El Economista - 70 años
Versión digital

lun 17 Jun

BUE 13°C
Iniciativa del gremio

Los taxistas porteños quieren importar un auto eléctrico para renovar sus unidades

Buscan un doble beneficio: una exención impositiva para las unidades destinadas a la actividad, de la mano de un vehículo que no genera emisiones contaminantes. ¿Cómo es el BYD D1 elegido por los "tacheros" de la Ciudad?

El taxi de BYD en la sede del gremio, donde se destacan las imágenes de Juan Perón y Eva Duarte.
El taxi de BYD en la sede del gremio, donde se destacan las imágenes de Juan Perón y Eva Duarte.
20 mayo de 2024

En una iniciativa arriesgada y sin precedentes, la Federación de Conductores de Taxis presentó su proyecto de importar de manera particular autos 100% eléctricos para renovar su parque automotor.

En la sede del gremio, ubicada en el barrio porteño de Caballito, el Secretario General de la Federación, José Ibarra, ofició de anfitrión y fue el encargado de mostrar el modelo elegido, el BYD D1.

Lo interesante es que la marca china -de la cual habla el mundo entero debido a su importante expansión en los últimos tiempos- aún no tiene representación local pero para el evento vino especialmente Stephen Deng, vicepresidente de BYD Auto Industry, quien en otras oportunidades visitó el país en busca de inversiones para la producción de Litio.

Stephen Deng, representante de BYD, y José Ibarra, secretario general de los taxistas.
Stephen Deng, representante de BYD, y José Ibarra, secretario general de los taxistas.

Además estuvieron presentes Ezequiel Sabor, Director del Banco Ciudad junto a Darío Antiñolo, Subsecretario de Transito y Transporte porteño, Ezequiel Jarvis, Secretario de Trabajo de la Ciudad, ya que la intención es armar un plan conjunto que permita financiar la compra de las unidades y encarar un plan consistente de renovación del parque de taxis e ir a un modelo de unidades eléctricas.

"Hace muchos años que venimos pidiendo y luchando por una verdadera exención impositiva para los vehículos que son destinados para taxis, y éste debe ser el ejemplo, atrás de esto tiene que venir ese tipo de incentivo para nosotros", señaló Ibarra.

"Nosotros no tenemos porqué seguir pagando el impuesto al 'bien de lujo', para nosotros es una herramienta de trabajo y como tal tenemos que tener esa exención impositiva, por eso es importante lo de hoy que no sólo tiene que ver con la contaminación cero sino que de una buena vez debe venir de la mano de una exención impositiva a los 0 km", añadió el gremialista ante el aplauso de sus compañeros presentes.

BYD aún no tiene representación oficial como marca en la Argentina.
BYD aún no tiene representación oficial como marca en la Argentina.

¿Cómo es el BYD D1?

Se trata de un monovolumen de 4.39 m de largo con una distancia entre ejes de 2.79 m y capacidad para cinco pasajeros, con la particularidad de que sus puertas traseras son corredizas, lo que permiten un fácil acceso y egreso.

Su motor es de 100 kW con una potencia estimada en 93 cv y cuenta con un torque de 180 Nm que le da una agilidad importante en el tránsito urbano. Con sus baterías completamente cargadas aseguran una autonomía de 418 km mientras que su velocidad máxima es de 130 km/h.

Su precio no fue informado; de momento se trató sólo de la presentación de una iniciativa que deberá avanzar y tener un sustento desde el Ejecutivo porteño para saber cuáles serán las condiciones y los planes que se ofrecerán a los taxistas de la Ciudad que quieran sumarse.

Autoridades del Banco Ciudad y del Gobierno porteño acompañaron la presentación de la iniciativa.
Autoridades del Banco Ciudad y del Gobierno porteño acompañaron la presentación de la iniciativa.

Antecedente uruguayo

Lo hecho por la Federación no es novedosa sino que replica lo que hicieron sus colegas de de la Gremial Única del Taxi de Uruguay hace un año y medio atrás cuando presentaron el BYD D1 como nuevo modelo eléctrico para complementar un par que -por entonces- ya contaba con más de 100 unidades de ese tipo circulando por Montevideo.

En el país vecino el Ministerio de Industria, Energía y Minería aprobó en esa ocasión un incentivo de US$ 5.000 para cambiar sus taxis con motor a combustión (nafta o gasoil) por eléctricos además de exenciones tributarias y de patente.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés