrojó una variación interanual positiva). 

Mientras que en términos de actividad se revirtió esta tendencia, esto no ocurrió en términos del empleo: hacia mayo los bienes experimentaron una suba de 4,7% interanual, contra la expansión de 3,3% de los segundos. 

“Esta dinámica responde a la construcción -un sector que estuvo fuertemente afectado por las restricciones a la movilidad-, que incrementó 16% interanual su nómina de trabajadores formales. No obstante, si comparamos la dinámica respecto a 2019, el deterioro per-cápita del empleo formal es más pronunciado en los sectores productores de bienes (-4,5% vs -3,4%)”.

Industria y comercio

Ecolatina destaca el peso específico de la industria y del comercio en la economía y el rol que jugaron en la recuperación de la actividad durante 2021.

El empleo industrial crece este año a un ritmo de 3,1% interanual, por debajo del comercio, que lo hace al 3,7%. 

Sin embargo, la mejor performance relativa durante todo 2021 de estos sectores los ubica mejor que el promedio a la hora de realizar la comparación con la prepandemia: están 1,4% y 2,6% por debajo si se tiene en cuenta el crecimiento de la población. 

“De este modo, no solamente la economía en general fue traccionada por el entramado industrial y los diversos incentivos al consumo -que también estimulan al comercio-, sino que también tuvo un impacto positivo en el empleo formal”, consideraron en el informe.

La consultora remarca que desde 2020, el empleo público y el cuentapropismo han sido los baluartes del crecimiento del empleo. 

thumbnail_001349c5-928f-4107-b184-3e65f5fbf717
 

“Si bien el empleo asalariado del sector privado muestra cierto vigor en los últimos meses, una mirada de mediano plazo lo muestra todavía muy por debajo de sus capacidades. Sin embargo, esto no debería sorprender: la economía se encuentra 0,2% por debajo del nivel per cápita de 2019 y la incertidumbre actual, desencadenada en la esfera financiera, pero trasladándose a la economía real y afectando las decisiones de consumo e inversión, impone un techo al crecimiento del empleo de calidad”, afirmó.

¿Y qué sucede con el empleo informal?

Si bien aún no se disponen de datos para el total del país, las cifras de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) -que cubre aproximadamente dos tercios de la población con foco en la población urbana- arrojan que este sector fue el más afectado en términos de ingresos, pero al mismo tiempo lideraron la recuperación en términos de empleo.

En este sentido, por la necesidad de no quedar inactivos ante la fuerte aceleración inflacionaria, se reincorporan al mercado laboral bajo esta modalidad. Con los últimos datos disponibles, se puede observar que con relación al primer trimestre de 2019 subieron 3,2% teniendo en cuenta el crecimiento poblacional, y 6,4% en términos absolutos.

“Si bien todavía solamente tenemos datos para los primeros 3 meses de 2022, la tendencia no parece haberse modificado en la actualidad. De verificarse esta hipótesis, observaríamos que en los últimos 3 años el empleo asalariado en el sector privado -tanto formal como informal- migró al cuentapropismo y al sector público”, señaló Ecolatina.

Sin embargo, la consultora subrayó que la absorción de estas modalidades podría no haber sido suficiente y estar incubando un “efecto desaliento”. 

  • Un dato que refleja dicha dinámica es que la Población Económicamente Activa (compuesta por la población que se encuentra buscando un empleo o posee uno) creció solo 0,5% entre 2021 y 2019, por debajo del crecimiento poblacional, una tendencia que se mantuvo en el primer trimestre de este año.

“La debilidad del sector privado para crear empleo puede estar detrás de este comportamiento, teniendo en cuenta que en el mundo formal queda escaso margen para que el empleo público y cuentapropista se mantenga en aumento”, concluyó en el informe. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés