El Economista - 70 años
Versión digital

dom 04 Dic

BUE 25°C
Versión digital

dom 04 Dic

BUE 25°C
Salud

¿Por qué nos cuesta hablar de muerte súbita?

En las últimas horas fueron noticia dos casos de personas que murieron por una descompensación cardíaca: el exbaterista Adrián Bin Valencia y el ex intendente de Corrientes Fabián Ríos

El médico cardiólogo Mario Fitz Maurice (MN 83671) es de Director Médico del INADEA
El médico cardiólogo Mario Fitz Maurice (MN 83671) es de Director Médico del INADEA
04-10-2022
Compartir

En tres días fueron noticia dos casos de personas conocidas que murieron, según los titulares de los diarios, por una descompensación cardíaca: el exbaterista de Almafuerte Adrián Bin Valencia, que con 61 años murió sobre el escenario el sábado y el ex intendente de Corrientes Fabián Ríos, que tenía 58 años y murió ayer jugando al pádel.

El médico cardiólogo Mario Fitz Maurice (MN 83671), Director Médico del INADEA y Jefe de electrofisiología del Hospital Rivadavia, aseguró: “Estos días vimos dos muertes súbitas que no han sido reanimadas en el lugar donde ocurrieron. Son 40.000 por año. Son personas como vos y como yo, que están haciendo las cosas de todos los días y que repentinamente mueren”.

Muchas veces se habla de descompensación o fallas cardiacas pero lo que ocurre es muerte súbita. “Pareciera que nos cuesta mencionar esas dos palabras: muerte súbita, y en Argentina ocurren cada 15 minutos. No podemos quedarnos de brazos cruzados. Nuestro deber es prevenirlas. ¿Cómo? Informándonos. Sabiendo que podemos revertir el 80% de las muertes súbitas haciendo RCP y teniendo localizado el desfibrilador más cercano”, opinó Fitz Maurice en diálogo con El Economista.

“Si a esas personas les hacés RCP y usas un desfibrilador dentro de los primeros tres minutos le das 80% de posibilidades de llegar vivo a un hospital. Por eso debemos exigir que haya desfibriladores. Tenemos derecho a tener esa chance de vida”, concluyó el médico consultado.

En sus redes sociales, Fitz Maurice compartió una foto de un desfibrilador para que se los pueda identificar, y el mapa que indican dónde están:

En el fútbol mundial se conocen dos casos de personas que pudieron salvar sus vidas gracias al RCP y el inmediato uso de desfibrilador. 

El año pasado el jugador de la selección de Dinamarca, Christian Eriksen, sufrió un paro cardiorrespiratorio durante un partido de la Premier League. Estuvo muerto unos minutos, pero afortunadamente la rápida intervención de sus compañeros de Selección, que le hicieron RCP y usaron un desfibrilador para reanimarlo pudieron evitar la muerte súbita.

eriksen-christian-120621
Eriksen estuvo muerto unos minutos, pero afortunadamente la rápida intervención de sus compañeros de Selección evitaron la muerte súbita

Por su parte, el arquero argentino Jeremías Ledesma fue protagonista de un hecho heroico: en septiembre, durante el partido de Cadiz - Barcelona, un hincha se descompensó en la tribuna y sin dudarlo corrió hasta donde estaba el hombre con un desfibrilador en mano para que puedan asistirlo.

Jeremías Ledesma llevó un desfibrilador tras la descompensación de una persona en la tribuna del Cádiz

 

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés