Lacalle Pou se unió a Apple y Google para eliminar el Covid-19 de Uruguay

12 de junio, 2020

El pequeño gran país de Uruguay está haciendo las cosas bien y controlando la pandemia. El viernes no hubo casos nuevos por segundo día consecutivo. Hasta ahora fueron solo 847 y apenas 23 personas fallecieron a causa del virus en Uruguay. El éxito del “modelo uruguayo” ha despertado el interés más allá de las fronteras.

Su presidente, Luis Lacalle Pou, va por más y quiere derrotar por completo la pandemia. Para eso, se unió con Apple y Google.

 

En su cuenta de Twitter, anunció que Uruguay va a implementar las llamadas “alertas de exposición” en la aplicación Coronavirus UY, tal como adelantó el ministro de Industria Omar Paganini.

El presidente oficializó el anuncio, agradeció la gestión de su ministro y también a las colosos de Silicon Valley.

“Agradecemos a Sundar Pichai, CEO de Google, por confiar en el talento de técnicos uruguayos involucrados en este proyecto”, sostuvo el flamante jefe de Estado, quien compartió una carta del CEO de Google dirigida a él.

En la misiva, Pichai destaca “el placer” que fue para Google trabajar con el Gobierno en la implementación de las alertas de exposición.

Además, el CEO de Google reconoció el trabajo de Paganini y el esfuerzo de su equipo para que esto se lleve a cabo.

Pichai señala que Uruguay será “el primer país en América Latina en lanzar una app que integre las alertas de exposición”, según consignó el portal Montevideo.

La iniciativa, que ha despertado cierta polémica por el uso de datos y la vulneración de la privacidad, tiene como objetivo el uso de la tecnología para hacer un mejor seguimiento de los casos del virus, y se propuso a cuatro países. Entre ellos, figuraba Uruguay.

¿Cómo funcionará? Según El Observador de Uruguay, la nueva versión alertará al usuario sobre un contacto con un Covid-19 confirmado. Para eso no requerirá acceder a la ubicación del teléfono, sino que se basa en un sistema en el intercambio de códigos a través de Bluetooth de baja intensidad. Esos números los producirá cada celular y variarán cada 15 minutos. Eso hará que el teléfono guarde dos listas: una de los códigos propios enviados a otros dispositivos y otra de los códigos de teléfonos de personas con las que se estuvo cerca (las cuales residirán en el smartphone unos 15 días). El intercambio de códigos se producirá cuando el contacto haya sido a menos de cinco metros de distancia, y se haya prolongado por más de cinco minutos.

Así el usuario nunca se enterará de dónde ni con quién fue el intercambio. Paganini explicó que las claves serán gestionadas por la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y Conocimiento (Agesic), y no por Apple y Google.

El sistema prevé tener tres advertencias para el usuario. La primera será cuando se ingrese en la aplicación. Allí recibirá una noticación en la que se le preguntará si quiere participar en este método de rastreo. Si dice que sí, empezará a intercambiar códigos numéricos con otros usuarios. La segunda advertencia es para quienes hayan dado positivo al test de diagnóstico de Covid-19. El usuario tiene la posibilidad de emitir esas claves a un servidor de gobierno, con lo que se podrá emitir esa alerta a los usuarios con los que estuvo en contacto en la última semana. La tercera opción le permite a los usuarios autorizar al Gobierno a conocer si recibió una noticación tras estar en contacto con un infectado. Esta información podría ser de mucho valor para los epidemiólogos para detectar vectores de contagio y aislarlos.

La app (será una actualización de una ya existente que bajaron 350.000 uruguayos) estará disponible desde el lunes y su descarga será voluntaria.

Dejá un comentario