El Economista - 70 años
Versión digital

dom 19 May

BUE 7°C
Mundial Qatar 2022

Sebastián Blasco: "Como dijo Messi, es una oportunidad interesante"

Sebastián Blasco, Mágister en Psicología Deportiva y Director de la Diplomatura de Psicología Deportiva de la Universidad Austral, recibe a El Economista

Último entrenamiento de Argentina antes de enfrentar a México
Último entrenamiento de Argentina antes de enfrentar a México
25 noviembre de 2022

Por Nicolás Piñón.

Suena el tic-tac del reloj, y cada vez falta menos para que la suerte de la Selección Argentina se decida en Qatar. La Scaloneta sabe que mañana ante México quizás tenga su última oportunidad de seguir en el Mundial. 

Los integrantes de la Selección (jugadores y cuerpo técnico) perciben que el aire que respiran en el bunker es espeso, pesado, y que para seguir en juego deberán sacar a relucir sus mejores versiones. Pero, ¿cómo se logra eso tras una derrota durísima en el primer partido? ¿Es posible mezclar y dar de nuevo? 

Sebastián Blasco, Mágister en Psicología Deportiva y Director de la Diplomatura de Psicología Deportiva de la Universidad Austral, recibe a El Economista y con sus vastos conocimientos de la materia brinda optimismo y argumentos para bancar a la albiceleste.

Blasco es Magister en Psicología Deportiva y Director del Centro de Estudios del Deporte en Universidad Austral
Blasco es Magister en Psicología Deportiva y Director del Centro de Estudios del Deporte en Universidad Austral

Analizando el debut argentino, ¿hubo exceso de confianza o se perdió ante un equipo muy oportuno?

-Me parece que respondió el resultado al oportunismo de un equipo, pero sobre todas las cosas me gustaría decir que no es fácil sobreponerse a la anulación de tres goles. Que te quiten algo que te dieron implica un proceso afectivo específico. Creo que eso fue un golpe anímico importante. Para que quede claro esto: vos pensá que te concedan un gol y después te lo anulen implica todo un proceso afectivo para poder internalizar ese duelo de aquello que te dieron. Y la respuesta a eso es compleja. Son profesionales, pero no máquinas. Y pueden tener procesos afectivos que llevan un tiempo. Entonces creo, a mi entender, que el resultado no respondió a la subestimación del rival de un exceso de confianza sino a un partido particular donde tampoco tuvo mucha fortuna y donde el rival pegó en momentos afectivos específicos.

Tratándose de una final anticipada con México, ¿la preparación de los jugadores debería ser igual a la de otros partidos?

-A ver, por supuesto no es el comienzo ideal, ni para los jugadores ni para el entrenador ni para nadie. Ahora, eso no quita que son jugadores que están habituados a disputar instancias decisivas permanentemente en sus clubes y habituados a poder manejar este tipo de presión. Creo que será importante que el entrenador pueda trabajar sobre los errores del primer partido, y después sería interesante poner el foco en la distensión y el esparcimiento para encontrar un equilibrio y correrlos de la presión que va a coartar y mermar su espontaneidad y su creatividad.

Casi como si el psicólogo deportivo formara parte del cuerpo técnico de la selección, en las últimas horas el cuerpo técnico argentino decidió que el plantel pueda recibir a familiares para fomentar un mejor clima interno. 

El plantel actual de la selección parece un grupo casi de amigos, muy unido. ¿Qué tan importante es esto?

-Es muy importante. Me parece que a diferencia de otros planteles que ha tenido la selección, tal vez, en jerarquía individual no sea la selección más rimbombante, pero sin embargo ha podido suplir ese déficit con un trabajo en equipo muy bien desarrollado. Creo que es el gran diferencial: ha podido compensar esa merma de jerarquía con una gran unión colectiva. Y ahí tiene que hacer el foco, ¿no? Creo que si tomamos en cuenta que ese es el gran foco muy posiblemente sea el diferencial de esta selección para poder tener los resultados que considera. Como bien dijo Messi, acá hay una oportunidad interesante para que el grupo atraviese una instancia que no está habituado y si lo saben afrontar con estrategias y pueden unirse detrás de ese objetivo, se va a consolidar como un equipo muy fuerte. Por eso es una oportunidad muy interesante la que se presenta ahora.

La posibilidad de que se realicen varios cambios ante México, ¿podría alterar la confianza de los jugadores y del plantel en sí?

Yo creo que las modificaciones no deberían alterar la confianza individual de los jugadores porque al tener una consideración de equipo tan desarrollada, todos saben cuál es su rol, qué se espera de ellos y qué es lo que pueden otorgar y si lo pueden comprender desde ese lugar corriéndose de la individualidad tan propia del mundo futbolístico no les va a mermar su confianza sino que lo van a ver como parte de un proceso selectivo propio de un grupo de jugadores.

La conversación con Blasco termina a la vez que el entrenamiento de la Selección en Qatar también. Se menciona que habrían dos o más cambios para enfrentar a México mañana a las 16 horas. La receta es clara: si la Scaloneta cambia la imagen y tiene una dosis de mejor suerte, tendrá el destino en sus manos.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés