El Economista - 70 años
Versión digital

sab 03 Dic

BUE 19°C
Versión digital

sab 03 Dic

BUE 19°C
Lazos

El interés de los jóvenes argentinos por China sigue firme

Hay una camada muy importante de jóvenes egresados de universidades que deciden estudiar chino para hacer un doctorado o posgrado allí

Desde el 2004 unos 3.000 jóvenes argentinos por año se inscriben para estudiar y escribir chino-mandarín
Desde el 2004 unos 3.000 jóvenes argentinos por año se inscriben para estudiar y escribir chino-mandarín
22-10-2022
Compartir

Trabajar para una empresa china, estudiar en una universidad o seguir un posgrado en ese país tiene el mismo atractivo para los jóvenes argentinos que antes de la pandemia, aunque este año el país oriental tiene su primera ola de contagios de coronavirus, lo que torna dificultoso el ingreso de extranjeros, informaron especialistas.

Desde el 2004 unos 3.000 jóvenes argentinos por año se inscriben para estudiar y escribir chino-mandarín, según datos del Centro Universitario de Idiomas dijo a Télam su director Roberto Villarruel.

"En los primeros años eran más los adultos los que se inscribían, ligados a su interés por el orientalismo, pero en los últimos cinco años observamos que la tendencia es que la gente joven se interese por el idioma, tal vez por el crecimiento de la influencia económica y cultural de China en el mundo", aseguró Villarruel.

El dirigente destacó además que durante años "en Argentina existió una influencia cultural de Estados Unidos y de Europa muy fuerte en las clases medias y se veía a los países orientales como un destino exótico, era muy raro ver a un argentino en Japón o China, en donde también la cultura occidental era objeto de burlas".

Recién en los últimos años "ingresamos en su radar", por lo que hoy "hay una camada muy importante de jóvenes egresados de universidades que deciden estudiar chino para hacer un doctorado o posgrado ya que hay áreas muy atractivas como la biología o la inteligencia artificial, donde hay un campo muy vasto en China y es muy valorado aquella persona que aprende su idioma y además sabe español".

"Por lo que apreciamos este año, ese interés no decreció tras la pandemia", agregó Villarruel.

China atraviesa este año su primera ola de la Covid-19, con miles de infectados en forma simultanea en varias ciudades a raíz de la variante Omicron, por lo que "es muy difícil" ahora viajar a ese país con una visa, dijo a Télam Adrián Díaz, consultor en desarrollo de negocios español que hace 16 años está radicado en el país oriental.

Indicó que en la actualidad "si se logra pasar esa barrera" hay en China lo que se llama "inflación de curriculum" hacia todo aquel extranjero que se acerque a trabajar o a iniciar un negocio, ya que las empresas "poseen miles de ellos y hay que dar con el valor de lo que a ellos les está faltando".

Díaz, quien da conferencias en todo el mundo, destacó que para las grandes empresas occidentales como Oracle, Amazon o Microsoft, "entender chino y conocer su cultura y su idioma es un valor agregado", pero destacó que las becas programadas que se daban "están disminuyendo a la par que crece el Covid".

"El chino es una persona afable y hospitalaria pero muy pragmática y materialista y hoy mirará mal, y hasta con cierta discriminación, a aquel extranjero que no le sume algo a sus acreencias, en especial lo que venga del mundo occidental", precisó.

Para Díaz "salir todos los días a la calle en China es un master en si mismo y poder pasar seis meses es una aventura que servirá a los jóvenes para el resto de su vida".

"No sabemos como será la China pospandemia, porque ahora se está transitando la fase aguda, solo sabemos que afectó a la burbuja inmobiliaria y a la política de energías verdes, mientras que las previsiones son una disminución en su crecimiento", aseguró el empresario español.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés