Los inversores no reinvierten un solo dólar en deuda local

22 de octubre, 2019

precios 2001 peso dólar tasa sistema financiero

Por Luis Varela 

 

Con creciente inestabilidad regional, con máxima tensión en Chile (donde hubo once muertos, fuerte suba del dólar y caída del 4,4% en la Bolsa de Santiago), el mercado financiero argentino afrontó ayer otro día muy difícil, cuando faltan solo cuatro ruedas hasta las elecciones presidenciales.

 

Después del segundo debate presidencial, con condiciones más interesantes y una pulseada más equilibrada entre Alberto Fernández y Mauricio Macri, la tendencia del mercado local siguió en la misma dirección, con los inversores en fuga: saliendo de bonos argentinos, pasándose a dólares y sacando fondos del sistema, ya sea hacia el exterior, hacia cajas de seguridad o directamente hacia el colchón.

 

Y, por si quedaba alguna duda para los que leen mal los orígenes reales de esta crisis, ayer se completó el pago de renta de varios cupones de bonos argentinos, que hasta ahora, durante la Presidencia de Macri, venían consiguiendo una plena reinversión de todos los pagos. Pero ayer, a días de que se defina quién será el Presidente en el período 2019-2023, cada dólar que fue liberado fue sacado de las garras del Estado, es decir con reinversión cero.

 

El pago de renta de ayer fue de los bonos nacionales AA37 y AA25, también se pagaron los bonos de la provincia de Buenos Aires BP28 y de la provincia de Río Negro RNA21. Y para hoy se espera el pago de la renta de los bonos nacionales AA26 y AA46, y tampoco se espera que los inversores sigan confiando sus fondos en títulos argentinos.

 

Por estos pagos sin reinversión, más la cotidiana salida de dólares que están realizando las personas humanas que tienen permiso para comprar hasta US$ 10.000 por mes, ayer se produjo una fuertísima caída en las reservas del BCRA: la autoridad monetaria perdió en un solo día nada menos que US$ 563 millones.

 

Con esta nueva y durísima caída, ahora quedan en Reconquista 266 unos US$ 46.885 millones, por lo que desde que estalló la sorpresa de las PASO la entidad que dirige Guido Sandleris lleva perdidos en sólo setenta días la friolera de US$ 19.423 millones.

 

Todo el movimiento de los inversores se orientó hacia la misma dirección: comprar dólares, vender bonos, pero tratar un poco mejor a la Bolsa, ya que las acciones ayer volvieron a evitar la corriente notablemente vendedora que siguen sufriendo otra vez los títulos públicos, por lo que el riesgo país volvió a subir otras 73 unidades, hasta 2.130 puntos básicos.

 

En el exterior el dólar volvió a subir contra todas las monedas: trepó 2,4% en Chile en medio de muchísima tensión y ganó 0,5% en Brasil, 0,2% contra el euro, el yen y la libra, y 0,1% en México. Y también estuvo muy para arriba en Argentina.

 

El tipo de cambio minorista oficial subió ayer 26 centavos hasta $ 60,99, el blue saltó 1 peso hasta $ 66,25, con varios analistas advirtiendo que estará en la zona de los $ 100 a fin de año, si es que Alberto Fernández asume la Presidencia y toma las medidas que viene pregonando. Mientras que ayer hubo una suba de 16 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 58,51. Y el contado con liquidación, utilizado para fugar dólares del país, saltó 1,8% hasta $ 75,17. Con esto, se amplía la brecha cambiaria: ya es del 8,6% entre oficial y blue, y del 28,5% entre ccl y mayorista. Y, en paralelo con eso, medidos en pesos, la libra saltó 26 centavos hasta $ 75,72, el euro subió 6 centavos hasta $ 65,13 y el real bajó 2 centavos hasta $ 14,15.

 

En ese marco, el BCRA pagó la misma tasa de interés por las Leliq: 68,003% anual promedio, con máximo del 68,010%. Y, detrás de eso, hubo una leve suba para las tasas de los plazos fijos: pagaron 54% anual por plata chica y 56,5% por plata grande.

 

Pero probablemente lo peor del día estuvo en los bonos. El 80% de lo operado en títulos públicos se transó en tres papeles: AY24 59%, AY24X 16% y AA37 4%. Y, con buen volumen, hubo otro día con fuertes bajas para estos papeles. En los extremos se vieron subas del 3% al 7,5% para los bonos TVPYD, CUAP, PBF23, AM20C, PUM21 y NO20. Y caídas del 4% al 10% para los bonos AA37C, AA22, A2E2D, A2E7D, AC17D, AF20D, AC17 y TC23.

 

La dirección de las acciones fue diferente. Hubo subas del 0,2% al 1% en los índices de la Bolsa de Nueva York, con alza para Hewlett Packard y ADV Micro; y con baja para Boeing. Y si bien en medio del caos hubo una dura caída del 4,4% en la Bolsa de Chile, se anotó un alza del 1,2% en la de San Pablo y de 0,5% en la de México.

 

Y en el mercado local, con $ 1.288 millones operados, la Bolsa de Buenos Aires logró subir 1,8%, con el 80% de lo operado en acciones transado en siete papeles: Petrobras se llevó el 33% de los negocios totales, Galicia el 21% y Pampa E el 9%. En los extremos se vieron alzas del 3% al 8% para Rosenbusch, Longvie, Irsa, Loma Negra, Pampa E, Esmeralda y Domec. Con bajas del 3% al 5% para Patagonia, Ferrum, Juramento, Phoenix, Transener, Morixe, TGN, Capex, Camuzzi, Rigolleau y Cablevisión.

 

Al tiempo que entre los ADR argentinos que cotizan en Nueva York el panorama fue mixto, con subas del 1% al 2,7% para Galicia, Irsa I, Pampa E, Cresud, Telecom, Tenaris, YPF y Ternium; y bajas del 1,4% al 2% para Edenor, Irsa P y Globant.

 

Las commodities, por último, reflejan que la actividad económica mundial está pendiendo de un hilo. Hubo una baja del 1,4% para el petróleo, hasta US$ 52,97 por barril. Los metales preciosos estuvieron mixtos: la onza de plata subió 0,2%, pero hubo una baja del 0,4% para el oro. Los metales básicos también actuaron mixtos: el cobre subió 0,3%, con merma del 0,6% para el aluminio y baja del 0,8% para el níquel. En Chicago: la soja cedió 0,1%, el maíz achicó 1% y el trigo retrocedió 1,6%. En Rosario: suba del 1,8% para el trigo, alza del 0,7% para el maíz y baja del 0,4% para la soja. Y hubo un repunte del 3,5% para el bitcoin, con resultado mixto para el resto de las criptomonedas.

Dejá un comentario