Acindar Pymes, la primera SGR en emitir un aval para crowdlending

2 de noviembre, 2020

Acindar Pymes, la primera SGR en emitir un aval para crowdlending

Esta tarde Acindar Pymes anunció que se convirtió en la primera Sociedad de Garantías Recíprocas (SGR) del país en garantizar un préstamo financiado colectivamente por personas físicas o jurídicas. La empresa avaló a la bodega mendocina Domaine Bousquet, quien accedió a financiamiento por $ 2.341.800 a través de la flamante plataforma Andescrowd, pagando una tasa anual del 3,5%.

Esta nueva modalidad, denominada “crowdlending”, permite a pequeños inversores apostar a un proyecto tangible, invirtiendo pequeñas cantidades de dinero, desde los $10.000. De esta manera se obtiene un retorno por la inversión, a la vez que se potencia el desarrollo de las pymes.

Este sistema abre un nuevo universo al financiamiento pyme. Las pequeñas empresas pueden contar ahora también con su comunidad, sus clientes, sus empleados y empresas que decidan creer en su proyecto, sumando otra alternativa al sistema financiero tradicional para acceder al crédito. Desde Acindar pymes sumamos una seguridad extra a este sistema virtuoso, de la mano de nuestros avales”, aseguró Pablo Pereyra, Gerente General de Acindar Pymes.

A diferencia del crowdfunding, en el caso del crowlending o sistema de préstamos colectivos los inversores no quedan atados al resultado del proyecto. Ellos financian directo a la empresa, sin intermediación, y con la modalidad de préstamos con un vencimiento y tasas específicas.

Este sistema disruptivo de acceso al crédito se apoya en una plataforma virtual con tecnología blockchain, que en este caso es Andescrowd. Los fondos son administrados por un fiduciario independiente con solvencia y habilitación, Mendoza Fiduciaria. Esta entidad monetiza el préstamo y se ocupa de cobrar las cuotas de Domaine Bousquet.

Acindar Pymes, SGR privada perteneciente al grupo ArcelorMittal, avalará la operación y blindará el cobro del préstamo, en caso de incumplimiento en las fechas acordadas. Así se vincula a inversores con empresas cuyos antecedentes crediticios y capacidad de repago son evaluados por la SGR, dando el marco jurídico y de funcionamiento adecuado para que los procesos de cobros y pagos sean seguros, transparentes y éticos.

Dejá un comentario