El Economista - 70 años
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 26°C
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 26°C
Tendencia

2023: la inflación le cederá el lugar a la actividad y el empleo

A pesar del freno de la actividad, el nivel de empleo se sostuvo en 2022, pero los analistas creen que ese esquema no continuará

La inflación seguirá siendo motivo de atención
La inflación seguirá siendo motivo de atención
30-12-2022
Compartir

Comienza un año en el que se irá dejando atrás la mayor preocupación del anterior que fue la tasa de inflación.

De hecho, ese proceso comenzó sobre el cierre de 2022 porque como consecuencia del impacto de los ajustes monetarios, la reconstitución de las cadenas de suministros y la baja en el precio de la energía, la suba de los índices de precios se desaceleró. 

El pico de inflación quedó atrás, pero lograr las  metas de entre 2% y 3% que tienen muchos bancos centrales llevará tiempo. 

  • Otro cambio de tendencia que comenzó a verse sobre fin de año fue el del valor del dólar, que luego de haber subido mucho contra una canasta de monedas, comenzó a retroceder.

La inflación seguirá siendo motivo de atención y por lo tanto los principales bancos centrales del mundo seguirán subiendo las tasas de interés en el arranque de 2023. 

Pero el nivel de actividad y su consecuente impacto sobre el empleo irán cobrando importancia para los gobiernos. Luego de crecer 3,2% en 2022, el PIB global subiría 2,7% este año según las proyecciones del FMI y la recuperación será lenta en los próximos años porque superará el 3% recién en 2026.

A pesar del freno de la actividad, el nivel de empleo se sostuvo en 2022, pero los analistas creen que ese esquema no continuará y que en Estados Unidos, por ejemplo, la tasa de desocupación subirá 1 punto. 

Desde el punto de vista económico el nuevo año arrancará con las tendencias prevalecientes en el tramo final del anterior. Pero el escenario puede cambiar porque sigue habiendo incertidumbre en torno a la evolución de la invasión de Rusia a Ucrania que alteró todo el cuadro político y económico a partir de febrero de 2022.

También eventuales rebrotes del Covid que obliguen a restringir algunas actividades seguirán siendo una amenaza. Luego están los imponderables económicos, porque antes de la pandemia la mayor preocupación de los economistas era la deflación.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés