La vacunación global viene lenta y se prendió una alarma en Israel

20 de enero, 2021

La vacunación global viene lenta y se prendió una alarma en Israel

El mayor proceso de vacunación global de toda la historia continúa avanzando, pero a un ritmo menor del esperado. Problemas en la producción y distribución de vacunas, además de falta de aprobación en algunos casos, llevaron a que hasta ahora solo se hayan administrado 44.000.000 de dosis en 51 países a un promedio de 2.227.000 por día, según los datos de Bloomberg.

Estados Unidos, que ayer superó los 400.000 muertos por Covid-19, es el país que colocó más vacunas: 14.707.000 a un ritmo promedio de 776.901 por día, pero esa cifra representa solo 4,48 por cada 100 habitantes. En ese plano, el liderazgo lo mantiene Israel, que ya vacunó al 28,5% de la población.

Como en otros temas, América Latina viene atrasada y Argentina tiene hasta ahora la mejor relación de vacunados cada 100 habitantes con 0,45.

Sin embargo, hay sobradas experiencias de que las comparaciones en este terreno no tienen mucho sentido. Se trata de un problema global y todos los países, en particular los menos desarrollados, enfrentan el mismo problema, que es la falta de vacunas suficientes que, por problemas de producción, están tardando en llegar y los plazos para completar la vacunación a nivel global se siguen alargando.

Israel duda de Pfizer

Israel, como se mencionara, viene muy bien con su campaña de vacunación. Ya administró casi 2,7 millones de la vacuna de Pfizer y tiene una tasa de vacunación de casi 30 cada 100 personas. Por lejos, la más alta del mundo.

Todo venía sobre ruedas hasta que 12.400 personas, que se habían aplicado la primera dosis, dieron positivo de Covid-19. “La protección contra el Covid-19 de la primera dosis de la vacuna de Pfizer es menos efectiva de lo que la empresa informó”, dijo el responsable de la campaña contra el coronavirus en Israel, Nachman Ash. Agregó, incluso, que 69 de ellas habían recibido la segunda dosis. Por eso, Ash puso en duda que sea efectiva frente a las nuevas variantes del virus.

Inicialmente, Pfizer informó que la vacuna tenía una efectividad de alrededor de 52% después de la primera dosis, que aumentaba a 95% después de la segunda dosis. Días atrás, la jefa del Departamento de Salud Pública del Ministerio de Salud, Sharon Alroy-Preis, indicó que el porcentaje era levemente menor (50%) tras la primera dosis. Por su parte, el mayor proveedor de servicios de salud de Israel, Clalit, había entregado información complementaria, que indicaba que el nivel de efectividad era del 33%.