Alivio para el BCRA: el “déficit Ezeiza” está en cuarentena

13 de agosto, 2020

En junio pasado, las llegadas de turistas no residentes a la Argentina fue de…cero. La salida de residentes fue también cero. No hubo, por lo tanto, ni déficit ni superávit turístico. Así lo informó ayer el Indec en su tradicional Encuesta de Turismo Internacional (ETI). En los seis meses transcurridos del año, se calcularon 663.000 llegadas de turistas no residentes, un descenso interanual de 56,6%.

A la vez, en el primer semestre, las salidas totalizaron 792.800 turistas residentes y acumularon una caída interanual de 63%. El saldo de turistas internacionales en junio resultó nulo para toda la vía aérea internacional, obviamente.

Por su parte, el saldo de turistas en el período enero-junio para toda la vía aérea internacional fue negativo en 129.800.

Para julio y agosto se esperan cifras idénticas. ¿Cambiará a partir del 1° de septiembre? Eso no está claro aún. Días atrás, el ministro de Transporte, Mario Meoni, dio prácticamente por cerrada toda posibilidad de que los vuelos de cabotaje vuelvan a partir del 1º de septiembre, aunque no descartó que la fecha de inicio pueda ser “dentro de dos meses”, en la medida que se logre llegar a un protocolo único de seguimiento de pasajeros con todas las provincias.

“Los vuelos de cabotajevan a seguir estando restringidos, lamentablemente”, dijo Meoni, durante una videoconferencia organizada por la Fundación Mediterránea. “Hasta que no tengamos directrices del Ministerio de Salud y de cada uno de los gobernadores de las provincias para volver a tener esa conectividad, nosotrosvamos a mantener la mirada restrictiva”, señaló el funcionario y agregó: “Hasta que no exista una vacuna no vamos a poder volver a tener una normalidad plena en los vuelos como teníamos previo a la pandemia”.

El déficit turístico, estimado en US$ 5.000 millones en 2019, también entró en cuarentena. Una “buena” noticia para un BCRA que sigue perdiendo reservas.

Dejá un comentario