El Economista - 70 años
Versión digital

vie 22 Oct

BUE 23°C

Versión digital

vie 22 Oct

BUE 23°C

En EE. UU.

¡Fiesta de monedas! Una de platino por un trillón de dólares o stablecoins con respaldo dudoso

El Tesoro tiene la potestad de emitir monedas y la ley indica que no solo puede hacerlo sino que “debe” hacerlo en caso de que sea necesario.

El gobierno estadounidense podría emitir una moneda de platino por el valor de u
Compartir

Como ocurre cada tanto hace más de una década, Estados Unidos se acerca a un límite peligroso: el límite de endeudamiento que el Congreso de ese país autoriza al Tesoro. Superado dicho número se supone que el Gobierno debería dejar de realizar algunos pagos para evitar aumentar su stock de pasivos.

Es una normativa contradictoria dado que es el mismo Congreso el que previamente definió el monto a gastar y estimó la recaudación total. En el pasado, cada vez que se llegó a dicho límite, el Congreso simplemente decidió aumentarlo. La explicación es simple: si el Gobierno de Estados Unidos dejará de gastar, probablemente se daría una crisis de magnitudes que le costaría la carrera a varios políticos.

Algunos se preguntan qué ocurriría en caso de que el Tesoro emitiera un cheque sin fondos en su cuenta de la Reserva Federal. ¿Acaso rebotaría? No lo sabemos.

El Tesoro se ve entonces en una disyuntiva. ¿Cuál de las leyes cumplir y cuál ignorar? No puede gastar menos que lo que dice el presupuesto, eso ya lo intentó Richard Nixon con el argumento de que no necesitaba más presupuesto y la Corte Suprema le indicó que ello no era su decisión. Podría también emitir bonos haciendo caso omiso al límite legal y, ese según algunos abogados, sería el menos inconstitucional de los caminos.

Pero existe otra alternativa que se empezó a discutir hace unos meses y es la de emitir una moneda de platino por el valor de un trillón de dólares. El Tesoro tiene la potestad de emitir monedas y la ley indica que no solo puede hacerlo sino que “debe” hacerlo en caso de que sea necesario para mantener el correcto funcionamiento del sistema financiero. Eso lo explica claramente Rohan Grey, abogado vinculado a la Teoría Monetaria Moderna y que es quien diseñó la “Stable Act”, una propuesta para regular a las stablecoins.

La única limitación que tiene el Tesoro para emitir una moneda de aquel valor es que sea de platino. La misma se depositaría en la Reserva Federal, quien acreditaría la cuenta del Gobierno para que este pueda gastar. Algunos que no comprenden correctamente el funcionamiento del sistema monetario creen que esto puede afectar la independencia de la Fed para aplicar política monetaria. Nada más lejos de la realidad, siempre el Tesoro propone (una estructura de deuda) y la Fed dispone (comprando, vendiendo y emitiendo bonos, o pagando intereses sobre las reservas).

Janet Yellen, Secretaría del Tesoro de Estados Unidos, ya se opuso a la medida “#MintTheCoin” (“#EmitanLaMoneda”, en inglés) y los Bitcoiners ya se hacían escuchar mostrando los beneficios de tener una moneda digital con una emisión limitada inmutable.

Valga aclarar que la propuesta de emisión de aquella moneda nada tiene que ver con una criptomoneda y que, de prosperar, mostraría lo fútil que es obligar al Tesoro a que emita deuda para poder gastar como manera de respaldar la base monetaria, que es el pasivo de la Reserva Federal. No ocurre lo mismo, obviamente, con las stablecoins, cuyo respaldo es recomendable conocer antes de hacerse con una de ellas. Y es USDC una de las que está realizando mayores avances en ese sentido.

Habíamos anticipado desde esta columna hace un poco más de un mes que los emisores de dicho criptodólar habían informado su intención de respaldar el 100% de sus tokens con cash y depósitos bancarios. 

En su última atestación mostró que cada día está más cerca de ese objetivo. Un reporte contable independiente muestra que el 92% de su respaldo se encuentra en la forma qué había prometido previamente y 5% adicional en certificados de depósitos conocidos como “Yankee CDs”.

Si bien no se trata de una auditoría propiamente dicha y, por lo tanto, no podemos saber si esos fondos estaban ahí antes de la atestación o si sólo permanecieron un instante para poder realizar el informe, es una muestra clara de que USDC se quiere mostrar como la stablecoin mejor respaldada del mercado. En una columna previa me preguntaba si no será la stablecoin elegida por Nubi, la wallet que lanzará Facebook para servir de herramienta en el pago con criptodolares.

Justamente unos días después de la atestación, Circle, compañía que emite USDC, informó que la Securities and Exchange Commission la estaba investigando para entender, entre otras cosas, el respaldo que tenía aquella criptomoneda. Aclararon que se encuentran “cooperando completamente” con los reguladores.

Por lo pronto USDC firmó la semana pasada un acuerdo con MoneyGram, un servicio de pagos persona a persona, para poder realizar transacciones usando la red blockchain de Stellar. La combinación de un respaldo más seguro y la unión con MoneyGram le permitirá mejorar a la stablecoin y convertirse en una alternativa de dinero muy cercana a los medios tradicionales.

