El Economista - 70 años
Versión digital

jue 06 Oct

BUE 18°C
Versión digital

jue 06 Oct

BUE 18°C
Datos

El PIB crecerá por segundo año consecutivo: para economistas, es puro "efecto arrastre"

Sería la primera vez en más de una década que la actividad económica crece en 2 ejercicios consecutivos

Todesca Bocco: “El mundo se está desacelerando”.
Todesca Bocco: “El mundo se está desacelerando”.
25-08-2022
Compartir

La secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca Bocco, afirmó e que la economía cerrará el año creciendo y que “será la primera vez desde 2010 y 2011 de 2 años consecutivos” de expansión, a la vez que confirmó que las importaciones de combustibles ya se encuentran en disminución.

“Problemas tenemos y todos somos conscientes de la inflación y los problemas de distribución del ingreso, pero la economía de Argentina está creciendo. Este año vamos a crecer y será la primera vez desde 2010 y 2011 de 2 años consecutivos de crecimiento”, aseveró Todesca Bocco en diálogo con Radio 10.

La funcionaria valoró los niveles de actividad en momentos donde “el mundo se está desacelerando”.

Asimismo, indicó que las importaciones de lubricantes y combustibles, que explicaron “más del 60%” del incremento de todas las importaciones de julio al igual que parte de la salida de divisas del Banco Central durante los últimos meses, se encuentran en baja.

“Ya hay datos que no se publicaron de cómo vienen comportándose las importaciones en agosto, y se ve una disminución porque pasó la temporada alta de los envíos de combustibles y de Gas Natural Licuado (GNL)”, adelantó Todesca Bocco.

En ese sentido, la exvicejefa de Gabinete recalcó que “Argentina también está bajo el impacto del brutal aumento de la energía en el mundo”. 

  • Por su parte, indicó que también crecieron las importaciones de maquinarias, partes y piezas.

“Esto es importante porque es como un indicador adelantado de actividad. Que siga creciendo indica que la economía argentina todavía está creciendo”, explicó.

Pero...

En contraposición, el economista Guido Lorenzo de LCG afirmó que dicho crecimiento “es todo efecto arrastre”

“La economía puede contraerse punta-punta hasta 2 dígitos y aún mostrar que en el promedio creció. Es decir, cuando compares el bienestar entre diciembre de 2022 y 2021, vamos a estar peor”, dijo Lorenzo ante El Economista.

Por otro lado, señaló que el nivel de actividad aún no alcanzó el máximo cíclico anterior, que fue en 2017. 
 

De cara al 2023, Lorenzo dijo: “Nuestras  proyecciones indican una actividad que no va a variar mucho el próximo año. Siempre hay que estar atento a la demanda de inversión que podría reaccionar negativamente al escenario político y no hay margen para que el gasto público la sustituya”.

Por su parte, el economista Santiago Manoukian de Ecolatina señaló: “Nuestras proyecciones son consistentes con un segundo año consecutivo de crecimiento: estimamos que la economía crecerá 3,8% interanual en el promedio anual".

Puntualizó que es importante la distinción entre el promedio anual y el crecimiento punta-punta (diciembre de 2022 vs diciembre de 2021). 

¿Por qué?

“Si la actividad económica mantuviese el resto del año el mismo nivel de junio (dato reciente del Emae), la economía crecería en torno al 5% en el año, por lo que estamos estimando un avance negativo en términos desestacionalizados para el segundo semestre”, precisó Manoukian. 

Asimismo, explicó que las perspectivas del último tramo del año estarán teñidas por un mayor impacto de la aceleración inflacionaria sobre los ingresos (principalmente de cuentapropistas, informales y sectores más dependientes de transferencias del Estado), un ajuste de tarifas de servicios públicos que restará ingreso disponible, un encarecimiento del crédito al consumo y la inversión por el ajuste en las tasas y un menor impulso fiscal por la necesidad de acelerar la consolidación fiscal.

“El arrastre positivo que dejó el primer semestre estuvo auspiciado por una recuperación del salario real del sector privado formal (+2,4% interanual), producto de paritarias que se ajustaron rápidamente ante la aceleración inflacionaria. También, como resultado de una recuperación encabezada por los servicios, con los sectores más afectados por las restricciones durante la pandemia (como hoteles y restaurantes) y de un esquema de incentivos favorable a un mayor consumo de bienes durables e inversión en bienes de capital (restricciones de acceso al dólar, brecha cambiaria elevada, tasas reales negativas)”, detalló el economista.

***

Las exportaciones y el litio

Por otro lado, Todesca Bocco destacó las cifras de las exportaciones argentinas -que marcaron un récord histórico al alcanzar US$ 44.377 millones durante la primera mitad del año- y colocó como ejemplo al litio para las perspectivas hacia el futuro. En los últimos meses, el foco estuvo puesto en este metal dado que las inversiones para el desarrollo de esta industria fueron al alza.  

Entre algunos ejemplos, se puede mencionar la primera planta industrial de fabricación de celdas y baterías de litio del país en Berisso con una inversión de US$ 7 millones. Además, el miércoles las empresas estatales YPF y Camyen (Catamarca Minera y Energética Sociedad del Estado) firmaron un acuerdo para desarrollar un proyecto exploratorio de litio en una superficie de 20.000 hectáreas ubicadas en la localidad de Fiambalá, Catamarca. 

Como resultado de la guerra entre Rusia y Ucrania se han incrementado exponencialmente los precios de los commodities en la mayoría de los mercados mundiales. Sin embargo, previo al conflicto bélico, los metales, y en particular aquellos vinculados a la transición energética (como el litio, cobalto, níquel, magnesio, aluminio, cobre) ya habían presentado aumentos vertiginosos. La tendencia alcista de este recurso cobra relevancia ya que Argentina es el cuarto productor de carbonato de litio a nivel mundial y el segundo en reservas. 

“El desafío es cómo tener las mejores tecnologías para extraerlo, que tenga el menor impacto medioambiental y luego desarrollar toda la cadena ya que eso es lo que va a dar más empleo y exportaciones de mayor valor”, concluyó la economista. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés