El Economista - 70 años
Versión digital

vie 21 Jun

BUE 18°C
Alerta: la pobreza podría superar 50% en el último trimestre
Indec

Alerta: la pobreza podría superar 50% en el último trimestre

Si la inflación se acelera depués del balotaje, la pobreza del último trimestre del año "podría superar el 50%, tranquilamente", según un experto.

15 noviembre de 2023

El costo de los productos que integran la Canasta Básica Alimentaria (CBA) subió 8,6% en octubre, lo que determinó que una familia conformada por dos adultos y dos hijos menores necesitara ingresos por $160.603 para no caer en la indigencia, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En tanto, el costo de la Canasta Básica Total (CBT) subió 8,1% en octubre, por lo que el mismo grupo familiar necesitó contar con ingresos por $345.295 para no caer debajo de la línea de la pobreza.

Para una familia de cinco integrantes, la CBA se ubicó en $168.919 y la CBT, en $363.175.

.
 

El Indec dio cuenta el lunes que la inflación minorista durante octubre ascendió al 8,3%, por debajo del 12,7% de septiembre y el 12,4% de agosto, y que el rubro alimentos y bebidas mostró una suba menor al índice general, con 7,7 %.

De esta forma, la CBA, que mide la evolución de los precios de productos alimenticios necesarios para la subsistencia, y que marca el umbral por debajo del cual se cae en la línea de indigencia, acumuló un incremento de 139% en los primeros diez meses del año, contra una inflación general del 120%.

En tanto la CBT, que mide los ingresos necesarios para pagar alimentos y bebidas, indumentaria y servicios de una familia tipo, subió 126,4% entre enero y octubre, impulsado por el alza en el transporte y la indumentaria

La diferencia entre una canasta y otra radica esencialmente en que las tarifas de los servicios públicos tuvieron menores aumentos que los alimentos.

Esto se ve mejor reflejado en el índice de precios minoristas que, en lo que va del año, aumentó el 120%. En él, la inflación "núcleo" alcanzó al 126,5%, mientras que los productos y bienes estacionales aumentaron el 112,8%, al tiempo que los regulados "solo" avanzaron 99,5%.

Situación social dramática

El impacto de esto sobre la pobreza es alarmante. Según un artículo de La Nación, la aceleración inflacionaria en curso es casi como "una nueva pandemia". El Gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner podrían dejar un nivel de pobreza superior al 42%, según las proyecciones que surgen de los últimos datos de inflación y las canastas básicas total (CBT) y alimentaria (CBA).

El nowcast de pobreza que mide la Universidad Torcuato Di Tella estima una tasa del 42,9% para el semestre de mayo a octubre, con un intervalo del 95% de confianza entre 41,4% y 44,4%. Esto quiere decir que la pobreza podría estar en ese rango, según el informe que hace el economista Martín González Rozada, investigador y profesor de la Di Tella.

"Los economistas proyectan que después de las elecciones habrá un sinceramiento de precios y que la inflación de noviembre será mayor a la de octubre. Por lo tanto, se espera que las canastas suban más que en octubre. Esto solo puede ser compensando con un incremento de los ingresos de los hogares, que en principio no aumenta al mismo ritmo", dijo González Rozada en el diario La Nación.

 "Si las cosas se mantienen como en octubre, la tasa de pobreza del último trimestre podría terminar en 46,5%, pero si hay una escalada de precios, la tasa podría superar el 50%, tranquilamente", agregó González Rozada. Cuando se promedia esa tasa con la del tercer trimestre, que fue 42,6%, la tasa de pobreza del último semestre del año podría estar cerca del 44%

Alivio fue "transitorio"

"Creemos que la desaceleración registrada en octubre será transitoria, como otras vistas a lo largo del proceso de alta inflación en el que se encuentra inmersa la economía", dijeron desde Ecolatina sobre el IPC de 8,3% que anunció el Indec el lunes pasado.

"De hecho, para noviembre esperamos que el registro mensual vuelva a superar los dos dígitos, afectado por una serie de factores", dijeron. 

  • En primer término, un arrastre estadístico de octubre que jugará en contra: "Nuestro IPC GBA Ecolatina registró una aceleración en la dinámica de los precios en la segunda quincena -pasó de 8,1% mensual en la primera quincena al 10,6% mensual en la segunda-, volviendo a superar los dos dígitos mensuales", dijeron. Esto se combinará con aumentos puntuales en prepagas, colegios privados, tarifas de agua (AySA), telefonía celular, Internet y tv por cable, servicio doméstico y taxis.
  • Asimismo, el anteúltimo mes del año se verá influido particularmente por la incidencia de la generalización del desdoblamiento cambiario vía "dólar exportador" de finales de octubre; cierto combustible adicional por el regreso del crawling peg; el fortalecimiento en las restricciones al pago de importaciones de las últimas semanas, profundizando la incertidumbre sobre los costos de reposición; y las posibles tensiones en los dólares paralelos en los días más próximos a la segunda vuelta.
  • Finalmente, será crucial lo que pueda suceder una vez conocido el resultado del balotaje, que despierta una elevada incertidumbre, en términos de posibles descongelamientos de precios regulados, evolución de los acuerdos de precios o medidas cambiarias. "En este marco, el discurso del ganador será clave, así como las primeras señales que pueda entregar respecto a su programa económico y a sus intérpretes, principalmente quiénes ocuparán el BCRA y el Ministerio de Economía, a fin de acotar la incertidumbre en medio de la transición. En caso de que resultara ganador Javier Milei, la cooperación en la transición para evitar una agudización de la inestabilidad sería crucial", dijeron.

Con todo, frente a la inexistencia de un plan integral para bajar la inflación los riesgos de seguir consolidando pisos cada vez más elevados seguirán presentes. "Partiendo de una inercia que se consolida en pisos más altos, la economía se enfrente a una incierta transición electoral sin anclas, bajo una aguda escasez de divisas, exceso de oferta de pesos, distorsión de precios relativos y falta de confianza en los hacedores de política económica para coordinar e influir sobre las expectativas", dijeron sobre el panorama que, potencialmente, se abriría en pocas horas más.

Por todos esos motivos, "estimamos que en noviembre y diciembre la inflación volvería a situarse por encima de los dos dígitos mensuales, cerrando el año en la zona del 185%, con perspectivas de una aceleración en los primeros meses de 2024", dijeron.

 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés