A Trump le quedan cuatro meses para revertir su situación

3 de julio, 2020

Dentro de exactamente cuatro meses, el 3 de noviembre, se harán las elecciones presidenciales de Estados Unidos en un contexto que nadie imaginaba a principios de año.

Según el promedio de encuestas nacionales del sitio Real Clear Politics, Joe Biden le lleva una ventaja de 9,3 puntos a Donald Trump. Y más importante aún, por tratarse de una elección indirecta, el candidato demócrata supera en intención de voto al Presidente en todos los estados que son considerados decisivos porque son aquellos en los que no hay un patrón de comportamiento estable y pueden cambiar sus preferencias de una elección a otra. En muchos de ellos, Trump se impuso por un ajustado margen a Hillary Clinton lo que le permitió tener una mayoría en el Colegio Electoral pese a haber obtenido menos votos a nivel nacional.

El dato que más le debe preocupar a Trump es que sólo el 41,5% de la población aprueba su gestión, porque cuando en una elección compite un presidente en ejercicio, la evaluación que se haga de su gobierno será el principal determinante del voto. No existen antecedentes de que un presidente haya podido revertir en cuatro meses una situación como la que enfrenta Trump en esta oportunidad. Sin embargo, los estrategas republicanos consideran que esta vez es distinto porque las identidades políticas son más fuertes que en el pasado y que hay un importante segmento del electorado que apoya Trump con fuerza e irá a votarlo masivamente, mientras que Biden no genera el mismo entusiasmo en la base demócrata.

Trump será cuestionado por su respuesta tardía frente a al coronavirus que inicialmente minimizó. A eso se suma una tasa de desempleo, que aunque es producto de una situación externa, duplica a la existente en 2016. Frente a esto, la estrategia de Trump se asienta en tres ejes: mostrarse como el Presidente de la ley el orden, que supo ponerle límites a China y dejar en claro que ya demostró que sabe lo que hay que hacer para expandir la economía y por eso nadie mejor que él para sacar al país de la crisis.

Falta pocos las elecciones, y en tiempos normales y con protagonistas convencionales, estaría todo definido. Pero en el marco de una situación sin precedentes y con Trump en carrera, nada puede descartarse. ´

Dejá un comentario