El Economista - 73 años
Versión digital

mar 23 Jul

BUE 12°C
Informe de BuenBit

Las compras de stablecoins crecieron 60% luego de las elecciones

Las más demandadas fueron DAI y USDT como búsqueda de cobertura contra la inflación

.
. .
29 octubre de 2023

Las compras de stablecoins (criptomonedas que siguen el valor de otro activo) ligadas al dólar crecieron 60% la semana pasada luego de las últimas elecciones generales, según un informe del exchange BuenBit.

Desde la empresa aseguraron que las stablecoins más demandadas fueron DAI y USDT y que el comportamiento de los usuarios no fue de inversión sino de cobertura para protegerse contra la inflación.

Y advirtieron que, antes de adquirir una stablecoin o cualquier otro criptoactivo, es importante informarse sobre su funcionamiento, capitalización de mercado, exchanges donde opera, historial de paridad, y si está regulada en alguna jurisdicción.

Según recientes estimaciones, habría más de US$ 130.000 millones invertidos en stablecoins, un volumen que inquieta a instituciones como el FMI y la Reserva Federal. 

Las stablecoins vienen siendo una de las principales vías de acceso al mundo cripto en los últimos años, sobre todo de pequeños inversores que buscan refugio de la inflación y no quieren arriesgarse a comprar criptomonedas más volátiles, como el Bitcoin. Sin embargo, las stablecoins no están exentas de peligros, ya que el último año varios proyectos tuvieron problemas o desaparecieron, como Terra/USDT.

En un informe reciente, el Banco de Pagos Internacionales (BIS) advirtió sobre la posibilidad de que las stablecoins puedan sustituir a las monedas nacionales. Según sostiene, por su paridad 1 a 1 con monedas como el dólar o el euro, las stablecoins se vienen usando como sustitutas de monedas nacionales durante períodos de inestabilidad macroeconómica y devaluaciones.

"Los tenedores de monedas fiduciarias locales pueden cambiar a estas monedas alternativas, ejerciendo una presión adicional sobre la propia moneda nacional", afirmó. El organismo mencionó así una de las estrategias más usadas en los países afectados por la inflación.

Así, un mayor uso de las stablecoins podría traer una pérdida de soberanía monetaria "o derivar en la falta de financiación de las instituciones financieras locales".  

  • Además, los países con grandes flujos transfronterizos de stablecoins podrían tener dificultades para mantener reservas internacionales en monedas fiduciarias, algo que afectaría al funcionamiento de los mercados cambiarios e interbancarios.

En este escenario, una forma de evitar la sustitución de las monedas fiat es controlando con regulaciones y prohibiciones la forma en que interactúan las criptomonedas y las finanzas tradicionales.

Pese a estos temores, el BIS consideró que aún el uso de las criptomonedas y stablecoins son "de nicho". En un informe anterior había asegurado que las stablecoins "apenas se utilizan para pagos fuera del criptomercado", principalmente en finanzas descentralizadas (DeFi).

Aunque las stablecoins que siguen al dólar siguen dominando, en julio la capitalización de mercado de las que siguen al euro creció en julio 3,37%, hasta los US$ 336 millones, con lo que registró su máximo nivel en un año.

Según la empresa analítica CCData, de las stablecoins vinculadas al euro, Euro Tether sigue siendo la de mayor capitalización con US$ 160 millones, seguida por Euro Coin (US$ 47,25 millones) y Stasis Euro (US$ 43,9 millones).

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés