El Economista - 70 años
Versión digital

lun 20 May

BUE 6°C
BCBA

La Bolsa de Cereales recortó la proyección de soja a 38 millones de toneladas

De concretarse esta proyección, la campaña 2022-2023 sería la más baja de los últimos 5 ciclos

Las exportaciones sojeras serán de US$ 20.501 millones, casi 20% menos que en 2021-2022
Las exportaciones sojeras serán de US$ 20.501 millones, casi 20% menos que en 2021-2022
09 febrero de 2023

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (Bcba) recortó la estimación de producción de soja en 3 millones de toneladas, de 41 millones a 38 millones de toneladas, debido a una merma en los rendimientos esperados por la sequía.

De concretarse esta proyección, la campaña 2022-2023 sería la más baja de los últimos 5 ciclos y se ubicaría 10 millones de toneladas por debajo de la primera estimación realizada por la entidad bursátil porteña antes de que comenzará la siembra.

Además, este guarismo se ubica 5,3 millones de toneladas por debajo de las 43,3 millones de toneladas registradas durante la cosecha 2021/22.

En tanto, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) también realizó este miércoles un ajuste de 2,5 millones de toneladas sobre su previsión de producción de soja, pasando de 37 millones a 34,5 millones de toneladas.

De esta manera, la campaña se convierte en la peor desde el ciclo 2008-2009 a la fecha, cuando la producción de la oleaginosa fue de 31,8 millones de toneladas.

Por su parte, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) estimó una cosecha de 41 millones de toneladas, al recortar 4,5 millones de toneladas respecto a su informe previo.

El nuevo ajuste realizado por la Bcba se sustentó en una proyección de merma de entre 30% y 40% en los rendimientos esperados en la región núcleo norte y sur.

Actualmente, el 31,4% del área en cuestión se encuentra definiendo rendimientos, en un contexto en el que los cuadros de la región centro-norte de Santa Fe son considerados como los más adelantados.

 

El informe de la entidad bursátil señaló que a la fecha 5 de cada 10 hectáreas aún se encuentran entre "diferenciación foliar" y "plena floración", por lo que las condiciones agroclimáticas de las próximas semanas serán determinantes para evitar nuevas pérdidas.

Respecto al maíz, a nivel país ya se logró sembrar el 99,1% de las 7,1 millones de hectáreas proyectadas para la campaña en curso, con los trabajos concentrados en el norte del país. Esta superficie representa en números absolutos, 600.000 hectáreas menos que las implantadas la campaña anterior.

Las lluvias relevadas durante las últimas semanas "mejoraron el estado de los planteos tardíos y de segunda ocupación del cereal al mismo momento en el cual gran parte de los lotes comenzaron a transitar el período de definición de rendimiento en el oeste y sur del área agrícola nacional", indicó el informe.

Además, se comenzaron a relevar las primeras cosechas de plantaciones tempranas en el centro del área agrícola con "rindes por debajo de las expectativas iniciales producto del estrés termo-hídrico que sufrieron gran parte de los cuadros".

"La condición hídrica óptima/adecuada se encuentra en el 54,2% de los lotes en pie, que representa un retroceso respecto de la semana previa de 1,5 puntos porcentuales. Se estima que la condición de cultivo regular/mala se incrementó en 2 puntos porcentuales alcanzando al 33,6% de los cuadros", indicó el informe.

  • Respecto al impacto directo de una menor oferta del grano amarillo, el economista Gabriel Caamaño Gómez señaló: "Es un mercado intervenido pero es un exportable/importable, habrá que ver que tan comprometida resulta la oferta local como para ver si el impacto en precios es significativo".

"No me parece lo más relevante, además de que el Gobierno está interviniendo los precios de los aceites, que es importante para la canasta de consumo local", indicó

"En tanto, el impacto indirecto se refleja en el alimento animal, pero eso hay que verlo porque mucho del maíz que no se coseche va terminar alimentando ganado cuyo rodeo y oferta ya está afectado por la seca", agregó el economista.

Por último, la cosecha de girasol ya alcanzó el 21,8% de la superficie total de 2 millones de hectáreas aptas previstas para la actual campaña, con una proyección de rinde medio de 15,2 quintales por hectárea y una previsión de producción en 3,9 millones de toneladas.

últimas noticias

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés