Después del Covid-19, hacia una movilidad sustentable

Las nuevas tendencias en la movilidad sustentable representan un cambio positivo que llegó para quedarse: nuestra provincia no puede darle la espalda, porque es darle la espalda al futuro

2 de julio, 2021

Después del Covid-19, hacia una movilidad sustentable

Por Valentín Miranda Diputado JxC en la provincia de Buenos Aires

“La pandemia cambió nuestras vidas”. Esa es una frase que está en todas nuestras charlas. Pérdidas irreparables de seres queridos, dificultades en la economía de los hogares y de las empresas, empobrecimiento y dramas sociales son sólo algunos de los motivos que pusieron a la salud mental como protagonista.

Pero esta situación, como toda crisis, también puede ser una oportunidad. Nuestro desafío es pensar qué conductas cambiaremos para lograr un desarrollo económico más justo, armónico con el medio ambiente y lo suficientemente fuerte para generar los empleos de calidad que necesitamos los argentinos.

Argentina emite entre 4,5 y 5 tm de CO2 por habitante, según los datos del Banco Mundial: es uno de los países de la región con más emisiones de gases con efecto invernadero. Nuestro país ha reafirmado su compromiso con el Acuerdo de París para reducir sus emisiones para 2030 y, de hecho, pretende redoblar sus esfuerzos para reducirlos 26% más de lo que se había comprometido en 2016. A eso dedicamos ni más ni menos que US$ 15.000 millones.

La mayor parte de las emisiones de dióxido de carbono del país se produce en nuestra provincia, Buenos Aires: alrededor del 55%. Entre los sectores con más emisiones se encuentra el transporte, con 15% del total de los gases con efecto invernadero.

Esto tiene un impacto altísimo: el cambio climático tiene efectos en la naturaleza, la producción, la distribución del territorio, los desastres naturales y hasta obliga a muchas personas a migrar para huir de sus consecuencias.

Tenemos una oportunidad para cambiar. La crisis del Covid nos interpela para que le demos la dimensión necesaria en la agenda nacional y provincial.

¿Qué nuevas actitudes nos dejan un saldo lo suficientemente positivo paraque sean consolidadas y profundizadas?

Movilidad sustentable: oportunidad y desafío

El aumento de la movilidad sustentable, sin duda, es uno de esos desafíos. Necesitamos una forma de movernos que no arruine el futuro de las nuevas generaciones.

La transición energética, que aún no ha logrado abandonar el esquema de combustibles fósiles para mover el transporte por rutas, vías navegables o por avión, a pesar de los serios esfuerzos que se están haciendo en la electrificación y el uso de biocombustibles en los medios de transporte, es seguramente una de las agendas más importantes para después de la pandemia.

Las estadísticas muestran un gran aumento en el uso de bicicletas en nuestra provincia. Muy marcado en aquellas ciudades que cuentan con transporte público, pero también en aquellas ciudades del interior, más pequeñas, que ya utilizaban la bicicleta de una forma recreativa y deportiva,y tomaron fuerte impulso en este ultimo año como un medio de transporte en el día a día, para ir a comprar, a estudiar o a trabajar.

La bici es una forma saludable, segura y respetuosa con el medio ambientepara movernos. Contra el cambio climático, los pedales son una herramienta esencial.

Son muchos los beneficios tanto para la salud del medio ambiente como para nuestra propia salud. También para la salud de la economía. Por eso debemos hacer un esfuerzo para fomentarla.

En la provincia de Buenos Aires no se ha hecho mucho para acompañar con políticas públicas ese profundo cambio que se está dando en el transporte y para fomentar el uso de la movilidad sustentable.

Por eso presenté un proyecto en la Legislatura bonaerense apuntando a abordar la problemática integralmente y acompañar este proceso que estamos viviendo.

Movilidad sustentable: infraestructura, empleo y costos

La adaptación de la infraestructura urbana es necesaria, para dar mayor seguridad y generar una mejor convivencia entre el auto, la moto, la bici y el peatón.

En el mundo hay muchas oportunidades de financiamiento para estas iniciativas y un ejemplo de ello es Mendoza, que está construyendo 110 km de ciclovías que conectan a 7 ciudades con gran parte del financiamiento no reembolsable del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Generar estacionamientos seguros y gratuitos también es necesario, por eso propusimos que el estado empiece por dar el ejemplo: es quien debe impulsar con más energíala existencia de espaciosen sus dependencias para poder estacionar las bicicletas. La falta de estacionamiento no debe ser una excusa para no ir en bici.

La educación siempre es un arma poderosa y llevada al ámbito vial salva vidas y mejora la convivencia en la vía pública. Necesitamos resaltar este punto. Para eso es necesaria la ampliación de derechos, pero también dejando claras las obligaciones y generando conciencia en los ciclistas respecto a sus deberes. Manejar una bici no puede ser nunca un motivo para romper las normas.

También hay desafíos económicos asociados a la bicicleta. Su uso cada vez más extendido aumentó muchos sus precios. Para muchas personas, hoy empobrecidas tras la cuarentena, tener una bicicleta es tan necesario como inaccesible. Creemos que el Banco Provincia tiene que estar presente y ayudar a los bonaerenses acompañando con promociones, planes de cuotas y otras facilidades su adquisición.

La contracara del aumento de la demanda es la posibilidad de aprovechar ese boom para poder fomentar la producción y fabricación de bicicletas en la provincia generando fuentes de empleo. En este sentido la clave será generar las condiciones productivas y los alivios impositivos necesarios para hacer que la provincia sea un destino seductor para los empresarios.

Sabemos que la prioridad es la agenda sanitaria, económica y social. Pero no podemos dejar de pensar cómo queremos que sea Argentina una vez que la pandemia se haya superado. Las nuevas tendencias en la movilidad representan un cambio positivo que llegó para quedarse. Nuestra provincia no puede darle la espalda, porque es darle la espalda al futuro.