Aborto: el PRO y la UCR intercambian roles

28 de diciembre, 2020

Aborto: el PRO y la UCR intercambian roles

Por Augusto Milano

En el tema de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, que se tratará mañana en el Senado, los partidos se lavan las manos e, insólitamente, no fijan posición en un tema importante y que moviliza a la sociedad.  Pero se la considera una cuestión de conciencia individual y por ese motivo cada legislador puede votar de acuerdo a sus convicciones.

De todas maneras, en la votación en Diputados hubo algunas tendencias definidas. En el FdT predominó el  voto a favor de la iniciativa, pero no ocurrió lo mismo en Juntos por el Cambio porque los tres partidos que lo integran se expresaron de manera diferente.  En el caso de la UCR, el 59% de los diputados votaron a favor mientras que en el PRO y la Coalición Cívica fueron amplia mayoría los rechazos. Un dato curioso es que en el Senado la situación se invertiría.  De los 13 senadores radicales que definieron su voto,   9 son celestes y 4 verdes,   lo que llama la atención porque es contradictorio para un partido que se define como progresista y socialdemócrata. Por el contrario, 5 senadores del PRO votarían  afirmativamente contra 3 que rechazarían el proyecto. Un pequeño aporte a la confusión general por parte de JxC.

En el caso del FdT, predominarán los votos afirmativos aunque en menor proporción que en Diputados. En términos regionales, el voto verde predomina en el centro y en el sur del país y el celeste en el norte. 

Un dato que sorprendió a muchos en 2018 fue la paridad que se observó entre las diputadas dado que 50 votaron a favor del IVE y 49 en contra. Este año, los números se modificaron porque 61 legisladoras apoyaron el proyecto mientras que 41 se opusieron.  Pero a diferencia de 2018, el voto celeste predominó  entre los hombres  (72  a 69).

Según los cálculos previos, se estima que 16 sobre 26 senadoras que tienen definido su voto lo  harían a favor del proyecto. Pero lo números se invierten en el caso de los senadores porque entre ellos es mayoría la posición negativa. En ese caso, de rechazarse la iniciativa, se asistiría a otra contradicción porque los hombres terminarían decidiendo sobre un proyecto  que involucra esencialmente a las mujeres.