El Economista - 70 años
Versión digital

vie 12 Jul

BUE 4°C
Crisis

Habló uno de los principales expertos narco de Rosario y dejó una inquietante hipótesis: ¿se unieron todas las bandas?

"Pasan los gobiernos, la estrategia es la misma y el fracaso es recurrente", dice Germán de los Santos.

Habló uno de los principales expertos narco de Rosario y dejó una inquietante hipótesis: ¿se unieron todas las bandas?
12 marzo de 2024

Germán de los Santos es periodista especializado en delito y mafias, autor del libro "Los Monos" y corresponsal en Rosario del diario La Nación. Es, por añadidura, una de las personas que más sabe porque el narco terrorismo mantiene su poder y su capacidad operativa para infundir terror. También, porque los distintos gobiernos vienen fallando y perdiendo la guerra. 

"Pasan los gobiernos, la estrategia es la misma y el fracaso es recurrente", dijo en una conversación con los periodistas Juan José Domínguez, Hernán Cappiello y Ariel Cohen en Gambito de Datos (Radio Con Vos).

Es Periodista y autor de los libros "Los Monos" y "Rosario".
Es periodista y autor de los libros "Los Monos" y "Rosario".

Las frases más destacadas

Sobre los gendarmes: "Todavía no llegó nada, y van a tardar los gendarmes en llegar a Rosario. La ministra de Seguridad [Patricia Bullrich] y el ministro de Defensa [Luis Petri] hasta ahora han hecho actos para mostrar gendarmes pero no para que realicen tareas operativas. De hecho, hay menos gendarmes que el año pasado". 

El problema estructural de la principal fuerza federal de la Argentina: "Y, sobre todo, hay un problema estructural en la Gendarmería: no tienen móviles. Hasta la semana pasada había acá 11 patrulleros de gendarmería. Incluso la Provincia de Santa Fe le prestó autos a la Gendarmería. Esto, además, admitido por la propia ministra, que no tienen autos. Por eso, esta participación de las Fuerzas Federales es en la cesión y el apoyo de vehículos, porque estamos hablando de que la principal fuerza federal de la Argentina no tiene patrulleros".

El gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro.
El gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro.

Lo llamativo de los últimos asesinatos: "En los casos de los dos taxistas que asesinan el martes y el miércoles se usó la misma pistola. Las balas fueron compradas por la Policía de Santa Fe, tenían una inscripción de la Policía de Santa Fe, con lo cual, eso es muy llamativo. La investigación no llegó a una hipótesis muy depurada. Hay unos 20 detenidos en las en las últimas horas pero llama mucho la atención (...) También llama mucho la atención cómo lo matan al colectivero: un joven para el colectivo, se sube y automáticamente le dispara a la cabeza (...) O sea, sube a matar al colectivero. Como el sábado en en la estación de servicio: un sicario que entra a una pequeña oficina de la estación de servicio y lo ejecuta a un joven de 25 años de forma bestial. Son asesinatos que no tenían otro móvil que el de generar pánico y terror".

Qué reclaman los narcos: "Ni bien asumió, Maximiliano Pullaro hizo toda una reestructuración entre los presos de alto perfil en la cárcel de Piñero, que es la principal penitenciaría de Rosario, y ahí se restringieron las visitas, del uso de teléfonos celulares, se hacen requisas muy exhaustivas, y esto generó respuestas en la calle que empezaron con amenazas al gobernador, algunos ataques a un hospital, a un banco, a una escuela, pero después esto fue subiendo de tono. Y el detonante fue una requisa que se hizo el sábado pasado en la cárcel de Piñero, muy fuerte, que incluso se filmó; fueron esas imágenes que publicaron muchos medios de comunicación con esa estética de lo de Bukele en las cárceles. Y automáticamente empezaron estos crímenes. En esos carteles que se dejaron hablan de humillación y ahí hay un dato ahí muy importante: se habla de una unión de bandas de narcos".

Narcos unidos: "En el gobierno estaban manejando desde antes esta hipótesis porque estaban sospechando, incluso, sobre participaciones de distintas bandas en hechos que tienen, todos, la misma relación. Entonces se analizó que están actuando de forma mancomunada. Posiblemente se sigan matando, pero en esto están todos juntos".

¿Posibles soluciones? "Yo soy periodista, cuento. Si no, me propondría para otra cosa. Pero lo que veo es que el fracaso es recurrente y que pasan los distintos gobiernos y las estrategias son las mismas, que es enviar gendarmes a Rosario, que mayormente lo que hacen son controles vehiculares, patrullajes en algunos barrios. En algún momento baja un poco la violencia y después vuelve a activarse todo, porque la raíz nunca termina de afectarse. Y hoy el problema está en las cárceles, que eso es un fenómeno también nuevo en la Argentina, que hasta ahora el Estado, cuando investigaba, condenaba a una persona porque había cometido un delito y se desligaba porque iba a la cárcel. Ahora empieza otro problema en los penales, que es que los presos se organizaron y esto pasa en otros países también".

"La violencia se transformó en un commoditie"

Días atrás, de los Santos escribió que "los grupos criminales deben alimentar todo el tiempo ese terror que es el que busca condicionar decisiones políticas, obtener dinero a través de aprietes y negociar con sectores policiales momentos de paz". La violencia se transformó en un commoditie, agregó.

"Quienes lo ejercen no son grupos mafiosos sofisticados, que tienen estrategias depuradas y profundas, sino sectores marginales que planean lo elemental. Golpear con sangre para obtener réditos. El problema a lo largo de la última década es que el Estado no logró neutralizar esas acciones rústicas y elementales. La pobreza y la creciente marginalidad hicieron crecer esos grupos que usan a adolescentes a quienes los atraviesa a nivel cultural ese mundo del hampa, que tiene como principal aspiración llegar a tener una moto y un arma en la cintura. Pibes cuyo destino probable es la cárcel o el cementerio, sin escapatoria", dice.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés