Congreso: nuevo tributo y sesiones a distancia

15 de abril, 2020

Por Pablo Varela

 

Tal como informó El Economista, el Gobierno avanza sobre la creación de un nuevo tributo en tanto que los titulares de ambas cámaras en el Congreso, Cristina Kichner en el Senado y Sergio Massa en Diputados, trabajan en las modificaciones necesarias para que los legisladores puedan sesionar a distancia.

 

La directora de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort, presentó ayer una nota ante la Corte Suprema de Justicia para que se expida sobre la constitucionalidad (o no) de que los legisladores emitan sus votos sin estar presentes en los respectivos recintos, tal como lo indica el reglamento actualmente.

 

Fuentes del Frente de Todos aseguraron ayer ante este diario, que el documento presentado por Peñafort sería difundido una vez se efectuase la presentación, lo que se espera suceda hoy.

 

La línea que se bajó desde la jefatura de Gabinete (por expreso pedido del presidente Alberto Fernández) es que el nuevo tributo no alcance a los sectores medios altos. Si bien el detalle fino de la redacción del impuesto en el que trabaja el titular de la Comisión de Presupuesto en Diputados, Carlos Heller, se conocerán hacia el final de esta semana, algunas voces señalan que la línea de corte podría rondar los “US$ 10 millones”. “Vamos a intentar que sea un impuesto más financiero que patrimonial”, aseguraron voces del oficialismo, explicando que buscarán legislar de manera tal que las capas medias no sean afectadas. El Gobierno, busca evitar fricciones y disputas políticas innecesarias en medio de la pandemia.

 

En el espacio oficialista cuentan con estudios de opinión pública que avalan la iniciativa, y es por eso que buscarán darle un impulso al proyecto en los próximos días.

 

En la Cámara Baja, el oficialismo buscará la obtención de la media sanción con los votos en el interbloque de Consenso Federal, conducido por Eduardo Bucca, y en el interbloque presidido por el mendocino José Luis Ramón, Unidad Federal para el Desarrollo. En el Senado, el oficialismo tiene amplia mayoría y no tendría dificultades para darle sanción definitiva.

 

En principio los respectivos interbloques de Juntos por el Cambio, no acompañaría. Ayer, senadores de la bancada opositora señalaron que los empresarios “lejos de ser atacados, tienen que estar fortalecidos para realizar inversiones y contribuir a poner al país de pie nuevamente, luego de una crisis que ya existía y se terminó de profundizar por esta emergencia global”.

 

Fuentes de JxC de la Cámara Alta señalaron ante este diario que están trabajando en la elaboración de una agenda económica alternativa, que todavía no ha sido dada a conocer.

 

La Ley de Emergencia aprobada a fines del año pasado por el Congreso, habilita a que el nuevo tributo pueda ser aprobado con mayoría simple.

 

En el oficialismo creen que podrían llegar a recaudar cerca de US$ 2.500 millones, y el tributo será de carácter excepcional y por única vez.  Al mismo tiempo, los recursos eventualmente recaudados podrán ser únicamente volcados a la atención de la emergencia sanitaria o a la asistencia de programas anunciados en el contexto de la pandemia.

Dejá un comentario