Ni que hablar si la FDIC le otorgara seguros de depósito equivalentes a los que tienen los bancos comerciales. En Estados Unidos, hasta un límite de los US$ 250.000, la Reserva Federal respalda las deudas de los bancos con sus clientes y, en caso de que la entidad quebrara, el depositante no perdería su dinero. Pues ahora nos enteramos que la entidad responsable de otorgar esos seguros estaría analizando si ello sería aplicable para aquellos emisores de criptodólares que registraran sus deudas en blockchains descentralizadas.

En caso de que ocurriera, probablemente ello no incluya a Tether, tal vez la stablecoin con peor reputación de todas. En un tuit del pasado 14 de julio, JP Koning, un reconocido especialista en la historia del dinero y las criptomonedas, explicaba que hay diferentes formas en que los criptodólares respaldan sus tokens. 

Algunos como Paxos o Gemini cuentan con una licencia del Departamento de Servicios Financieros de Nueva York (NYDFS son sus siglas en inglés) lo cual los hace casi equivalentes a un banco (ellos serían probablemente quienes podrían obtener el seguro FDIC en caso de otorgarse). Otros como USDC, mencionado más arriba, cuentan con varias licencias como “Money Transmitters” (transmisores de dinero), lo cual los convierte en similares a PayPal, con la diferencia de que sus deudas están registrados en una blockchain descentralizada en vez de un archivo propio. Por último, menciona a Tether del cual explica que optó por usar cuentas offshore. Su oscuro pasado y presente le dificulataría el acceso a servicios bancarios.

Fue la reconocida revista Bloomberg quien le dedicó a ese último criptodólar un enorme artículo describiendo su historia y marcando hitos conocidos (y no tanto) de su origen. Entre otras proclamas se menciona que Giancarlo Devasini, su director financiero, habría desviado fondos para hacer inversiones, lo cual contradice la promesa de Tether de respaldar el 100% de sus tokens emitidos. Por otra parte se señaló que la preocupación por el crecimiento de esta criptomoneda llegó al despacho de Yellen, quien se habría reunido con especialistas en la materia para tratar el caso.

Como si fuera poco, Tether también se vio involucrado en el reciente escándalo de Celsius, una plataforma que hace de intermediario (centralizado) entre ahorristas cripto que buscan ganar una renta y prestatarios que usan esas criptos para fines propios pagando por ello un interés. Según se supo, Tether le habría prestado mil millones de Tethers a Celsius (equivalen obviamente a US$ 1.000 millones), lo cual implicaría que existía por lo menos esa cantidad de Tethers sin respaldo en dólares circulando.

Algunos se preguntaron qué destino le habrá dado Celsius a esos tokens. ¿Habrá sido para pagar intereses a sus depositantes? De ser así estaríamos ante un caso sospechoso de tratarse de un típico esquema Ponzi en el cual el sistema paga los intereses a los inversores con el dinero depositado por los nuevos inversores, generando un espiral que en algún momento se agota por falta de nuevos ingresantes, dejando sin su dinero a muchos depositantes.

Alex Mashinsky, fundador de Celsius, aclaró en un tuit que lo que habían pedido prestado fueron USDT (el token de Tether) y que la empresa había provisto colateral para cubrir dicho préstamo. 

Frances Coppola, una famosa escritora escéptica del ecosistema cripto, le respondió preguntándole si aquella garantía se trataba del Bitcoin y otras criptomonedas que sus clientes habían depositado en Celsius. De ser así, habrían dos Tether emitidos contra un mismo Bitcoin, lo cual implica obviamente que uno de los dos no tendría respaldo.

Lo cierto es que pareciera que las autoridades no van a permitir que existan stablecoins sin respaldo sólido y sin el debido procedimiento de KYC y AML (Conozca Su Cliente y Régimen Anti Lavado, por sus siglas en inglés).

Es por ejemplo el caso de AAVE, una plataforma similar a Celsius pero bastante descentralizada y programada sobre Ethereum. El pasado 27 de septiembre, con la intención de atraer a inversores institucionales, los responsables del mantenimiento de aquella informaron el lanzamiento de AAVE V2, una versión que prevé el registro de nuevos usuarios con un previo chequeo de sus antecedentes para poder prevenir el lavado y otros delitos.

Es probable que ese sea el destino de la mayoría de las aplicaciones cripto, en particular de las conocidas como DeFi (Finanzas Descentralizadas, por sus siglas en inglés) y CeFi (Finanzas Centralizadas pero que usan blockchains descentralizadas), las cuales deberán someterse a procedimientos de AML y KYC. Es simple, ellas necesitan utilizar las stablecoins para poder operar, las stablecoins necesitan del debido respaldo bancario que sólo podrán obtener con la autorización de los reguladores.

El círculo se cierra por el lado que los primeros criptofans nunca soñaron. Sea una de platino por un trillón de dólares o una stablecoin como Tether, siempre es importante qué es lo que le da valor a esa moneda.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés