El Economista - 70 años
Versión digital

vie 21 Jun

BUE 14°C
Único candidato

Aleksander Ceferin fue reelegido como presidente de la UEFA

El dirigente esloveno encara su tercer periodo en el cargo con la unidad, solidaridad y el mérito deportivo como bandera

Ceferin, de 55 años, llegó a la presidencia de la UEFA en 2016 tras la suspensión del ex futbolista francés Michel Platini
Ceferin, de 55 años, llegó a la presidencia de la UEFA en 2016 tras la suspensión del ex futbolista francés Michel Platini
05 abril de 2023

El abogado esloveno Aleksander Ceferin, que era el único candidato, fue reelegido este miércoles como presidente de la UEFA, para un tercer mandato de cuatro años.

"Significa mucho para mi, es un gran honor y una gran responsabilidad", dijo Ceferin tras su reelección en el congreso del organismo celebrado en Lisboa, Portugal.

El dirigente esloveno, de 55 años, encara su tercer periodo en el cargo con la unidad, solidaridad y el mérito deportivo como bandera, después de un lapso condicionado por la pandemia de Covid, la Superliga y la guerra de Ucrania.

Nacido en Grosuplje, a 20 kilómetros al sudeste de Liubliana, Ceferin se convirtió en el séptimo presidente de la UEFA el 14 de septiembre de 2016, en unas elecciones forzadas por la inhabilitación de la FIFA del ex futbolista francés Michel Platini, que había sido reelegido para un tercer mandato en UEFA en marzo de 2015.

Ceferin derrotó entonces al neerlandés Michel Van Praag, presidente del Ajax de Países Bajos, por 42 votos frente a 13 y desde su discreta posición pasó a ser indiscutible y reelegido por aclamación el 7 de febrero de 2019 en Roma, Italia.

Llegó al cargo con fama de competente e íntegro, sobre todo por prolongar la tradición paterna de defender a las víctimas sin recursos de violaciones de los derechos humanos, como lo hizo en 2006 cuando representó a una familia gitana expulsada de su localidad de origen en Eslovenia por presiones de los vecinos.

En 2022 contó que tras la invasión rusa a Ucrania recibió a un jugador ucraniano en su casa y pasó dos días al teléfono tratando de ayudar a salir del país a futbolistas y entrenadores para huir de una guerra en la que cree que "nadie será el ganador" y, opina, "todos perderemos de una u otra forma".

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés