El Economista - 70 años
Versión digital

sab 24 Feb

BUE 21°C
Información

5 consejos prácticos para prevenir lesiones al correr

Conocé 5 consejos prácticos que te ayudarán a prevenir lesiones mientras corrés. Aprendé las claves para un running sin lesiones.

Cómo evitar lesiones al correr
Cómo evitar lesiones al correr El Economista
Santiago Martín Correa 05 enero de 2024

Correr es una actividad física beneficiosa para la salud cardiovascular y el bienestar general, pero para disfrutar de sus beneficios a largo plazo, es esencial adoptar prácticas que minimicen el riesgo de lesiones. En este contexto, la nutrición y el descanso desempeñan un papel fundamental. 

A continuación, te voy a dar 5 consejos para correr de manera segura y evitar lesiones centrándose en aspectos clave como la alimentación balanceada, la hidratación adecuada, el descanso y la progresión gradual en la intensidad y volumen de kilómetros.

1- Mantener una alimentación balanceada

Una dieta equilibrada es esencial para proporcionar la energía necesaria durante el ejercicio y favorecer la recuperación muscular. Incorporá carbohidratos complejos, proteínas magras, grasas saludables, así como vitaminas y minerales. Ajustá tu ingesta calórica según tus necesidades de entrenamiento, priorizando alimentos frescos y nutritivos. 

2- Hidratación adecuada

La hidratación es clave para un rendimiento óptimo y la prevención de lesiones. Mantente hidratado antes, durante y después de correr, adaptando tu ingesta de agua a la duración y la intensidad de tu actividad. Considerá también la reposición de electrolitos para mantener un equilibrio adecuado. Podés reponer electrolitos hidratándote con bebidas isotónicas

3- Planificación del descanso y recuperación

La recuperación es tan importante como el entrenamiento físico. Planificá días de descanso entre tus sesiones de running para permitir que tus músculos se reparen. Incorporá actividades de recuperación, como estiramientos y ejercicios de flexibilidad, y asegurate de priorizar un sueño reparador para maximizar los beneficios del descanso nocturno. 

Recordá que la frase "no pain, no gain" ( frase del inglés que significa "sin dolor no hay ganancia" ) no aplica en el running y podés llegar a sobre-entrenarte, bajando así el rendimiento. 

4- Incrementar gradualmente la intensidad y distancia

Evitá el riesgo de lesiones al seguir un plan de entrenamiento progresivo. Aumentá gradualmente la intensidad y la distancia de tus carreras para permitir que tu cuerpo se adapte de manera segura. Prestá atención a las señales de fatiga y ajustá tu entrenamiento según sea necesario.

Siempre es ideal que un preparador físico o un profesor de educación física te haga un seguimiento y que sea él quien te planifique ya que son expertos en los ciclos carga y volumen de entrenamiento. 

5- Consultá con profesionales de la salud

La prevención de lesiones también implica buscar orientación especializada. Si experimentás molestias persistentes, consultá con un kinesiólogo, médico deportivo o entrenador especializado en running. Realizá evaluaciones regulares de tu forma de correr y considerá trabajar con un nutricionista deportivo para optimizar tu dieta según tus necesidades específicas. 

Conclusión

Correr con seguridad y disfrutar de sus beneficios a largo plazo implica más que simplemente ponerte las zapatillas y salir a correr a la plaza. 

La nutrición adecuada y el descanso son pilares fundamentales para prevenir lesiones y optimizar el rendimiento. 

Adoptar una dieta equilibrada, mantenerse hidratado, descansar adecuadamente, progresar gradualmente en el entrenamiento y buscar asesoramiento profesional son elementos esenciales para garantizar que cada paso que des te acerque a tus metas de manera segura y sostenible.

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés