Informe de think-tank liberal criticó la suba de la presión impositiva en Argentina

27 de noviembre, 2020

Informe de think-tank liberal criticó la suba de la presión impositiva en Argentina

En lo que va del 2020, 18 impuestos (comprende nuevos, aumentos de alícuotas o “contribuciones” de única vez) impactaron e impactarán significativamente sobre la inversión productiva, aumentando un contexto de extrema dificultad para el sector productivo. Sobre el total, 8 se cobrarán a partir de 2021. Los datos fueron compilados por la Fundación Libertad y Progreso.

Entre los más destacados está el impuesto PAIS que, desde su creación y hasta el mes de octubre, recaudó $118.996 millones, representando el 2,24% de lo recaudado en el 2020. Por su parte, Bienes Personales, de enero a octubre de 2020, recaudó 557% más ($161.579 millones) que en enero octubre del 2019 ($24.569 millones), tras la suba de alícuotas.

“La dirigencia política no comprende que la crisis económica es terminal. Y que se debe al enorme peso del Estado que agobia al sector privado, incrementando o creando nuevos impuestos”, señaló Agustín Etchebarne, Director General en la Fundación Libertad y Progreso y destacó que “la Ciudad de Buenos Aires buscó suplir el punto de coparticipación con más impuestos”.

Sobre el impuesto a la riqueza, que aun debate el Congreso, Etchebarne advirtió que “incrementa un éxodo de capitales y capitalistas que redundará en menos empleos, menores salarios y mayor pobreza”.

Además del impuesto PAIS, la suba de Bienes Personales y el “aporte solidario”, el think-tank liberal destaca la suba de costos laborales; Ganancias a las sociedades (se suspendió la baja del 30% al 25%); suba de Impuesto al Cheque; retenciones a las exportaciones; ajuste por inflación (pasó de ser trimestral a ser semestral); percepción de ganancias a la compra de dólares y el polémico “impuesto al viento” en Chubut.

A partir de 2021 comenzarán a regir la suba de Impuestos Internos a electrónicos; Fondo de Incentivo Docente; suba del impuesto a las apuestas online; contribución sobre las primas de seguros automotores; contribución sobre las primas de seguros para el manejo del fuego e impuesto a los Sellos para tarjetas de crédito (CABA); suspensión a la exención de IIBB para Pases y Leliqs (CABA) y ajuste por inflación del ABL (CABA).

Diego Piccardo, economista en la Fundación Libertad y Progreso, opinó que “en una economía que ya venía de una crisis muy fuerte, lo que necesitan las empresas es que se le alivie la carga impositiva para que puedan dedicarse a lo importante: producir y generar empleo genuino. Con semejante peso sobre sus hombros, el Estado los empuja a la quiebra o a la informalidad”.

“La gran mayoría de los países del mundo aplicó una reducción de la carga impositiva para que las empresas puedan mantenerse a flote en este duro momento. Argentina merece y debe afrontar un plan sistematizado de reformas estructurales que la saquen de la decadencia y permita encaminarla a un sendero virtuoso”, completó el informe de los liberales.

Informe de think-tank liberal criticó la suba de la presión impositiva en Argentina