El Economista - 70 años
Versión digital

jue 18 Abr

BUE 21°C
Tránsito

Imprudencia y falta de inversiones en las rutas argentinas: las causas detrás de las peores estadísticas de accidentes viales

Según datos del Ministerio de Transporte, el año pasado murieron en accidentes de tránsito 3.828 personas (10,5 víctimas diarias en promedio). Por otro lado, la Asociación Civil Luchemos por la Vida calcula 6.184 víctimas fatales, a un promedio de 17 decesos diarios. ¿Qué hay detrás de los datos?

La falta de inversiones en infraestructura vial se torna preocupante
La falta de inversiones en infraestructura vial se torna preocupante
Ignacio Hutin 17 mayo de 2023

En 2022, la consultora internacional Zutobi elaboró un ranking mundial basándose en datos publicados por The Global Economy sobre el estado de las rutas alrededor del planeta. Se consideraron factores como el porcentaje de rutas en condiciones "aceptables", las tasas de accidentes fatales en autopistas, el promedio de distancia diaria recorrida por habitante y la evolución de inversiones en infraestructura en los últimos cinco años. 

Entre los 59 países analizados, Argentina estaba en el puesto 54. Es decir, el país tiene algunas de las peores rutas del planeta o, al menos, de las peores estadísticas de accidentes viales, aunque haya mejorado 18,42% respecto a 2017.

Según datos de la Dirección de Estadística Vial del Ministerio de Transporte de 2023, el año pasado murieron en accidentes de tránsito 3.828 personas (10,5 víctimas diarias en promedio) en 3415 siniestros viales (9,4 por día). 

Esta sería la segunda cifra más baja de la última década, apenas por detrás de las correspondientes a 2020, año en que comenzó la pandemia de coronavirus y se vio marcadamente disminuido el tránsito automotor en todo el país. Más de la mitad de estos corresponden a accidentes en rutas (29% en rutas nacionales y 21% en rutas provinciales), mientras que apenas el 20% de los siniestros se dio en calles urbanas.

Por otro lado, la Asociación Civil Luchemos por la Vida calcula 6.184 víctimas fatales para el último año, a un promedio de 17 decesos diarios. Por mucha diferencia, la provincia de Buenos Aires es la que más muertes reporta: 1.881 víctimas. Entre las rutas nacionales con mayor cantidad de siniestros aparecen dos que conectan la región centro con el noroeste argentino: la 9 (CABA-La Quiaca) y la 34 (Rosario-Salvador Mazza, Salta). Y dos que atraviesan la región mesopotámica: la 12 (Zárate-Puerto Iguazú) y la 14 (Ceibas, Entre Ríos- Bernardo de Irigoyen, Misiones). 

En un nivel ligeramente inferior, figuran las dos rutas más largas del país, la 40 (La Quiaca-Río Gallegos) y la 3 (Buenos Aires-Ushuaia); junto a la 7 (Buenos Aires-Mendoza-frontera con Chile) y la 38 (Córdoba-San Miguel de Tucumán), que, con poco más de 800 kilómetros, es la más corta de esta lista.

mapamuertos2022web copy
Total de muertos en 2022 en Argentina: 6.184

Alberto Gasparini, capacitador de Luchemos por la Vida, opina que el principal problema en las rutas es el exceso de velocidad, a lo que se suma el consumo de alcohol y la falta de controles. 

"Hay muchas rutas de doble mano, con siete metros de ancho, que tienen 50, 60 años de antigüedad. Por ahí circulan camiones y, a cierta velocidad, el acoplado se anda zarandeando, casi se rozan entre los que vienen de un lado y del otro. Y están separados sólo por una pintura", explica y pone un ejemplo en concreto: "Yo soy de Bahía Blanca y en la Ruta 3, ya pasando San Miguel del Monte y hasta Bahía Blanca hay muchos camiones y la ruta pasa a ser doble mano. Si voy detrás de un camión, sólo veo la culata. Supongamos que va a 80, yo vengo a 110, tengo que ir sacando apenas la cabeza para ver si viene un coche de frente. ¿Y si adelante de ese camión va otro? Si pensaba que tenía que pasar 20 metros, ahora son 40 metros. El que viene de frente, puede venir a 110, y uno va de contramano. Son temas muy graves en rutas de doble mano. Por eso solicitamos que la infraestructura vial sea acorde, de mínimo dos carriles por mano".

Según la Dirección de Estadística Vial, más de la mitad de los siniestros viales fatales se dan por colisión entre vehículos. La causa más habitual la representan los sobrepasos indebidos. La combinación entre un importante tráfico de camiones, rutas de un carril por mano, exceso de velocidad y, en ocasiones, consumo de alcohol y, en menor medida, cansancio y uso del celular, deriva en que las estadísticas de accidentes no disminuyan notablemente. Imprudencia al volante y falta de inversiones se conjugan. "Nos mantenemos en unos 7.000 muertos por año más o menos", dice Gasparini.

Sin embargo, según datos del Ministerio de Obras Públicas, hay en la actualidad tan sólo dos obras en ejecución de duplicación de calzada: en la RN 16, entre Resistencia y Sáenz Peña, Chaco y en las RN 34, entre Rosario y Sunchales, Santa Fe. Hay también algunos tramos más escuetos en proceso de convertirse en autovía, como los poco más de 3 kilómetros de la RN 3 entre Las Flores, provincia de Buenos Aires y la Ruta Provincial 30; 20 kilómetros de duplicación de calzada en la RN 5, entre Mercedes y Suipacha y 16 kilómetros entre Maguire y Fontezuela, en la RN 8. Algunas de estas obras fueron concesionadas en 2018 por el gobierno de Mauricio Macri a través del sistema de Participación Público Privada (PPP).

En 2020, se rescindió la mayoría de contratos establecidos mediante este sistema. La justificación oficial de parte del Ministerio de Obras Públicas fue que las empresas a cargo de los corredores viales "incumplieron sus obligaciones" y solo habían ejectudo, en promedio, el 2% del Plan de Obras. De los 4.000 kilómetros de "rutas seguras" (rutas más anchas, con banquina asfaltadas y carril de sobrepaso donde resultase requerido) que se debían construir según el Plan Vial Federal 2016-2019, tan sólo se hicieron 6 km. 

Los corredores anunciados por la gestión a cargo de Guillermo Dietrich incluían tramos de las rutas 3, 5, 7, 9, 11, 33, 34, 193, 205 y 226. A partir de 2020, las obras, gestión y administración de estas rutas volvieron a la órbita del Estado, pero también, parcialmente, a cargo de la empresa Corredores Viales S.A., creada en 2017 por iniciativa de Dietrich.

Se suma una disputa entre gremialistas de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y del Sindicato Único de Trabajadores de los Peajes y Afines (SUTPA), a cargo del exdiputado nacional Facundo Moyano. El primero presiona para disolver la empresa que tiene como accionistas al Ministerio de Obras Públicas y a Vialidad Nacional, mientras que el segundo apunta a expandirla y a recibir más concesiones.

Esto dificulta la concreción de obras, ya sea en ejecución o en etapa de planificación. 

Considerando que, según datos de la Bolsa de Comercio de Rosario, el 92% del transporte interno (casi 500 millones de toneladas anuales) se realiza mediante camiones y que el transporte ferroviario de cargas no ofrece mayores perspectivas de crecimiento, la falta de inversiones en infraestructura vial se torna preocupante.

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés