El Partido Republicano post-Trump, destripado

15 de enero, 2021

El Partido Republicano post-Trump, destripado

Los republicanos saldrán de la era Trump destripados financiera, institucional y estructuralmente.

Las pérdidas son duras y sustanciales:

– Perdieron su poder en el Congreso.

– Sus dos líderes, Mitch McConnell y Kevin McCarthy, están paralizados por las listas negras corporativas de sus miembros que niegan las elecciones.

– La marca GOP es radiactiva para una gran parte de Estados Unidos.

– Las prohibiciones corporativas de donar a los 147 republicanos de la Cámara y el Senado que votaron en contra de la certificación electoral están creciendo y es prácticamente seguro que se mantendrán.

– La RNC (Convención Nacional Republicana) es un caparazón de lo que fue y está dirigido por un leal a Trump.

– Los demócratas los aplastaron en la recaudación de fondos cuando estaban fuera del poder .

– Sheldon Adelson, el mayor donante del partido, murió el lunes.

– La NRA (Asociación Nacional del Rifle) es más débil que nunca, después de múltiples escándalos de liderazgo.

– La Cámara de Comercio de Estados Unidos, una vez controlada por republicanos, también cedió a los demócratas en 2020.

– Las bases republicanas ahora están dispersas en canales encriptados como Signal y temen a las plataformas de Big Tech.

Mientras tanto, conservan el poder en los tribunales y las legislaturas estatales, dos piezas fundamentales para reconstruir su partido. Pero probablemente enfrentarán una guerra interna furiosa por políticas y líderes políticos mientras lidian con un mundo post-Trump, cuando sea que sea.