Uruguay insiste con flexibilizar el Mercosur y la gran duda es qué dirá Brasil

5 de abril, 2021

Uruguay insiste con flexibilizar el Mercosur y la gran duda es qué dirá Brasil

Pese al fuerte cruce entre Alberto Fernández y Luis Lacalle Pou en la cumbre por el 30 aniversario del Mercosur, el Gobierno uruguayo presentará el próximo 22 de abril, en la reunión de cancilleres del bloque, un documento técnico de pedido formal para que se permita que los países miembros negocien acuerdos comerciales de manera independiente.

Aunque el contenido del mismo aún no ha sido especificado, el diario La Nación informó que el canciller uruguayo podría pedir suspender la aplicación del Arancel Externo Común, la derogación de la decisión Nº 32 de 2000 y una habilitación general para que los países puedan negociar acuerdos. Además, se analizará la actual situación del histórico acuerdo firmado con la Unión Europea en 2019, el cual aún no ha sido ratificado por los parlamentos.

Por su parte, la Cancillería argentina, que fue la encargada de convocar la cumbre entre los ministros de Relaciones Exteriores, reafirmó su “voluntad de diálogo” con los miembros del Mercosur. Según cito Télam, el canciller Felipe Solá reiterará su “vocación de unidad” y su posición de “negociar” las distintas propuestas de los países. Actualmente, Argentina, que ostenta la presidencia pro tempore del bloque, es el miembro que posee una postura más proteccionista y rechaza flexibilizar los acuerdos comerciales.

La gran pregunta es qué posición tomarán Paraguay y, sobre todo, Brasil.

“No es cierto que nosotros no queramos cambiar nada en Mercosur”, dijo el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, en diálogo con El País de España el fin de semana. “Planteamos a nuestros socios una modificación del arancel externo común y fuimos muy ambiciosos: propusimos que en cerca de 1.800 renglones el arancel bajara al 0%”, agregó, como ejemplo.

Asimismo, criticó el dogmatismo de algunos socios del bloque. “La idea de que reduciendo aranceles se moderniza todo de golpe es puro dogmatismo ideológico. Hay que discutir en qué proporción se reducen y en qué renglones se mantienen. Eso lleva tiempo. En Argentina tenemos experiencia con esas cosas, en varios momentos de nuestra historia tomamos decisiones ideológicas, reducimos los aranceles y abrimos nuestra estructura financiera, y terminamos con una crisis en la balanza de pagos. Por eso somos cautelosos”, sentenció Kulfas.